PREMIUM  PELOTA

Urrutikoetxea defiende la "txapela" ante la revelación guipuzcoana Irribarria

El frontón Bizkaia acogerá este domingo (18 horas) la primera final del Manomanísta sin navarros desde el siglo pasado.

Partido entre Olaizola II-Urrutikoetxea y Merino II y Altuna III disputado en el frontón Labrit (22-13)-14. IÑIGO ALZUGARAY
Partido entre Olaizola II-Urrutikoetxea y Merino II y Altuna III disputado en el frontón Labrit (22-13)-14. IÑIGO ALZUGARAY  

El vizcaíno Mikel Urrutikoetxea defenderá su 'txapela' de campeón del Manomanista en la final que le va a enfrentar el domingo en el frontón Bizkaia de Bilbao a Iker Irribarria, que a sus 19 años ha sido la gran sensación y la aparición más deslumbrante en la competición de los últimos años.

El zurdo de Arama ha llegado a la final tras apear a Iker Arretxe, Ion Jaunarena y a dos figuras de la talla de Aimar Olaizola y Oinatz Bengoetxea convirtiéndose en el primer pelotari que jugó el partido decisivo en el año de su debut desde que en 2004 lo lograra un icono actual como Juan Martínez de Irujo.

La demoledora pegada del delantero de la empresa Aspe ha sido el principal argumento de un pelotari que ha hecho ya historia al ser el finalista más joven de la competición, el primer guipuzcoano desde 1997, y que si gana lograría un nuevo récord de precocidad superando a Rubén Beloki, que en 1995 fue campeón con 20 años.

No lo tendrá fácil el jovencísimo Irribarria ya que se va a enfrentar al mejor pelotari de la última temporada. 'Urruti', con 27 años recién cumplidos, buscará su cuarto título consecutivo en una racha hasta ahora imparable que le ha llevado a ganar el Manomanista y el Cuatro y Medio de 2015 y el Parejas de 2016.

Con un juego muy sobrio y sin apenas puntos débiles, el delantero de Zaratamo ha escalado peldaños en el escalafón de la pelota de manera firme y sostenida para liderar el cambio de guardia que ya se vislumbra tras más de una década de dominio de Irujo y Olaizola II.

Desde 2003, salvo en la edición de 2008, la final del Manomanista había tenido como protagonista al menos a uno de estos dos colosos y desde 1977 siempre un pelotari navarro disputó la final, dos datos que parecen apuntar también a un giro en la tendencia de las últimas décadas.

Esta final ha venido precedido además por una polémica elección de material en la que Urrutikoetxea se quejó de dos de las pelotas que encontró en el cestaño propuesto por el seleccionador Kepa Peñagarikano al considerarlas "muy exageradas", un par de bolas que sin embargo tampoco fueron apartados por Irribarria

El vizcaíno se decantó finalmente por dos cueros de 104,9 y 106,4 gramos en principio con menos salida de frontis que los de 106,5 y 107,0 de Irribarria.

Este partido será el segundo de un festival que comenzará a las 17.00 horas con el choque de empresas entre Altuna III-Zabaleta y Artola-Albisu. Se espera una entrada cercana al lleno en las 3.000 localidades del frontón bilbaíno.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Urrutikoetxea defiende la "txapela" ante la revelación guipuzcoana Irribarria