PREMIUM  POLÍTICA

Esparza y Rivera sellan el acuerdo bajo el respeto al régimen foral y el objetivo de desalojar al nacionalismo

Los dirigentes de los dos partidos han firmado el pacto, del que nace la candidatura Navarra Suma, que aglutina a los dos partidos y en la que también está incluido el PP.

Javier Esparza y Albert Rivera cierran el pacto entre UPN y Ciudadanos para las próximas elecciones generales, autonómicas y municipales. IÑIGO ALZUGARAY
Javier Esparza y Albert Rivera cierran el pacto entre UPN y Ciudadanos para las próximas elecciones generales, autonómicas y municipales. IÑIGO ALZUGARAY  

Los líderes de UPN, Javier Esparza, y de Ciudadanos, Albert Rivera, han firmado esta tarde el acuerdo por el que ambos partidos han formado una coalición, llamada Navarra Suma, con la que participarán en las elecciones generales, autonómicas y locales. En esa alianza electoral también está incluido el PP, puesto que Esparza y el presidente popular, Pablo Casado, ratificaron la pasada semana un acuerdo por el que regionalistas y populares irán unidos a las urnas.

Según el documento que Rivera y Esparza han estado negociando las últimas semanas, el objetivo de Navarra Suma es reunir de manera íntegra los votos del centro derecho (a falta de saber si Vox participará también en los comicios de la Comunidad foral) para conseguir la confianza de los electores y ganar los comicios. De esta manera, la meta final es sacar al nacionalismo vasco de las instituciones forales.

Uno de los puntos fundamentales del pacto es el respeto al régimen foral de Navarra, tal y como viene definido en la Constitución, "expresión de los derechos históricos y constitucionales del antiguo Reino de Navarra", según viene expuesto en el acuerdo. En este sentido, ambos partidos se comprometen a "defender el marco constitucional como máxima expresión del deseo de convivencia, unión e igualdad de todos los españoles".

Este aspecto del estatus diferenciado de la Comunidad foral dentro de España se complementa con "el respeto al convenio económico como el instrumento adecuado para asegurar la libertad, la estabilidad, la cohesión y el desarrollo del pueblo navarro". Se subraya que "el convenio deberá acordarse siempre mediante una negociación basada en los principios de lealtad y transparencia, en la que siempre deberán estar presentes los principios de solidaridad e igualdad entre españoles".

Estos dos apartados eran los más importantes dentro de la naturaleza del pacto, puesto que Ciudadanos acepta, como ya venía indicando durante los últimos años, que Navarra conserve sus fueros, tal y como avala la Constitución; mientras que UPN se compromete a que el convenio económico sea claro y transparente, e incluya los niveles correspondientes de solidaridad de la Comunidad foral con el resto de regiones de España.

El pacto contiene a su vez el apoyo de ambas formaciones al Amejoramiento del Fuero y a que, si se produce una reforma de la Carta Magna, se promueva y vote a favor de la eliminación de la disposición transitoria cuarta, que establece el procedimiento por el que Navarra se podría incorporar al País Vasco.

"ACUERDO HISTÓRICO"

Por último, se da campo de acción a UPN para que, en todo aquello que afecte a la Comunidad foral en el Congreso y en el Senado, los regionalistas dispongan las posiciones políticas que salgan de sus órganos de decisión.

Tanto Rivera como Esparza han coincidido en calificar el acuerdo de "histórico". El líder de Ciudadanos ha destacado que "en un momento delicado para la historia de Navarra y España, dos partidos distintos, que compartimos el marco constitucional y que tenemos nuestra trayectoria política, hemos decidido darnos la mano por Navarra y por España".

Por su parte, Esparza ha afirmado que este acuerdo avanza en una "Navarra con un proyecto leal con España, con un régimen foral y un Convenio Económico que se ven fortalecidos, porque aglutinamos un partido más para defender nuestros derechos constitucionales desde la lealtad con España y siendo transparentes".

El documento del acuerdo también refleja el funcionamiento de los órganos de la coalición. La comisión de campaña la formarán tres representantes de UPN y otros tres de Ciudadanos, mientras que la gerencia de la campaña la liderarán los regionalistas, que deberán hacer hueco entre sus filas a un representante de Cs.

APOYO A RIVERA

Como ya se ha estado remarcando los últimos días, en el proceso de investidura de la presidencia del Gobierno de España, los diputados electos de Navarra Suma (en las elecciones anteriores, UPN logró dos escaños) darán su apoyo a Albert Rivera, siempre que el líder del partido naranja se presente. Así se salva el acuerdo previo de UPN con el PP, ya que, entre Rivera y Casado, solo uno de los dos se presentaría a la investidura, dependiendo de los resultados cosechados el 28 de abril.

Esos dos hipotéticos diputados de la coalición serán miembros de UPN, ya que el pacto establece que los regionalistas designarán los puestos 1, 2, 3 y 5 (y los suplentes 1 y 3), en tanto que Ciudadanos hará lo propio con el puesto número 4 y el suplente 2.

En cuanto al Senado, el primer puesto será escogido por Ciudadanos, mientras que los otros dos los designarán los regionalistas. En los comicios del 2015, la alianza entre UPN y PP deparó tres senadores: dos del PP y uno de UPN.

RESPALDO A ESPARZA

Para las elecciones forales, como es obvio, todos los parlamentarios de Navarra Suma salidos de las urnas apoyarán el proceso de investidura de Javier Esparza. De la formación naranja, el que hasta ahora era su candidato, Carlos Pérez-Nievas, ostentará el puesto número 3; el secretario de Comunicación, Alberto Bonilla, irá en un puesto entre el 10º y el 15º; Elena Llorente será la 19ª; y Alejandro García, el 24º. El resto de puestos los designarás UPN.

Para tratar de no perder su voz dentro de la coalición, Ciudadanos ha conseguido que los diputados de su partido se organicen como grupo parlamentario o agrupación, bien pasando al grupo mixto o comprometiéndose, si no resultara posible esa visualización con el actual reglamento, a modificarlo para que sí se hiciera finalmente efectiva.

En los comicios municipales, Navarra Suma será también la marca que aparecerá en las papeletas del 26 de mayo. En 12 localidades, Ciudadanos designará a una persona en un puesto de salida (el segundo, el tercero o el cuarto, según el municipio). Está lista de localidades la forman Pamplona, Tudela, Barañáin, Valle de Egües, Valle de Aranguren, Burlada, Zizur Mayor, Cendea de Cizur, Noáin, Berrioplano, Ansoáin y Olite.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esparza y Rivera sellan el acuerdo bajo el respeto al régimen foral y el objetivo de desalojar al nacionalismo