PAMPLONA

Las nuevas restricciones en el transporte público de Pamplona: recorremos la ciudad montados en sus villavesas

En Merindades han circulado como de costumbre y sin superar el número máximo de personas permitido.

Las nuevas medidas por la segunda ola del coronavirus afectan al uso del transporte publico en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS
Las nuevas medidas por la segunda ola del coronavirus afectan al uso del transporte publico en la Comunidad Foral. MIGUEL OSÉS

Con la entrada en vigor de la Orden Foral que establece nuevas restricciones para Navarra, desde esta mañana de jueves la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha reforzado sus servicios con el fin de garantizar en hora punta el cumplimiento de las medidas que establecen un aforo máximo del 50% en las villavesas y la obligatoriedad de llevar la mitad de las ventanillas abiertas para favorecer la circulación del aire.

A las 8 de la mañana, la actividad en el centro de la capital ha sido la habitual. En Merindades las villavesas han circulado como de costumbre y sin superar en ningún momento el número máximo de personas permitido.

Durante media hora, han atravesado el centro de Pamplona un total de 7 villavesas de refuerzo de la línea 4, con origen en Huarte, Burlada y Villava.

A pesar de que en una de las villavesas de la línea 4 dirección Villava viajaban 55 personas, se trataba de un autobús articulado cuya capacidad máxima es de 62 a 71 plazas. Lo mismo ocurría en la línea 12 en la que viajaban 30 personas, muchas de ellas de pie, pero sin llegar al máximo aforo permitido (en los de 12 metros de 38 a 43 personas y en los rígidos de 10 metros de 35 plazas totales).

Asimismo, en las líneas 5 dirección Universidad de Navarra, 23 Itaroa, 18 Zizur Mayor y 15 dirección Paseo de Sarasate se ha cumplido con todas las normas. En la mayoría de los casos, además, la totalidad de las ventanillas estaban abiertas y los dispensadores de gel hidroalcohólico funcionaban correctamente. En la línea 4 dirección Huarte el dispensador no disponía de gel.

Por su parte, la línea 1 dirección Universidad Pública sí que ha superado su aforo. A las 7.30 de la mañana todos los asientos de la villavesa iban ocupados y más de 20 personas de pie.

No obstante, la MCP apunta que, según el texto, cuando se encuentre en servicio toda la flota disponible, se continuará permitiendo la entrada de las personas viajeras aun habiéndose alcanzado el aforo máximo, salvo en los momentos de gran concentración de personas en el interior del autobús.

Recordamos que, respecto al servicio nocturno, aunque en la Orden Foral no se hace referencia a él, la Mancomunidad ha adoptado la decisión de adelantar la hora de finalización del servicio de los viernes, sábados y vísperas de festivo a las 00 horas, en vez de a las 2 de la madrugada como se venía haciendo hasta ahora.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las nuevas restricciones en el transporte público de Pamplona: recorremos la ciudad montados en sus villavesas