PAMPLONA

El uso de las villavesas repunta en Pamplona: conoce cuáles fueron en 2016 las líneas más usadas por los ciudadanos

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha hecho balance y certifica la tendencia creciente de los dos últimos años consecutivos.

villavesa
villavesa  

El Transporte Urbano Comarcal registró el año pasado 35.529.448 viajes, según el balance provisional de dicho servicio, lo que supuso un incremento del 4,31% respecto a 2015.

Se trata por tanto del segundo año consecutivo de crecimiento tras la tendencia decreciente registrada entre los años 2009 y 2014.

Por otra parte, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2016 un total de 142.296 toneladas de residuos, lo que supuso un aumento del 1,18% respecto a las 140.628 toneladas recogidas durante el año anterior.

Este ligero incremento confirma el cambio de tendencia experimentado en 2014 y mantenido en 2015 tras los descensos sucesivos registrados desde 2009. Finalmente, la producción de agua fue de 30.236.789 metros cúbicos (956 l/s), una cifra muy similar a la de 2015 (sólo un 0,01% menos).

EL TUC EXPERIMENTA UN INCREMENTO DE CASI UN MILLÓN Y MEDIO DE VIAJES

En lo relativo al Transporte Urbano Comarcal, y según los datos provisionales pendientes de verificación, durante 2016 se alcanzaron 35.529.448 viajes, lo que significa un incremento de 1.468.865 respecto al año anterior (un 4,31% más).

Como se ha apuntado, este es el segundo año consecutivo de crecimiento tras la tendencia decreciente registrada entre los años 2009 y 2014.

En 2016 las líneas más utilizadas volvieron a ser la línea 4 (Barañáin - Villava) con 7.666.499 viajes y la línea 7 (Villava – Chantrea - Barañáin) con 3.358.618.

También la línea 4 fue la que experimentó el mayor crecimiento en el número de viajes respecto al año anterior con una subida de 184.568, lo que supuso un incremento del 2,47%.

Asimismo registraron una importante subida la línea 7 (Villava – Chantrea – Barañáin) que sumó 173.662 viajes más, lo que supuso un incremento del 5,45% y la línea 16 (Aizoáin – Noáin – Beriáin) con 171.601 viajes más y un incremento del 6,69%.

El mayor descenso entre las líneas diurnas corresponde a la línea 22 (Yanguas y Miranda - Berriosuso), con un 34,36% de bajada (36.637 viajes menos).

El motivo es que dicha línea dejó de operar el 5 de septiembre del año pasado y su servicio fue asumido por la línea 16 (Aizoáin – Noáin – Beriáin), algo que ya ocurría durante los fines de semana y en verano.

Entre las líneas nocturnas la más utilizada fue un año más la N7 (Paseo de Sarasate - San Jorge - Chantrea) con 182.926 viajes y el mayor incremento porcentual lo experimentó la línea N9 (Paseo de Sarasate - Orkoien) con un aumento del 34,58%.

El único descenso de las líneas nocturnas lo experimento la N8 (Bajada de Labrit - Mutilva) con una bajada del 3,84%. Porcentualmente, el transporte diurno sufrió un aumento en el número de viajes del 4,29% mientras que el incremento del nocturno fue del 5,23%.

Desde junio de 2015 el Transporte Urbano Comarcal cuenta con el Abono 30 DÍAS que permite realizar a un precio fijo tantos viajes como se deseen, cualquier día y a cualquier hora, durante un plazo de 30 días.

Hay tres tipos de abonos temporales: el general, el destinado a menores de 26 años y el dirigido a familias numerosas. Durante 2016 se recargaron 78.036 abonos 30 días del Transporte Urbano. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El uso de las villavesas repunta en Pamplona: conoce cuáles fueron en 2016 las líneas más usadas por los ciudadanos