SOCIEDAD

Sortu burló la autorización municipal para celebrar el acto en el que decapitó a Felipe VI en Pamplona

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha solicitado a Interior la apertura de un expediente contra Sortu por una "infracción muy grave"

Acto de Sortu, en colaboración con miembros de Mujeres del Maíz, Africa United, Compartiendo Raíces y Asociación Cultural Munata, para criticar "el carácter imperial del reino español". MIGUEL OSÉS
Acto de Sortu, en colaboración con miembros de Mujeres del Maíz, Africa United, Compartiendo Raíces y Asociación Cultural Munata, para criticar "el carácter imperial del reino español". MIGUEL OSÉS

Los proetarras de Sortu infringieron la normativa municipal en plena pandemia y restricciones para llevar a cabo su númerito del 12 de octubre en Pamplona en el que decapitaron al Rey de España junto a una figura de Cristóbal Colón

Para burlar la preceptiva licencia municipal de ocupación de la vía pública y comunicar cuál era la verdadera intención de su acto, los responsable de Sortu (socios de María Chivite) tan sólo se dirigieron unos días antes a la Delegación del Gobierno alegando que iban a llevar a cabo una "concentración".

La solicitud la cursó Egoi Irisarri Alzueta con el propósito de burlar la autorización municipal, a sabiendas de que iban a llevar a cabo una actividad distinta a una concentración y para la que es necesaria una licencia de ocupación pública, que ni siquiera fue solicitada. 

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha remitido una carta al Ejecutivo foral para que se abra un expediente por una "infracción muy grave" al responsable de Sortu por llevar a cabo un espectáculo público no autorizado. En estos casos, corresponde al departamento de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra incoar, instruir y resolver los expedientes sancionadores. 

En su solicitud, Maya explica que todas las manifestaciones o concentraciones que se notifican a la Delegación del Gobierno que llevan aparejada la ocupación del espacio público tienen también que solicitar la pertinente autorización municipal, "más necesaria si cabe en la actual situación de pandemia que necesita medidas adicionales preventiva para la celebración de espectáculos en la vía pública". 

De hecho, ahora mismo en Pamplona está vigente una resolución por la que se aprueban medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, que se exigen a las a actividades en la vía o espacios públicos como condición para su autorización. 

El acto estaba convocado por Sortu en colaboración con miembros de Mujeres del Maíz (comunidad nicaragüense), Africa United, Compartiendo Raíces (comunidad ecuatoriana) y Asociación Cultural Munata (comunidad boliviana).

En el acto, celebrado en la avenida de Carlos III, frente al Palacio de Navarra, se instalaron las dos estatuas, a las que se les colocaron sendas sogas al cuello. Varias personas titaron posteriormente de las cuerdas para derribarlas. Después, los manifestantes han mostrado el lema 'Gora herriak' (Vivan los pueblos).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sortu burló la autorización municipal para celebrar el acto en el que decapitó a Felipe VI en Pamplona