• sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:40

 

 
 

PAMPLONA

El Cristo Resucitado pone punto y final en el Domingo de Resurrección a las procesiones de Pamplona

La figura que se ha portado es de autoría anónima y data del siglo XVIII, lo que la convierte en la más antigua de cuantas pasean en la Semana Santa pamplonesa.

Procesión del Domingo de Resurrección en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Pamplona ha repetido este domingo la procesión de nueva factura iniciada el pasado año con motivo del fin de la Semana Santa, en la que la figura del Cristo Resucitado ha salido a las calles de la ciudad para ser venerada por los creyentes.

La procesión ha dado inicio con el Hermano Guión que en esta ocasión no ha llevado el rostro tapado con caperuza, seguido de las banderas y estandartes de la diferentes hermandades y cofradías de la ciudad. A ellos les ha seguido la guardia pretoriana y las tres Marías portando los ungüentos que llevaban cuando encontraron vacía la tumba.

Después, ha avanzado el paso del Resucitado, de 400 kilos de peso y llevado por sus 16 portadores a hombros, que ha precedido a la Junta de Gobierno de la Hermandad con su bandera al frente, mientras que la banda de Música del Colegio Irabia ha cerrado la marcha.

LA FIGURA MÁS ANTIGUA DE LA SEMANA SANTA PAMPLONESA

Según ha explicado en una nota la Hermandad de la Pasión, durante más de cien años se daba culto a la resurrección de Cristo el Sábado Santo en la Catedral, a donde acudía la Junta de gobierno para participar en la Vigilia Pascual, pero el pasado año se decidió poner en marcha una nueva procesión el Domingo de Pascua para dar mejor culto al principal hecho de cuantos celebran los Cristianos.

Para poder llevar a cabo la nueva procesión la Junta sopesó la posibilidad de elaborar una nueva talla que representase a Cristo resucitado, si bien la falta de tiempo y los costes económicos calculados llevaron a decidir solicitar el préstamo de una figura a la Catedral pamplonesa, para la que se construyeron las andas necesarias para procesionarla.

La figura, es de autoría anónima y data del siglo XVIII, lo que la convierte en la más antigua de cuantas pasean en la Semana Santa pamplonesa.

El Resucitado representa a un Cristo de tamaño natural con las manos y pies mostrando las señales de las llagas, levanta la mano derecha bendiciendo con sus dedos mientras sujeta con la otra el estandarte de la cruz simbolizando su victoria sobre la muerte.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Cristo Resucitado pone punto y final en el Domingo de Resurrección a las procesiones de Pamplona