PREMIUM  PAMPLONA

Asirón desempata la votación del Ayuntamiento y prosigue con el concurso que podría derribar los Caídos

UPN ha denunciado que el alcalde de Pamplona no busque el consenso en una decisión de tanto calado para la capital navarra.

Los concejales del Ayuntamiento de Pamplona visitan el edificio de Los Caídos con la presencia del alcalde, Joseba Asirón. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY
Los concejales del Ayuntamiento de Pamplona visitan el edificio de Los Caídos con la presencia del alcalde, Joseba Asirón. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY  

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha votado este miércoles en contra de las bases del concurso de ideas de transformación del ‘Monumento a los caídos’ “porque no se excluye su derribo” y ha lamentado que “el futuro del edificio se haya decidido en medio de una división absoluta de la Corporación municipal y por el voto de calidad del alcalde”.

La propuesta ha contado con 5 votos a favor (EH Bildu, Geroa Bai y PSN), 5 en contra (UPN e Izquierda-Ezkerra) y una abstención (Aranzadi). El voto de calidad del alcalde, como presidente de la Gerencia de Urbanismo, ha decidido la votación para convocar este concurso que podría desembocar en el derribo del monumento.

El concurso deja absoluta libertad a quienes se presenten para mantener, transformar, eliminar o sustituir el actual edificio, en todos los casos, dotándolo de "nuevos significados cívicos compatibles con la memoria democrática", según precisa el Consistorio.

El entorno del Monumento a los Caídos lo conforman el propio edificio, la plaza de la Libertad, el parque de Serapio Esparza (en la parte trasera del monumento) y las calles adyacentes. Se debe mantener el aparcamiento subterráneo bajo la plaza y sus accesos, así como la estructura viaria, especialmente las calles Iturralde y Suit y Aoiz.

El proceso, tras dos sesiones de debate en el seno de la Gerencia de Urbanismo, queda articulado en dos fases. En una primera fase, abierta y anónima, se ha decidido que el jurado seleccione entre cinco y siete propuestas entre aquellas que se presenten. Esas ideas serán objeto de exposición pública y de presentación ante la ciudadanía, que podrá realizar sus aportaciones y sugerencias dentro de un proceso de participación. El jurado podrá también hacer recomendaciones.

En la segunda fase, las cinco o siete propuestas seleccionadas analizarán e incorporarán en su caso esas sugerencias del proceso de participación y del jurado y presentarán de nuevo ya un anteproyecto de desarrollo de la zona. Las propuestas seleccionadas recibirán una compensación económica de 25.000 euros cada una con el fin de potenciar el trabajo en ellas.

UPN: "ASIRÓN NO BUSCA EL MÍNIMO CONSENSO"

Los regionalistas han criticado que “un expediente de esta trascendencia se haya llevado adelante sin buscar el más mínimo consenso e imponiendo la capacidad de desempate del alcalde en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo de Pamplona”.

En este sentido han denunciado que “resulta más que evidente que Asirón está únicamente interesado en obtener rédito político de esta operación buscando el enfrentamiento y la tensión entre las fuerzas políticas y entre los ciudadanos” y que “no ha dedicado ni medio minuto a tratar de hacer de este proyecto una iniciativa que una a la ciudad y fomente la convivencia”.

Además, han recordado que “el edificio tiene un valor histórico, arquitectónico e incluso urbanístico obvio” y han explicado que “está catalogado con grado 2 en el Plan Municipal que, por cierto, redactó el tripartito con Izquierda Unida a la cabeza”.

También han subrayado que “la propuesta de tirarlo para lograr una mayor perspectiva no tiene sentido ninguno, debido a la diferencia de cota entre la Plaza del Castillo y la de la Libertad, que está más elevada, que impediría ver el fondo, que además resulta muy desordenado y tampoco ofrece nada interesante desde una visión cercana”.

Por eso, han apostado por “una intervención que permita mantener al menos la nave central del monumento y han planteado la posibilidad de mejorar la accesibilidad haciendo más permeables sus laterales”.

En cuanto al sentido en sí del monumento, los regionalistas apuestan por “resignificar el edificio, en la línea que se ha hecho en multitud de ejemplos a lo largo de toda Europa de terrible pasado durante contiendas bélicas y hoy símbolos de unidad”.

Así, se han mostrado “comprometidos con la conservación de nuestro patrimonio y con su la integración del monumento en la sociedad actual”.

Por último, han criticado que las bases del concurso no recogen específicamente los miembros del jurado, por lo que han instado a que sean designados antes de su publicación en el boletín.

Desde el Consistorio sólo se ha precisado que el jurado del concurso estará presidido por el alcalde de Pamplona o el concejal en quien delegue y contará con tres personalidades invitadas por el Ayuntamiento. Asimismo un arquitecto designado por la Gerencia de Urbanismo, un arquitecto  designado por el COAVN y un arquitecto del Gobierno de Navarra. Como secretario, con voz pero sin voto, actuará una letrada de la Gerencia de Urbanismo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón desempata la votación del Ayuntamiento y prosigue con el concurso que podría derribar los Caídos