REMONTE

El pamplonés Javier Urriza y Labaka se clasifican para jugar la final del Parejas el próximo 2 de enero

Se imponen por un apretado 40-36 a la pareja formada por Segurola y Barrenetxea en el frontón Galarreta de Hernani.

El pamplonés Javier Urriza remonta la pelota con gesto de rabia. Maialen Andrés.
El pamplonés Javier Urriza remonta la pelota con gesto de rabia. Maialen Andrés.

La final del Torneo de Parejas se disputará el próximo sábado 2 de enero en el frontón Galarreta de Hernai y la disputarán Ansa II y Aizpuru III contra Urriza y Labaka. Las dos mejores parejas de la liguilla también se impusieron en la semifinal. Ansa II y Aizpuru III ganaron a Juanenea y Larrañaga en la primera semifinal por 40-33 y Urriza y Labaka hicieron lo mismo en la segunda por 40-36.

Por lo tanto, las dos parejas que jugaron de colorados llegan a la gran final con todo merecimiento y demostrando que han sido los mejores del campeonato hasta la fecha. Ahora solo queda saber quien de los dos dúos se calará las txapelas de campeón del 50 Campeonato de Parejas de Remonte.

Ansa II y Aizpuru III llegaban a la semifinal imbatidos con cuatro victorias en tantos otros partidos. Eso les daba confianza, pero también les presionaba a la hora de afrontar el duelo contra Juanenea y Larrañaga. Esta vez tampoco fallaron y con una nueva victoria, cinco de cinco, llegar a la final invictos y sin conocer la derrota.

La semifinal fue dura y trabajada para los colorados. Ganaron 40-33, pero les costó, sobre todo al inicio del choque. Juanenea salió fuerte y llevó el peso del partido en los primeros tantos. Ese gran trabajo del delantero azul les daba ventajas de uno y dos tantos como en el 14-16. Larrañaga empezó incómodo con la cesta, mientras Ansa y Aizpuru no despegaban. 

A partir de ahí, Aizpuru III tomó el mando de las operaciones y del 14-16 se pasó a un 24-18 clave. Los parciales colorados  fueron de 10-2 y 7-0 para ponerse 24-18 por delante. Ansa estaba jugando sin sobresalir ni en lo positivo, ni en lo negativo, mientras los zagueros se convertían en protagonistas y Juanenea perdía el protagonismo del inicio. 

Los colorados mantuvieron las ventajas a pesar de una pequeña reacción azul, que les puso a dos tantos, 32-30. En la última decena, un Aizpuru de nuevo sobresaliente marcaba las diferencias y los colorados volvieron a marcharse en el marcador para sellar el 40-33 definitivo.

Aizpuru con nueve tantos en el saque y siete en el peloteo fue el más destacado. Juanenea hizo diez de sus 14 tantos cuando los azules había hecho 15 tantos. Ansa acabó con 19 tantos por cinco fallos, mientras Larrañaga, de menos a más, acabó con seis tantos en el peloteo y seis faltas.

Más peloteado y más duro que el primero fue la segunda semifinal. Si el primer partido duró una hora y siete minutos, el segundo se alargó a la hora y cuarto. Esa dureza hizo que Urriza llegara más fresco que Barrenetxea IV y con 12 de los últimos 14 tantos de la pareja colorada cerró el partido 40-36. Y eso que perdían 34-35, pero un pelotazo de Urriza, que ponía el empate a 35 y varios buenos saques de Labaka supusieron un parcial de 5-0 decisivo. 

La semifinal tuvo máxima igualdad. Hubo en total hasta 16 empates y nadie logró nunca romper el partido. Es verdad que los azules llevaron algo más la iniciativa, apoyados en un incisivo Segurola, pero la máxima no pasó de cinco tantos en el 21-26. Barrenetxea realmente nunca estuvo cómodo y no dominó en el peloteo.

Segurola fue el mejor de la pareja e incluso jugó de tú a tú a Urriza. Un Urriza que termina mejor los partidos y más con los marcadores igualados. Comenzó frío, pero terminó como un ciclón. Menos mal que en la primera parte del partido Labaka sujetó bien el partido y tuvo pelotazos brillantes. 

Los tantos eran muy peloteados y caían de un lado y otro. Con el saque nadie hacía daño y los colorados tenían que defender más. Esa dureza hizo más mella en Barrenetxea, que terminó sin poder terminar tantos y sin pasar a un Urriza que terminaba todos los tantos a partir del empate a 26. Realizó 21 tantos y tres fallos y de esos tantos 12 fueron al final. Segurola estuvo muy bien con 20 tantos y 4 fallos. Atrás Labaka hizo seis tantos y tres tantos de saque por siete y cuatro de Barrenetxea. Eso sí, el colorado cometió menos fallos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El pamplonés Javier Urriza y Labaka se clasifican para jugar la final del Parejas el próximo 2 de enero