• domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 10:34

 

 
 

PAMPLONA

Aumenta el número de atenciones de los servicios sociales de Pamplona como consecuencia de la pandemia

Las trabajadoras de Atención Primaria han puesto de manifiesto la dificultad general de la población para acceder a otros sistemas de protección.

Unidad de Barrio de San Juan en la calle Mº Tulebras 3. JESÚS GARZARON
Unidad de Barrio de San Juan en la calle Mº Tulebras 3. JESÚS GARZARON

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha conllevado "el agravamiento de las enfermedades mentales, los problemas de convivencia, las situaciones de soledad y la vulnerabilidad económica", entre otras consecuencias, con el consiguiente aumento de la demanda de atenciones en el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Pamplona.

Así, las Unidades de Barrio de Pamplona han incrementado un 17% las altas de nuevas personas usuarias entre marzo y octubre de este año respecto al mismo periodo de 2019.

Estas son algunas de las nuevas situaciones explicadas este viernes en la Comisión Covid-19 en la que han participado cuatro trabajadoras sociales junto con la directora del área de Servicios Sociales para dar a conocer el impacto de la pandemia en el sistema de Atención Primaria de Servicios Sociales.

Las cuatro trabajadoras pertenecen a los cuatro programas de Atención Primaria. En sus exposiciones han explicado cómo ha aumentado la presión de la atención, los nuevos tipos de personas usuarias y la forma en la que se han agravado ciertas situaciones en cada programa.

En este sentido, las trabajadoras han puesto de manifiesto la dificultad general de la población para acceder a otros sistemas de protección, especialmente Seguridad Social, SEPE, Extranjería, etc., así como el retraso en el cobro de prestaciones, que ha derivado en consecuencias directas en las atenciones desde el Ayuntamiento, con el aumento de las atenciones en las oficinas municipales y de la demanda de apoyo económico de emergencia, duplicándose la tramitación y el gasto para el Ayuntamiento de Pamplona.

Han acudido a la comisión Asun Sanz del Programa de Incorporación Social que desarrolla su labor en la Unidad de Barrio de San Juan, Maider Beltza del Programa de Autonomía y Atención a Personas en Situación de Dependencia de la Unidad de Barrio de Rochapea, Ana Artuch del Programa de Acogida y Orientación Social de la Unidad de Barrio de Buztintxuri y María José Passaro del Programa de Infancia y Familia de la Unidad de Barrio de Lezkairu.

Los Servicios Sociales municipales se organizan en Atención Primaria y en atención secundaria, en donde se incluyen el Equipo de Atención a Infancia y Adolescencia (EAIA), el Equipo de Incorporación Socio-Laboral (EISOL) y el Servicio Municipal de Atención a la Mujer (SMAM), de los que también se ha ofrecido información en la Comisión Covid-19, ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado.

NECESIDAD ECONÓMICA Y CONSECUENCIAS DE LA SOLEDAD

En el Programa de Acogida y Orientación Social, según ha explicado la trabajadora social, ha aumentado la demanda de apoyo económico para pagos de vivienda y alimentación, en muchos casos por la pérdida de los ingresos habituales, por el retraso del pago de prestaciones o por la dificultad para acceder a otros sistemas de protección.

Se han constatado nuevos perfiles de personas usuarias mayores de 55 años, con pérdida de empleo, carencias formativas, dificultades para volver a acceder al mercado laboral, en situaciones inestables de vivienda y con posible riesgo de caer en exclusión social. De manera paralela, se han endurecido los requisitos para alquilar una vivienda o habitaciones por miedo a posibles contagios.

También ha aumentado la demanda de atención por desahucios, de personas en situación de calle, de familias residentes en otras comunidades que deciden trasladarse a Navarra por mayor cobertura social y de familias que han perdido la ayuda que tenían de otras entidades.

Otras atenciones han sido a familias que han decidido que sus menores no acudan al centro escolar debido a la situación epidemiológica y a personas con trastornos de salud mental que han visto agravada su situación por la soledad derivada de la pandemia.

En ese sentido, se ha constatado la insuficiencia de recursos dedicados a entrenar las habilidades de gestión emocional, tanto para personas usuarias como profesionales, han explicado desde el Consistorio pamplonés.

ABSENTISMO ESCOLAR Y VIOLENCIA DE GÉNERO

Asimismo, la crisis sanitaria ha provocado el incremento del absentismo escolar, las dificultades de quienes no pueden contar con el apoyo de familia extensa para el cuidado de menores, los problemas de convivencia interfamiliar y entre familias que comparten vivienda, la desprotección de los menores en el ámbito familiar, la violencia de género o la demanda de alimentación, como se ha constatado en el Programa de Infancia y Familia.

También se ha agravado la situación de desventaja de las familias cuyos menores ya estaban en una situación de riesgo (falta de medios para poder participar de las clases online), el número de trastornos de ansiedad en la etapa adolescente y las dificultades en menores de 6 años fruto de la falta de socialización.

El Programa de Autonomía y Atención a Personas en Situación de Dependencia, por su parte, se ha ocupado de personas que han estado confinadas en su domicilio, tanto con positivos como negativos en Covid- 19, y de quienes las han estado cuidado estos meses, un periodo en el que se han agravado las patologías relacionadas con enfermedad mental, demencias o deterioros cognitivos.

La disminución de las relaciones comunitarias y sociales ha hecho más dependientes a las personas mayores y durante el confinamiento se han puesto de manifiesto mayor número de situaciones de soledad. El virus ha provocado una situación de miedo y desconfianza en las personas usuarias del programa con un menor uso de los recursos de apoyo externos y una consecuente sobrecarga de cuidados de las propias familias.

NUEVO PERFIL ATENDIDO DE PERSONAS CON TRABAJO

Asimismo, el Programa de Incorporación Social ha trabajado con un mayor número de personas que han perdido su nivel adquisitivo por encontrarse en ERTE o dejar de hacer trabajos en los que no tenían contratos laborales. Incluso, algunas que a pesar de tener trabajo o contar con formación universitaria han acudido a los Servicios Sociales por no poder hacer frente a necesidades tan básicas como la alimentación, en un nuevo perfil de persona usuaria que se une a otros como mujeres vinculadas al ámbito de la prostitución en pisos y clubes, perfiles de exclusión social grave, personas en tratamiento de desintoxicación en comunidades terapéuticas que rompen sus procesos en el momento de la pandemia o jóvenes extranjeros no acompañados.

En general, como consecuencia de la crisis sanitaria, se han agudizado las patologías de salud mental y personas que se encontraban en exclusión social moderada han derivado en exclusión grave.

En los apartamentos tutelados, el incremento de atención se ha centrado en personas solas sin familia ni entorno de apoyo que ante la situación de pandemia han necesitado la movilización de voluntariado y el acompañamiento mediante llamadas telefónicas para sobrellevar el estado de alarma.

En Atención Secundaria, en el Equipo de Atención a Infancia y Adolescencia (EAIA) y en el Programa de Intervención Familiar (PIF) el perfil de las personas usuarias no ha variado sustancialmente, aunque sí se han detectado situaciones de alta conflictividad entre distintos miembros de la familia y un retroceso en la adquisición de competencias curriculares de los menores por la falta de recursos tecnológicos.

La necesidad de formación en competencias básicas digitales y en nuevas tecnologías también se ha detectado en el Servicio Municipal de Atención a la Mujer (SMAM), que ha sustituido la falta de atención presencial por medio del teléfono. Así ha impulsado el apoyo para el acceso y tramitación online de recursos y prestaciones. El SMAM ha constatado estos meses, además, la necesidad de aumentar las políticas de conciliación familiar que permitan a las mujeres acceder al mercado laboral o procesos de formación para su incorporación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aumenta el número de atenciones de los servicios sociales de Pamplona como consecuencia de la pandemia