• lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 18:49

 

 
 

POLÍTICA

Altos cargos de Chivite presentan un proyecto del Gobierno bajo el logo de Geroa Bai en Tudela

La cita tuvo lugar en la capital ribera con la presencia del vicepresidente Aierdi y el director general de Vivienda, Eneko Larrarte, exalcalde del municipio. 

Eneko Larrarte y el vicepresidente Aierdi, durante el acto celebrado en Tudela con el logotipo de Geroa Bai.
Eneko Larrarte y el vicepresidente Aierdi, durante el acto celebrado en Tudela con el logotipo de Geroa Bai. FOTO: TWITTER GEROA BAI TUDELA

Tres altos cargos del Gobierno de Navarra participaron este jueves en Tudela en la presentación de un proyecto urbanístico bajo el logotipo de Geroa Bai, uno de los partidos que integran el Ejecutivo de María Chivite. 

En concreto, en la cita celebrada en el Centro Cívico Lourdes de Tudela, estuvieron presentes el vicepresidente José Mª Aierdi (Geroa Bai), el director general de Vivienda, Eneko Larrarte (exalcalde de Tudela por I-E) y el gerente de la sociedad pública Nasuvinsa, Alberto Bayona. 

La convocatoria para explicar la nueva urbanización de la zona del horno de Coscolín y abierta a los ciudadanos no fue llevada a cabo por el Gobierno de Navarra, sino que directamente fue convocada por uno de los partidos en el Gobierno y se presentó la iniciativa y la inversión como si fuera algo propio de un partido político. 

En la presentación del proyecto los tres participantes intervinieron como representantes del Ejecutivo foral explicando un proyecto público, con gasto público, pero bajo el logotipo de un partido político.

Hay que recordar que hace sólo unos días, el Gobierno foral y el Ayuntamiento de la capital ribera firmaron el convenio que daba inicio a lo que será la reurbanización del ámbito del Horno de Coscolín, un proyecto que liderará la empresa público Nasuvinsa con una inversión de 8 millones de euros públicos, 400.000 de ellos puestos por el consistorio de Tudela. 

La expresidenta Uxue Barkos anunció en una entrevista reciente que el vicepresidente Aierdi del Gobierno de Navarra acudiría a Tudela a explicar el proyecto, pero nadie imaginaba que algo impulsado desde el Gobierno foral se iba a convertir en un acto de la coalición del PNV en Navarra. 

Ha sorprendido de manera especial en Tudela la presencia en ese mismo acto del anterior alcalde, Eneko Larrarte, que se dio de baja de I-E para poder entrar en el Gobierno nacionalista de Chivite y que parece ya integrado en las filas de Geroa Bai después de verle participar en este tipo de actos en su ciudad. 

La intervención urbanística en sí será una actuación importante para el Casco Antiguo de Tudela ya que  el proyecto contempla la recuperación de la plaza de Coscolín como espacio público, la reurbanización de toda la zona y la promoción de 24 viviendas de VPO, entre compraventa y alquiler, así como tres locales comerciales y dotacionales.

La firma del convenio se llevó a cabo tras su previa aprobación por el Consejo de Administración de Nasuvinsa y el pleno municipal del Ayuntamiento de Tudela, permite el inicio del proceso de expropiaciones, reparcelación y posterior licitación de las obras para que éstas puedan comenzar esta misma primavera.

De acuerdo con este convenio, el Gobierno de Navarra, a través de la sociedad pública Nasuvinsa, financiará con 6,9 millones de euros el proyecto y las edificaciones y con otros 750.000 euros la adquisición de suelo e inmuebles. Por su parte, el Consistorio tudelano asumirá el coste de urbanización de la plazuela de Coscolín, en torno a los 400.000 euros.

El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela suscribieron en 2017 un acuerdo de colaboración que incluía la intervención de este ansiado proyecto y la sociedad pública Nasuvinsa adjudicó en 2018 el proyecto arquitectónico de reurbanización y desarrollo de vivienda en el ámbito que rodea al antiguo Horno de Coscolín al estudio tudelano Blasco Esparza Arquitectos, que concurrió a un concurso de ideas con su proyecto denominado ‘Sopas de pan’, en alusión a la vertebración de la trama urbana que aporta.

El proyecto se centra en la reurbanización de esta zona y de la Plaza Vieja colindante y la creación de una nueva plazuela en torno al Horno de Coscolín con alrededor de 1.000 metros cuadrados de espacio público, que estará conectada con el resto del Casco Antiguo a través de cuatro pasajes peatonales.

El plan contempla la construcción de cuatro edificios alrededor de la plaza de Coscolín con un total de 24 viviendas –al 50% entre compraventa y alquiler público-, locales de uso comercial o dotacional en planta baja y un parking subterráneo de 22 plazas de garaje. Los bloques de viviendas albergarán apartamentos de una o dos habitaciones, idóneos para personas jóvenes, lo que contribuirá a dinamizar en entorno.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Altos cargos de Chivite presentan un proyecto del Gobierno bajo el logo de Geroa Bai en Tudela