• miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 20:25
 
 

PAMPLONA

Vecinos de la Rochapea denuncian discriminación a la hora de organizar fiestas populares

El Ayuntamiento cambió el emplazamiento de los lugares que utilizaban para diferentes eventos.

Paella gigante en el Día del Deporte en 2015. Foto web Universidad Navarra.
Jóvenes participan de una paella gigante popular. ARCHIVO

Los presidentes de la Peña Rochapea, las Piscinas UDC Rochapea y la Asociación de Comercio y Hostelería del barrio han trasladado su "enorme malestar e incredulidad" ante las decisiones que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Pamplona ha tomado de impedir el uso del espacio público durante los últimos meses para diferentes fiestas populares, como venía usándose en años anteriores.

Al mismo tiempo, le acusan de discriminación comparativa respecto de otras entidades y asociaciones de la ciudad, a las que. según denuncian, sí les han dejado organizar diferentes eventos. Según dicen, se trata de actividades ya emblemáticas por su tradición y acogida en el barrio.

A la peña sanferminera Rochapea -dicen- se les negó el espacio que se venía usando para la instalación de los hinchables para los pequeños y trasladándolos a 200 metros de su sede, sin un sitio donde resguardarse del intenso calor y totalmente alejado de su propia fiesta.

A las piscinas UDC Rochapea, tras 50 años realizando el concurso de paellas, el equipo de gobierno del Ayuntamiento no dio permiso para realizar la actividad donde se lleva haciendo décadas, "atentando contra la propia identidad de nuestro barrio y ciudad, pues hay una calle llamada Ciudad de Sueca que tiene ese nombre en honor a esta celebración".

Y por último a la Asociación de Comercio y Hostelería del barrio, cumpliendo 20 años de su paellada popular, no se les concedió el permiso para realizarla en la ubicación habitual, trasladándola a una plaza cercana "sin motivo ni justificación de ningún tipo".

Las tres entidades sostienen que "el modelo de ciudad que busca este ayuntamiento está cada vez más orientado al turismo, haciendo de nuestro Casco Viejo un empedrado donde prima el turista, y se olvida del vecino y vecina, masificado de actos y celebraciones, mientras, por el contrario, los barrios nos convertimos en meros aparcamientos, buscando la rentabilidad de éstos, en zonas azules, naranjas y un sin fin de colores, pero todos ellos tristes, como de un barrio sin vida ni alegría".

Y critican que "mientras, de forma injusta, vemos como a otras celebraciones en otros barrios sí se les permite el corte de calles", mencionando expresamente la festividad de Santiago en el Lar Gallego, con la calle San Fermín cortada.

"El Barrio de La Rotxa es un barrio que priman las actividades y sus asociaciones. Sólo pedimos que se nos deje hacer, celebrar y organizar para lograr nuestro objetivo, un barrio vivo, dinámico y poder utilizar la calle, que también es nuestra, para hacer lo que siempre ha sido, es, y aunque les pese, será", aseguran.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vecinos de la Rochapea denuncian discriminación a la hora de organizar fiestas populares