• domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 10:30

 

 
 

PAMPLONA

Sólo Asirón acude al voto de las Cinco Llagas de entre los 9 ediles de Bildu, Podemos e I-E

Una vez más el equipo de Gobierno municipal planta a la ciudadanía en una de las tradiciones de Pamplona. 

La corporación municipal de Pamplona ha renovado hoy la tradición con su asistencia en cuerpo de ciudad a la Función de las Cinco Llagas para cumplir el voto prestado en el año 1600 como acción de gracias por la erradicación de la peste.

Sin embargo, la presencia del equipo de Gobierno sólo ha contado con la presencia del alcalde Asirón de entre los 9 concejales que forman el equipo de Gobierno: 5 de Bildu, 3 de Aranzadi-Podemos y 1 de I-E. Ninguno de ellos ha acudido, mientras que sí ha habido representación de los grupos de UPN, Geroa Bai y PSN. 

A la cita, con los concejales vestidos de gala, en cumplimiento del nuevo Reglamento de Protocolo, Ceremonial, Honores y Distinciones del consistorio pamplonés, han asistido además numerosos ciudadanos, que para el acto religioso han llenado la iglesia de San Agustín y para el vistoso cortejo civil han esperado su paso por las calles del Casco Viejo.

El acto ha tenido su arranque a las 16:50 horas, cuando la Corporación Municipal en Cuerpo de Ciudad ha salido desde la Casa Consistorial y ha atravesado las calles Mercaderes, Curia y Calderería hasta llegar al templo de San Agustín, en cuyo interior la corporación ha accedido al altar.

Tras el saludo del sacerdote y una breve explicación del origen de esta tradición se ha celebrado una procesión, vinculada al antiguo y solemne voto (promesa) prestado por los regidores de la ciudad el 2 de septiembre del año 1600, como acción de gracias por la erradicación de la peste.

Dentro de la iglesia se ha producido un pequeño recorrido de la comitiva en sentido contrario a las agujas del reloj, acompañando al paso municipal, una imagen que representa las heridas de la Crucifixión (las llagas de las cuatro extremidades y de la corona de espinas) sujeta por una pareja de querubines, todo ello apoyado sobre una peana.

Realizado en madera de pino y escayola, este año el paso ha recibido una intervención destinada a eliminar los insectos xilófagos (comedores de madera) que lo estaban deteriorando y a consolidar elementos y restaurar su aspecto general.

El paso es una talla anónima de finales del siglo XVIII y principios del XIX, de escaso peso, que se transporta sobre unas andas, también de madera.

A los sones del "Miserere" interpretado por la Capilla de Música de la Catedral, dirigida por Aurelio Sagaseta, la Corporación ha asistido a este acto vestida de gala con las medallas corporativas exhibiendo su reverso, mostrando en su parte visible el emblema de las Cinco Llagas.

Esta es la única ocasión en la que se sustituye el Pendón de la Ciudad por una bandera de desfile negra, rematada en dos borlas también negras, en señal de luto, una particularidad que sólo se produce en el interior del templo ya que en los desplazamientos los ediles en "Cuerpo de Ciudad" desfilan sin bandera.

Ya en su alocución, el sacerdote ha vinculado el acto al "agradecimiento" que da sentido a buena parte de la experiencia religiosa católica y, si bien ha reconocido que la vida religiosa no es "competencia ni obligación" de las autoridades civiles, sí lo es "favorecer" a estos su vivencia y "contribuir al bien de los ciudadanos y de la convivencia general".

Finalizado el acto religioso, la corporación ha regresado por el mismo recorrido a la inversa a la casa consistorial, donde los ediles que lo han deseado se han despojado del traje oficial para participar ya a título personal en los actos previstos en la Catedral y la iglesia de San Saturnino, a donde hasta el pasado año también se acudía en cuerpo de ciudad.

Los actos de la Semana Santa en los que participa el Ayuntamiento de Pamplona se cerrarán mañana a las 22.30 horas con el retorno de la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, más conocida como "La Dolorosa", a la iglesia de San Lorenzo, en esta ocasión dos horas antes respecto a años anteriores.

Como en el traslado inicial, algunos elementos del paso sobre el que procesiona la Dolorosa, diseñado por Víctor Eusa en 1927, están en restauración, por lo que faltarán las torretas de velas de los extremos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sólo Asirón acude al voto de las Cinco Llagas de entre los 9 ediles de Bildu, Podemos e I-E