PELOTA

La pelota femenina abre el fuego en los frontones con la semifinal de la Emakume Master Cup

Las parejas formadas por las hermanas Galeano y Iera Agirre-Maite Ruiz de Larramendi jugarán la final el domingo 28 en Irún.

La navarra y oberenista Maite Ruiz de Larramendi, a la derecha, celebra su victoria en Elgoibar. Cedida.
La navarra y oberenista Maite Ruiz de Larramendi, a la derecha, celebra su victoria en Elgoibar. Cedida.

La pelota a mano está de vuelta y, aunque se hubiera deseado un poco más de emoción en la segunda semifinal, todo ha salido según previsto en las semifinales de pelota goxoa del parejas de la Emakume Master Cup disputadas este domingo en el frontón de la Ikastola de Elgoibar.   

Se ha completado el límite de 163 espectadores, 60% del aforo, permitido por la ley y se ha vivido un buen ambiente en este festival del regreso. En las gradas se ha guardado la distancia de seguridad y ha habido un control en la entrada, con toma de temperatura corporal, lavado de manos con gel hidroalcohólico y todo el mundo ha entrado con la mascarilla puesta.

En el apartado deportivo, las hermanas Nagore y Leire Galeano (16-18 contra Ainhoa Ruiz de Infante y Amaia Jaka) y Iera Agirre-Maite Ruiz de Larramendi (3-18 contra Irantzu Etxebeste y Ane Urkizuri) ofrecerán el próximo domingo 28 de junio en el frontón Urantzu de Irun la final entre el futuro y el presente de la pelota a mano femenina.

Eso sí, para llegar hasta allí han tenido que jugar semifinales muy diferentes. En el primer partido del festival, las jóvenes hermanas de Antzuola han confirmado que son la revelación del campeonato. Comenzando desde lo más bajo de la escalera, las pelotaris de 15 y 13 años han ganado seis partidos y han llegado hasta lo más alto, a falta de la guinda.

Aunque su edad nos puede llevar a pensar en lo contrario, han demostrado que, además de un gran golpe y defensa, también saben gestionar los nervios. Y es que en un partido muy equilibrado con hasta siete empates, el último 15-15, han fallado mucho menos que Ainhoa Ruiz de Infante y Amaia Jaka y eso les ha dado, en gran parte, el pase a la final.

A pesar de sus 13 años, Leire Galeano ha demostrado un gran nivel, estirando bien la pelota con la izquierda y cometiendo pocos fallos. Los zagueros zurdos han sido excepción en la historia de la pelota a mano, pero este mito también ha caído en el campo femenino.

Muy distinto ha sido el partido entre Iera Agirre y Maite Ruiz de Larramendi contra Irantzu Etxebeste y Ane Urkizu (18-3). En este caso sí, la experiencia ha sido decisiva y mientras las vencedoras no han mostrado grietas, la de Bera y la de Berastegi han estado muy lejos de su nivel.

Urkizu ha mostrado un golpe fresco, incluso de zurda, pero le ha faltado algo de control en sus pelotazos y, perdiendo 10 pelotas, el partido se les ha puesto muy cuesta arriba. Iera Agirre, por su parte, ha acertado en sus ocasiones y la semifinal no ha tenido historia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La pelota femenina abre el fuego en los frontones con la semifinal de la Emakume Master Cup