PREMIUM  PAMPLONA

Éstos son los dos usos que tendrá la antigua estación de autobuses: cultura y sostenibilidad

El edificio, que seguirá albergando el parque infantil, contará con un mercado sociocultural y un laboratorio urbano sobre energía sostenible.

Antigua estación de autobuses de Pamplona.
Antigua estación de autobuses de Pamplona.  

Un espacio de mercado cultural para apoyar la economía social y un motor que impulse un nuevo modelo de energía eficiente y sostenible. Éstos serán los dos usos que albergue la antigua estación de autobuses de Pamplona, que seguirá contando con el espacio infantil de juegos actual.

En una sesión monográfica celebrada en el Ayuntamiento de Pamplona, el director del área de Gobierno Transparente, Arturo Ferrer, y varios miembros del grupo Geltoki, han explicado a los grupos municipales los detalles de la puesta en marcha de las dos iniciativas.

UN MERCADO CON CARÁCTER SOCIAL

El proyecto ‘Geltoki’ para la implantación del espacio cultural y el mercado social contempla la modificación de la zona ocupada actualmente por la cafetería y las taquillas, en donde se desarrollarán actividades vinculadas a la economía social y solidaria, y la utilización del hangar para la celebración de ferias y eventos y para zona infantil. La cafetería está previsto que se gestione mediante concurso público.

El espacio contará con cuatro áreas diferenciadas: área social y cultural con foros y campañas sobre alternativas económicas, área de mercado social con exposición y venta de productos y servicios; área de restauración con escuela de alimentación local, ecológica y artesana y comercio justo; y área de eventos y ferias de iniciativas sociales, económicas y culturales. En cuanto a la gestión, está previsto que esta sea adjudicada mediante concurso público.

Las bases filosóficas en las que se apoya ‘Geltoki’ son la equidad, la sostenibilidad ambiental, la cooperación, no tener carácter lucrativa y compromiso con el entorno.

La génesis de Geltoki se sitúa en 2011 con un proyecto presentado por la Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria (REAS) y fue aprobado en el Pleno aunque no se llegó a poner en marcha. Posteriormente, entre 2011 y 2015, REAS impulsó en este espacio ferias y jornadas de economía solidaria y de trueque. En 2015 volvió a impulsar el proyecto mediante el foro contra la pobreza y la precariedad y el foro de economía social.

Finalmente, fue presentado en el registro municipal en marzo de este año por un grupo integrado por varias asociaciones municipales Asociación REAS Navarra, Asociación Agroecológica Arrea, Asociación Alimentos Artesanos, Asociación Arte para Todos (Dormitalería 54), Asociación Barrio de los Artistas, Asociación Fiare Navarra, Asociación Landare, Asociación Slow Food, CPAEN - Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra, Fundación Gaztelan, Fundación Traperos de Emaús y Napar Bideak S.Coop. Sus objetivos son la promoción de la economía social y solidaria, la autosuficiencia económica ya que con la venta de productos se podría financiar la actividad cultural y la construcción de un iniciativa abierta y plural que fomente el tejido social.

UN LABORATORIO URBANO SOBRE ENERGÍA SOSTENIBLE

También se ha presentado el calendario con el proceso participativo para poner en marcha la iniciativa ‘Green Hiri Lab’, proyecto presentado por el Ayuntamiento de Pamplona a la primera convocatoria de ayudas europeas ’Urban Innovation Action. Transición energética’ (Acciones Innovadoras Urbanas) en colaboración con CENER, REAS y Nasuvinsa. Este proyecto tiene como objetivo transformar la antigua estación de autobuses en un ‘edificio emblemático de economía baja en carbono’, convirtiéndose en ejemplo de energía verde en la ciudad y a nivel europeo.

La intervención propuesta a las ayudas europeas tiene dos líneas. Por una parte, integración de energías renovables y rehabilitación a partir de un proyecto arquitectónico. Por otra, acciones relacionadas con la sostenibilidad medioambiental. De esta forma, en su estructura integraría diversidad de energías renovables e incluiría la creación de un laboratorio urbano desde donde se impulsaría un nuevo modelo energético.

Asimismo, entre las propuestas se incluye la creación de una comercializadora pública local de energía verde, el impulso de un plan de eficiencia energética en el sector comercial del I y II Ensanche, la realización de un estudio contra la pobreza energética y un proyecto de dinamización de la eficiencia energética. De esta manera, el edificio de la antigua estación serviría para que la ciudadanía pueda conocer otros modelos energéticos y para crear nuevas soluciones energéticas.

Para poner en marcha ‘Green Hiri Lab’ el Consistorio ha diseñado un proceso participativo que en la primera fase definirá los agentes socio-económicos, vecinales y culturales vinculados al proyecto para en la segunda entregar los documentos de trabajo y organizar tanto la mesa de coordinación de los agentes como una jornada abierta a la ciudadanía. En la tercera fase habrá reuniones de mesa y otras abiertas a las personas interesadas en participar. Por última, en la fase cuarta se realizará la valoración de las reuniones y se elaborarán las conclusiones.

El proyecto 'Green Hiri Lab', que tendría una duración de tres años, ha sido cuantificado en 6'2 millones de euros. Para llevarlo a cabo el Ayuntamiento de Pamplona, que aportaría 4.919.219 euros (el 78,4% del total) tendría como socios al Centro Nacional de Energías Renovables (CENER) que asumiría 438.293 euros (8,77%), la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS) con 415.600 euros; y Navarra de Suelo y Vivienda (NASUVINSA) que asumiría 208.800 euros (4,18%).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Éstos son los dos usos que tendrá la antigua estación de autobuses: cultura y sostenibilidad