• domingo, 25 de julio de 2021
  • Actualizado 12:51

 

 
 

PAMPLONA

Una vivienda municipal en Pamplona servirá de hogar para 6 personas con discapacidad

El Ayuntamiento de Pamplona y la Consejería de Derechos Sociales han firmado un convenio para que la vivienda sirva de hogar para seis personas con discapacidad intelectual.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, tras firmar el convenio. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, tras firmar el convenio. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, han firmado este lunes 21 de junio un convenio de colaboración por el que una vivienda de propiedad municipal, situada en el paseo de Sarasate, se convertirá en el hogar de seis personas con discapacidad intelectual con edades comprendidas entre los 23 y 39 años. En la reunión también han participado la concejala delegada de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, María Caballero; la directora gerente de ANADP, Inés Francés, y la presidenta de Plena Inclusión, Margarita Aguinaga.

Se trata de un proyecto piloto que permitirá a personas con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo en situación de dependencia severa y gran dependencia residir en un piso integrado dentro de la comunidad y desarrollar un proyecto de vida independiente, con los apoyos necesarios. Así se permite respetar su libertad de elección con la creación de viviendas comunitarias para un grupo reducido de residentes que ofrece mayor idoneidad en la atención personalizada y en el respeto a su proyecto vital.

Hasta ahora se entendía que las personas con más necesidades de apoyo, derivadas de la conducta, no podían vivir en viviendas comunitarias, sino en residencias, pero la experiencia ha revelado que, con los apoyos necesarios, las personas pueden acceder al derecho de una vida en comunidad y no segregada.

El convenio incluye la firma de un contrato de arrendamiento para cuatro años de la vivienda comunitaria que tiene 306,50 m2. La vivienda acogerá a seis personas de manera permanente y permitirá que dos más puedan realizar estancias temporales. Cada persona dispondrá de su propia habitación. Estarán atendidas por un equipo constituido por personal cuidador, profesionales de psicología y de limpieza y cocina. A pesar de estos apoyos, en la medida de sus posibilidades, colaborarán en las tareas que implica la convivencia y desarrollarán distintas actividades fuera de la vivienda como la asistencia a un centro de día o centro ocupacional.

ALTERNATIVA A LOS CENTROS RESIDENCIALES 

De esta manera, el Departamento de Derechos Sociales y el Ayuntamiento de Pamplona apuestan por ofrecer una alternativa a la vida en los centros residenciales y que las personas vivan en un hogar, integrado en una comunidad de vecinos, y haciendo uso de los recursos comunitarios al alcance de toda la ciudadanía.

La atención residencial es un servicio garantizado por la cartera de Servicios Sociales. En ese sentido, el Plan de Discapacidad de Navarra, aprobado para el periodo 2019 – 2025, establece como línea prioritaria el impulso de un nuevo modelo de recursos de vivienda y atención residencial.

La gestión de la vivienda se realizará mediante la fórmula de concierto social y se espera que esté lista para acoger a sus nuevos moradores el próximo otoño. Las seis personas y sus familias conocen el proyecto y han mostrado su ilusión por ir a la vivienda comunitaria. Cinco llegarán desde sus casas y una desde un centro residencial. El Departamento de Derechos Sociales está preparando otra experiencia piloto similar en Tudela, con cinco plazas permanentes y una para estancias temporales de respiro.

Entre los objetivos de esta iniciativa innovadora impulsada por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra se encuentran que las personas con discapacidad intelectual no vean restringidas sus posibilidades de vida cuando llegan a la edad adulta. Supone una oportunidad para aumentar su calidad de vida con un mejor bienestar físico, material y emocional y un desarrollo personal que incluye mayor autodeterminación, relaciones interpersonales más cercanas y la inclusión en la comunidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una vivienda municipal en Pamplona servirá de hogar para 6 personas con discapacidad