• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 15:35

 

 
 

PAMPLONA

Asirón considera "cuestión de responsabilidad" ceder un nuevo emplazamiento a los okupas de Rozalejo

UPN y PSN se han opuesto a que Bildu ceda el local municipal de Oscus a los okupas y lo tachan de "amiguismo" y "agravio comparativo" con el resto de la sociedad.

Estado de la Plaza de Navarreria y del Gaztetxe Maravillas tras la vuelta de la entrada de los 'okupas'. MIGUEL OSÉS_4
Estado de la Plaza de Navarreria y del Gaztetxe Maravillas tras la vuelta de la entrada de los 'okupas'. MIGUEL OSÉS

UPN y PSN se han opuesto tajantemente a la idea del alcalde Joseba Asirón y su grupo municipal de EH Bildu para ceder el local público de Oscus a los okupas que mantienen tomado el Palacio del Marqués de Rozalejo.

Tras la fuerte oposición y las críticas generadas, el alcalde de Pamplona asegura este viernes que la decisión no es firme, pero ha confirmado los contactos para buscar un nuevo emplazamiento al grupo de radicales que ocupan el edificio gubernamental. De hecho, Asirón ha llegado a asegurar que la negociación con los okupas "debería hacerse desde todos los partidos porque es una cuestión de responsabilidad".

Desde UPN, Enrique Maya, ha afirmado este viernes que "de confirmarse la cesión del Oscus, ubicado en la calle Navarrería, sería otro regalo del alcalde, Joseba Asirón, a los okupas de Rozalejo pagado por todos los pamploneses con sus impuestos".

Enrique Maya ha afirmado en una rueda de prensa que el hecho de que EH Bildu y Geroa Bai "no desmintiesen la noticia" en el pleno municipal del jueves y rechazasen aprobar la urgencia de una declaración presentada por UPN y PSN al respecto, hace pensar que es "cierto" que esa cesión se va a producir.

UPN: "OTRA MUESTRA DE SECTARISMO Y AMIGUISMO"

El portavoz regionalista ha afirmado que "no se puede permitir que se den premios a nadie por incumplir la ley, por ocupar ilegalmente un edificio público y por desarrollar durante más de un año una actividad hostelera ilegal e incontrolada". "Lo que deberían de hacer las administraciones es impedir, perseguir y castigar los delitos, no recompensarlos como parece que hacen algunos en esta tierra. Es el mundo al revés", ha subrayado.

Para Maya, "estamos ante otra muestra de sectarismo y amiguismo por parte de Bildu con la complicidad necesaria de Geroa Bai que, en esta ocasión, además, le quita un problema a Barkos al liberar el Palacio del Marqués de Rozalejo, propiedad del Gobierno de Navarra, a cambio de pasarle el marrón al Ayuntamiento".

El portavoz de UPN ha señalado que "Asirón hizo lo mismo al regalar el Chalé de Caparroso a los okupas de calle Compañía con aquella famosa frase de Joxe Abaurrea (Bildu) de que había que 'vestir el expediente".

En el mismo sentido ha afirmado que "aquel experimento, además de un fraude, fue un absoluto fracaso, porque como tuvimos que demostrar los grupos de la oposición, los okupas se saltaron completamente el convenio que habían firmado con el Ayuntamiento".

UPN IMPULSARÁ "TODAS LAS INICIATIVAS POSIBLES" CONTRA LA CESIÓN

Ante esta situación, Enrique Maya ha explicado que "el grupo municipal de UPN llevará a cabo todas las iniciativas posibles para impedir que el patrimonio de todos los pamploneses se regale a los amigos del alcalde, algo que además paraliza futuras actuaciones en una zona necesitada de espacios públicos, como el Casco Antiguo".

En este sentido, ha recordado que en junio de 2017 su equipo ya presentó una declaración en la Comisión de Urbanismo instando a dar los pasos necesarios para crear una gran plaza interior en la zona de que hoy ocupa el Oscus, delimitada por la antigua fábrica de chocolates Mayo, el convento de las Carmelitas Descalzas y las calles Navarrería, Carmen y Redín.

El regionalista ha señalado de que "el Ayuntamiento lleva muchos años avanzando" en el proyecto para la plaza, "comprando edificios que hoy ocupan parte del espacio de lo que en el futuro debe ser esa plaza y ha pagado también un proyecto que está incluido como zona de intervención preferente en el PEPRI del Casco Antiguo". 

El alcalde ha indicado que el edificio de Oscus "está fuera de ordenación, hay que derribarlo, por lo tanto, en ningún caso podría ser una cesión definitiva ni por muchos años, y debería cumplir con toda la normativa técnica y con medidas de seguridad, y además desde el punto de vista urbanístico, en un edificio fuera de ordenación las obras y los usos están especialmente limitados".

"Si finalmente dan el paso de la cesión, esto va a tener muchísimas lagunas que vamos a explorar hasta el final, porque no nos vamos a quedar quietos ni un minuto", ha asegurado.

PSN: "SERÍA UN ESCÁNDALO VERGONZOSO"

Por su parte,el grupo municipal del PSN se ha mostrado contrario a que Asirón "premie a los okupas abertzales" con el uso de Oscus: "Sería un escándalo vergonzoso que el Ayuntamiento y el alcalde Asirón premiaran a sus colegas políticos con la cesión de otro inmueble público que pertenece al patrimonio común de una ciudadanía pamplonesa que, a diferencia de estos okupas abertzales, observa las normas y paga sus impuestos".

Los socialistas aseguran que a pesar de las denuncias planteadas por la oposición, el Palacio Marqués de Rozalejo sigue ocupado ilegalmente y en su interior se llevan a cabo "actuaciones, obras y acciones ilegales, lucrativas, partidistas y excluyentes, con exhibición de todo tipo de cartelería, pancartas y charlas en apoyo a los presos de ETA y a las consignas partidistas del grupo municipal del alcalde".

En un comunicado la portavoz socialista Maite Esporrín pone el énfasis en la "connivencia política de Asirón" con los okupas y denuncia un "claro agravio comparativo con el resto de la juventud y de la ciudadanía pamplonesa que debe observar las normas administrativas y las oportunas cargas económicas".

Por ello, el PSN considera "inaceptable" la actitud del alcalde Asirón y presentará una declaración con carácter urgente el próximo lunes en la Comisión de Presidencia y Cuentas reiterando su rechazo a la actual ocupación ilegal del Palacio Marqués de Rozalejo, su oposición a la posible cesión a los okupas del local municipal de Oscus  e instando a EH Bildu y al resto de grupos políticos a que "si quieren tener una sede para las actividades políticas de sus jóvenes la paguen de su bolsillo".

ASIRÓN: "ES UNA CUESTIÓN DE RESPONSABILIDAD"

Tras la publicación de la intención de cesión que maneja Bildu, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha afirmado este viernes que no hay nada concreto en cuanto a la posible cesión del edificio del Oscus.

Preguntado por los periodistas, Asirón ha negado que haya mantenido contactos con los okupas del Palacio Marqués de Rozalejo, ni que haya llegado a algún tipo de acuerdo con ellos. No obstante, ha esperado que desde los partidos políticos se estén haciendo "este tipo de sondeos y de valoraciones". "En algún caso me consta y pienso que debería hacerse desde todos los partidos porque es una cuestión de responsabilidad", ha subrayado.

Asirón ha señalado que sí se ha reunido con los representantes y asociaciones del barrio con los que "hemos hablado del propio Palacio de Rozalejo, de las virtudes y problemas que tiene el edificio; y luego además estuvieron encima de la mesa Oscús, Redín y Cruzat, etc", si bien "no estamos en ese nivel de concreción", ha precisado.

El alcalde ha considerado que "tiene que haber espacios de autogestión en cada uno de los barrios de Pamplona" en unas dotaciones que "tengan garantías y unas condiciones de seguridad, salubridad, etc...". Igualmente, el primer edil de EH Bildu ha asegurado que "tienen que ser las asociaciones del barrio y el propio barrio de quien tengan que salir las posibles vías de solución".

"Tiene que haber espacios autogestionados para la juventud", ha reiterado Asirón, que ha destacado otras cesiones a colectivos vinculados con la izquierda abertzale como el edificio Antzara en Mendillorri, o los planes para el edificio Salesiana en la Chantrea.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón considera "cuestión de responsabilidad" ceder un nuevo emplazamiento a los okupas de Rozalejo