PREMIUM  PELOTA

Los navarros Oinatz Bengoetxea y Julen Martija se quedan sin final en San Mateo, ante Altuna e Imaz

Altuna - Imaz 22
19 Bengoetxea - Martija

El delantero de Leitza ha estado a punto de darle la vuelta al marcador en los tantos finales.

Oinatz Bengoetxea devuelve una pelota con la mano derecha en el Labrit. IÑIGO ALZUGARAY
Oinatz Bengoetxea devuelve una pelota con la mano derecha en el Labrit. IÑIGO ALZUGARAY  

La pareja formada por los guipuzcoanos Altuna III e Imaz se ha clasificado este viernes para la final de la Feria de San Mateo de pelota tras superar por 22-19 a Bengoetxea y Martija en un gran partido.

Altuna III jugará así su cuarta final de la feria, de las cinco últimas, y tratará de desquitarse de la del año pasado, cuando tuvo que abandonar por una lesión de hombro. La final de este domingo 29 en el frontón Adarraga de Logroño la jugarán el navarro Olaizola y Rezusta frente a Altuna e Imaz.

Podrá optar a la "txapela" gracias al ejercicio de "constancia" que hizo esta tarde junto a su compañero, en un choque en el que su juego les permitió llegar al final, mientras Bengoetxea pagó caros sus errores en mitad del choque, cuando sus rivales pudieron lograr una ventaja que fue determinante.

Bengoetxea, el pelotari en activo que más veces ha ganado en San Mateo, empezó muy metido en el partido y se adelantó con rapidez (0-3). Pero fue solo un toque de atención para Altuna, que logró sosegar el juego y mandar en el partido, además de tomar una ventaja clara (8-4).

El partido era bueno por las ganas que ponían los cuatro, pero los nervios traicionaban a Bengoetxea en ocasiones, ante un Altuna III más sosegado, que sabía administrar la renta sin arriesgar más de lo necesario. Así, el marcador se mantuvo siempre con Altuna e Imaz, muy seguro, por delante (12-9; 13-10; 15-11; 16-12).

En esa dinámica llegó la recta final, en la que parecía que las cosas iban a seguir igual (18-13) y que Altuna volvería a jugar una final sin más historia (20-16). Pero no fue así. Bengoetxea se empeñó en que el partido cambiara y casi lo consigue. Arriesgó y metió el miedo en el cuerpo a sus rivales (20-19).

Jugaba, eso sí, muy forzado, y le pasó factura. Los guipuzcoanos no se vinieron abajo y fueron capaces de aguantar el tirón para ganar por 22-19 y poder jugarse el título ante Olaizola II y Rezusta. EFE.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los navarros Oinatz Bengoetxea y Julen Martija se quedan sin final en San Mateo, ante Altuna e Imaz