Señalan que Asirón "ha impuesto el euskera en las escuelas por encima de la realidad de Pamplona"

Asirón recoge el testigo en forma de Ikurriña durante la Korrika en Pamplona. MIGUEL OSÉS

UPN ha indicado que Bildu "ha impuesto un modelo que nada tiene que ver con las demandas".

El portavoz del grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado este lunes que "Bildu ha impuesto el euskera en escuelas infantiles durante esta legislatura muy por encima de la realidad social y lingüística de la ciudad, llegando a suponer el 41% de las 979 plazas del 0-3 municipal".

Maya, que ha hecho balance de la legislatura de Asirón en escuelas infantiles, ha explicado que "esa cifra responde a la oferta global del Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles, pero que es mayor si se atiende únicamente a las 853 plazas en jornada completa y no al total de las 979 plazas".

"De ellas, 367, un 43%, se ofrecen en el modelo de inmersión lingüística en euskera. Sin embargo, los estudios del propio Gobierno Barkos sitúan la utilización real del euskera en Pamplona en el 2,9%", ha expuesto.

El regionalista ha subrayado que "Bildu ha impuesto un modelo que nada tiene que ver con las demandas y necesidades de la inmensa mayoría de familias de Pamplona" y ha criticado "la pesada carga ideológica con la que Asirón y Beloki han dirigido un área tan sensible como la educación de los niños menores de 3 años de nuestra ciudad".

En este sentido, ha destacado "la expulsión de decenas de familias ya matriculadas en tres escuelas infantiles para hacer sitio al euskera", un hecho que ha calificado como "uno de los momentos más duros, desagradables e injustos de la legislatura de Asirón".

"Aquella decisión dio la medida del sectarismo y de las obsesiones del alcalde y de los concejales de Bildu; del tipo de personas ante las que nos encontrábamos, capaces de expulsar a niños de menos de tres años, de alejar de sus educadoras a pequeños con necesidades especiales, sin dejar a las familias más opción que acudir a los tribunales", ha indicado.

Enrique Maya ha subrayado que "la expulsión de esas familias, que dieron y siguen dando una enorme lección de dignidad, supuso el inicio de una loca huida hacia delante en los tribunales, que una y otra vez han demostrado que Asirón no sólo cometido sido una injusticia, sino también una ilegalidad".

Según ha opinado, "la justicia va a llegar tarde a todas estas familias, con sus hijos ya en los siguientes ciclos educativos, porque el Ayuntamiento ha jugado descaradamente con los tiempos, sabiendo que corrían a su favor y en contra de los pequeños".

MENOS PLAZAS QUE EN 2015

Por otra parte, Maya ha destacado que "la etapa de Bildu termina con una oferta menor a la que el Ayuntamiento ofrecía en 2015, habiéndose pasado de 1.114 plazas a las citadas 979".

"Asirón podrá sacar pecho de haber aumentado el número de plazas en euskera, pero una vez más lo habrá hecho a costa de lo que ya había del esfuerzo y los resultados de los gobierno municipales que trabajaron antes que él para desarrollar el sistema de escuelas infantiles municipales de Pamplona", ha comentado.

De hecho, ha subrayado que "incapaz de hacer ni una sola escuela infantil en esta legislatura, Asirón ha hecho sitio al euskera eliminando plazas de castellano y de castellano con inglés".

"Si crees que hace falta más oferta de plazas en euskera puedes gobernar en positivo y crearlas, construir nuevas escuelas o ampliar las existentes, pero es evidente que el alcalde prefiere gobernar a la contra, quiere castigar a los que cree contrarios", ha explicado.

El regionalista ha afirmado que "esto no va de lo que quieren las familias, de responder de la mejor manera a una demanda existente, sino de proyecto político, de la voluntad de imponer el euskera por encima de la voluntad de los pamploneses, como hemos visto con la ordenanza aprobada la semana pasada; es un paso más en el intento de convertir a Pamplona en zona vascófona".

Maya ha criticado que Bildu y Geroa Bai "hayan paralizado" el proyecto de escuela infantil en el barrio de Lezkairu, que ha definido como "una dotación muy solicitada y necesitada en un barrio con un importante número de familias jóvenes".

UPN se ha comprometido a hacerla realidad en la próxima legislatura si la formación regionalista vuelve a ostentar la alcaldía de Pamplona.

BATALLA CONTRA EL MODELO HELLO

Por su parte, la concejala María Caballero, portavoz de UPN en el Organismo Autónomo de escuelas infantiles municipal, ha afirmado que "es evidente que las políticas de Bildu y Geroa Bai no han hecho las escuelas infantiles de Pamplona más atractivas porque las han alejado de las demandas de las familias de Pamplona" y ha subrayado "el recorte de la oferta en castellano con inglés, que es la más demandada pero que hoy oferta menos plazas que hace tres años".

Caballero ha situado el inicio de esa "batalla contra el modelo Hello" que se ofrecía en las escuelas de Rochapea, Azpilagaña y Buztintxuri en la pasada legislatura, "cuando se inició el cambio de gestión sin motivación técnica alguna".

"Entonces advertimos de que el servicio iba a resultar más caro para el Ayuntamiento, pero sobre todo que se ponía en riesgo el puesto de trabajo de las educadoras y directoras de esas escuelas", ha expuesto.

La edil ha afirmado que "lamentablemente el tiempo nos ha dado la razón" y ha desvelado que "el organismo autónomo controlado por el cuatripartito va a aprobar hoy una OPE diseñada para expulsar a las educadoras de estas escuelas, al exigirse un nivel de inglés que no se les requirió al acceder a su puesto y que desde luego no necesitan para llevar a cabo un modelo de castellano con actividades en inglés para niños de menos de tres años".

Además, ha criticado que "la plantilla del organismo autónomo de escuelas infantiles consolida el cambio de modelo lingüístico impuesto en 2016 y declarado ilegal por los tribunales a la espera de la resolución de un recurso de casación ante el Supremo".

Caballero ha destacado "la irresponsabilidad de seguir adelante como si no hubiera pasado nada, como si fuera el Ayuntamiento y no las familias quien esté ganando una vez sí y otra también en los tribunales".

"Quieren convertir el cambio de modelo lingüístico y ese 43% de oferta en euskera en algo imposible de modificar, pero es evidente que hay que regresar a la sensatez y desarrollar una oferta que responda a la realidad de la demanda y no a la ideología de quien gobierna", ha explicado.

PSN, EN CONTRA DE LA GESTIÓN DE LAS ESCUELAS INFANTILES

Por su parte, el grupo municipal del PSN se ha mostrado también en contra de la Oferta Pública de Empleo que el equipo de gobierno municipal ha presentado sobre las escuelas infantiles de Pamplona.

Los socialistas consideran que la información aportada ante el organismo autónomo de las escuelas ha sido "francamente insuficiente" y critican la manera en la que se ha convocado la reunión, anunciándolo el pasado viernes a mediodía pero sin celebrar la reunión hasta este lunes "después de tener toda la mañana comisiones de Presidencia y Cuentas y Ciudadanos, por lo tanto, no habiendo tiempo material para estudiar los expedientes".

El PSN considera que se han aprobado 54 vacantes de nuevas plazas a cubrir y un expediente de 650.604 euros del contrato de suministro de alimentos frescos ecológicos y 54 nuevas plazas a cubrir "con una evidente escasez de informes", lo que señala que ha sido una "queja general del consejo".

El grupo municipal lamenta que de las 54 plazas a cubrir, en la documentación aportada, no se especifica el destino de las mismas, ni su perfil lingüístico. "La señora Beloki únicamente ha informado que son plazas que ya están en plantilla orgánica, con despotismo y una total falta de educación hacia los miembros del organismo", ha denunciado el PSN.

Los socialistas han advertido que estas plazas "afecten a las escuelas infantiles Hellos que fueron incorporadas a gestión directa y José Mª Huarte, y que por informaciones que recibimos en plantilla orgánica, se les exigirá a las trabajadoras nivel de inglés C1, cuando ellas iniciaron su trabajo con un nivel B".

Ante esta situación, el PSN considera que la nueva exigencia dejaría a la mayoría de las trabajadoras de estos centros sin poder acceder a sus propios puestos de trabajo que ahora desempeñan: "Irán directamente al paro".

El PSN considera que esta "manera de trabajar, precipitada y con una falta total de información e informes que avalen las decisiones que se adoptan" no es la adecuada para poder votar con criterio cuestiones tan importantes y que afectan al cuidado de los niños de Pamplona.

"El hecho de tener los votos suficientes para sacar las propuestas adelante no justifica ni el talante, ni la manera de trabajar como se está comportando el equipo de gobierno con Asirón a la cabeza", han puntualizado los socialistas.

El PSN ha criticado que el alcalde Asirón "pase el rodillo en absolutamente todos los temas sin tener en cuenta lo que opina la oposición" y ha asegurado que su grupo municipal votará "en contra de todas las cuestiones planteadas este lunes en las escuelas infantiles, tanto en la convocatoria para el contrato de suministro de los alimentos que se servirán en escuelas infantiles como en la propuesta de oferta de empleo pública".