PELOTA

Martínez de Irujo y Rezusta están en el ojo del huracán

Sus rivales del sábado en el Labrit, Artola y Albisu, se juegan la clasificación para las semifinales en la última jornada de la liguilla.

Albisu, Artola, Irujo y Rezusta en el labrit. Foto web Aspe.
Albisu, Artola, Irujo y Rezusta en el labrit. Foto web Aspe.  

Martínez de Irujo y Rezusta están en el ojo del huracán, involuntariamente. Sus rivales Artola y Albisu se juegan todas sus aspiraciones a una carta. Tienen que ganar para poder clasificarse para semifinales. Si pierden ante Irujo y Rezusta tendrían que esperar a que pierdan Ezkurdia y Barriola o si no, que Bengoetxea VI y Untoria no pasen de los 15 tantos, según la web de la empresa Aspe.

Juan Martínez de Irujo ha sido muy claro en su intervención: "Nosotros afrontamos el partido como los últimos cinco. Es el último partido de la liguilla y empezamos otra nueva competición desde el día 12. Para nosotros es mejor terminar la liguilla con victoria que con derrota para no perder la confianza en los partidos de semifinales".

"Para Barriola y Ezkurdia da igual lo que hagamos nosotros. Ellos pasarán si ganan su partido. Aquí cada uno se clasifica por méritos propios y no por terceros. Artola y Albisu empezaron muy fuertes, ganando los cuatro primeros partidos y luego les ha costado encadenar otra racha positiva".

"Ahora están metidos en el campeonato y dependen de ellos mismos, incluso si pierden tienen opciones. De cara a semifinales son una pareja muy peligrosa y yo, personalmente, no quiero ni ver en semifinales. Albisu si está con golpe poco se puede hacer y Artola ha cogido desparpajo en este campeonato".

Martínez de Irujo y Rezusta han elegido tres pelotas del siguiente peso: 105.9, 106.8 y 106 gramos de peso. Por su parte, Artola y Albisu han elegido otras tres de 105.2, 104.2, y 106.3 gramos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Martínez de Irujo y Rezusta están en el ojo del huracán