• domingo, 13 de junio de 2021
  • Actualizado 05:20

 

 
 

SOCIEDAD

Salud, seguridad e igualdad: el Ayuntamiento de Pamplona desarrolla 40 programas para "educar" a la ciudadanía

La próximo semana se celebra el 30 aniversario de la Carta de las Ciudades Educadoras

Tarde primaveral en la Vuelta del Castillo de Pamplona. Tiempo, calor, sol.  (18). IÑIGO ALZUGARAY
Vuelta del Castillo de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Todas las personas que habitan la ciudad tienen el derecho a disfrutar, en condiciones de libertad e igualdad, de los medios y oportunidades de formación, entretenimiento y desarrollo personal que ofrece, aunque es la ciudadanía de menor edad, niños, adolescentes y jóvenes, los que están en el periodo crítico de su educación.

Estos futuros adultos tienen derechos, necesidades, preocupaciones y objetivos y el Ayuntamiento de Pamplona, a través del trabajo transversal en contenidos con finalidad educativa, quiere acompañarles en su desarrollo.

Precisamente, hace 25 años que Pamplona se adhirió a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras, entidad promotora de la Carta de Ciudades Educadoras en la que participan más de 500 ciudades de 36 países y que el próximo lunes celebra su tercera década de existencia en el Día Internacional de las Ciudades Educadoras.

 

Esta semana, el concejal Fernando Sesma, y el director de área Jose Manuel Santana, han querido hacer un recorrido por estos 25 años de compromiso municipal con Ciudades Educadoras y dar una panorámica no exhaustiva de los programas, líneas de actuación y de apoyo de la actividad municipal.

Se están desarrollando de forma simultánea 40 programas, algunos tan antiguos como la propia adhesión de la ciudad a la Carta y, en su inmensa mayoría, gratuitos. Una buena parte de ellos están dirigidos directamente al conjunto con los centros escolares de la ciudad y otros, en cambio, trascienden los límites y las edades escolares. .

Las iniciativas municipales de ‘Pamplona, Ciudad Educadora’ buscan el desarrollo de sus habitantes en una ciudad segura y amable, en cuya configuración participen no solo las personas adultas, sino también los niños y adolescentes.

Lo hace apoyando sus destrezas – desde las artísticas a las tecnológicas-, facilitándoles la comprensión del patrimonio de su ciudad, promoviendo actitudes participativas, emprendedoras e igualitarias, fomentando su compromiso con los problemas sociales y promoviendo hábitos adecuados para cuidar su salud y la de su entorno.

Aunque todos estos recursos se recogen en www.pamplona.es y se publicitan de forma habitual, el Ayuntamiento de Pamplona, con motivo de este 25 aniversario, se ha propuesto elaborar una ‘Guía de recursos de Pamplona Ciudad Educadora’ que el próximo curso escolar pondrá a disposición de los centros de enseñanza, asociaciones y entidades que trabajan específicamente con menores y adolescentes, así como de la ciudadanía en general.

AUTOCUIDADOS: SEGURIDAD Y SALUD

Saber moverse por la ciudad, con garantías de seguridad, es la base para apropiarse de todas sus posibilidades educadoras y aprovechar sus oportunidades. Por ello, desde 1990 Policía Municipal acude a los centros escolares para enseñar seguridad vial, tanto como peatones y acompañantes habituales en vehículos familiares, como por ser usuarios de transporte colectivo o ciclistas urbanos. 

Pero más allá de la labor preventiva como agentes de movilidad segura, Policía Municipal explica en los centros escolares, con contenidos adaptados a la edad del alumnado, los riesgos del consumo de tóxicos, los problemas del mal uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales, el acoso escolar, la violencia de género, conductas seguras en espacios de ocio, los juegos y apuestas online, bajeras u otro tipo de conductas peligrosas, en una oferta de contenidos que llega hasta 11 charlas formativas.

También se plantean acciones en materia de salud, como los talleres de cocina sana y de temporada que periódicamente proponen los Mercados Municipales. O las campañas de prevención de conductas sexuales de riesgo y de consumo de sustancias tóxicas, especialmente durante las fiestas, que se proponen desde la Unidad de Juventud en colaboración con entidades ciudadanas centradas en ambos temas. 

APRENDER A PARTICIPAR

Hace ya 22 años que los jóvenes corresponsales informativos actúan de enlaces entre la Oficina de Información Juvenil de la Casa de la Juventud y sus compañeros de los centros educativos, en un programa que este año acogerá a cerca de 40 entidades y 80 “corresponsales”.

Además, desde la Casa de la Juventud se fomenta la participación de esta franja de edad en la vida de la ciudad a través de las asociaciones juveniles que llenan de actividad sus espacios, poniendo a su disposición asesorías especializadas en los temas que les preocupan y guías de recursos para planificar sus viajes y sus actividades de ocio y tiempo libre.

Niños y adolescentes son también actores de procesos participativos a nivel ciudad como el “I Plan de Infancia y Adolescencia”, que estructura una parte de su intervención a través del proyecto “Toma Parte”.

Mientras, algunos se convierten en agentes activos del cambio y la transformación social por una sociedad más igualitaria e inclusiva; participan en programas de Aprendizaje-Servicio que el Ayuntamiento fomenta en los centros escolares para mejorar el entorno y aportar soluciones a problemas reales de la ciudad o intentan desmontar los estereotipos ligados a la población extranjera participando en el Grupo Antirrumores. También están presentes en actividades por la igualdad de género.

ESPACIOS Y ACTIVIDADES

Cada curso el Consistorio busca desarrollar y reforzar las capacidades de los menores en un amplio espectro de competencias: fomenta el gusto por la literatura y apoya la lectura comprensiva mediante los programas “Vamos a Leer” y “Lecxit”, las actividades de animación a la lectura de la Red de Bibliotecas Públicas de la ciudad y el programa de “Bertsolarismo” en la escuela.

Y hace lo propio, desde hace más de 30 años, con la buena escritura mediante iniciativas como los concursos literarios escolares y juveniles y la publicación de sus originales, o el concurso de texto teatrales en euskera para niños. Y más recientemente, llevando a los centros escolares los fondos de la Colección de Arte Contemporáneo del Ayuntamiento de Pamplona con el programa “En mudanza” y abriendo las exposiciones de la Ciudadela a estudiantes de todas las edades mediante visitas concertadas.

Todo ello sin descuidar la expresión corporal mediante “Talleres de Teatro” que se proponen desde hace más de 25 años a los colegios de Primaria, públicos y concertados, en colaboración con la Escuela Navarra de Teatro. Por último, en una ciudad que ha dado músicos de la talla de Pablo Sarasate o Javier Colina, y pintores como Ciga, Aquerreta, Royo o Manterola, no podían faltar recursos como la Escuela Municipal de Música Joaquín Maya o la Escuela de Arte “Catalina de Oscáriz”.

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y FUTURO PROFESIONAL

El manejo adecuado de las nuevas tecnologías y el acceso igualitario al mundo digital como herramienta de aprendizaje y comunicación por parte de la ciudadanía, siempre ha estado en el punto de mira del Ayuntamiento de Pamplona.

Ahí se enmarcan, desde los recursos específicos para mujeres del centro EMATIC, a los talleres gratuitos de la Casa de la Juventud o la creación de un laboratorio de robótica e impresión 3D en la propia Casa. La última iniciativa en este campo es la creación de un servicio de voluntariado digital para la educación on line en tiempos de COVID o la dotación de portátiles a estudiantes con necesidades, en colaboración con la Fundación La Caixa y la Sociedad de Informática Municipal (ANIMSA).

De cara al futuro profesional, el Consistorio apoya anualmente los proyectos de emprendimiento joven mediante subvenciones y con dos asesorías especializadas en la Casa de la Juventud: la “Asesoría de Estudios, Salidas Profesionales y Ocio-Tiempo Libre” y la “Asesoría de Emprendimiento Juvenil”. Además, se realizan acciones específicas de formación para el empleo joven a través de las diversas Escuelas Taller en colaboración con Gobierno de Navarra y de iniciativas de formación de financiación propia.

También se trabaja en cursos para personas desempleadas (una situación que es especialmente grave entre la franja de edad joven) y en mejorar la empleabilidad de jóvenes con necesidades especiales de inserción, llevando ese esfuerzo para la capacitación de jóvenes y adultos hasta la cárcel.

PATRIMONIO HISTÓRICO Y CULTURAL

Los pájaros de las cajas-nido que lucen en los patios y parques de algunos colegios de la ciudad, tras la realización de talleres municipales, son solo algunos de los elementos al alcance de los escolares para educar en sostenibilidad.

Ahí está el esfuerzo didáctico de la Red de colegios fotovoltaicos o los programas específicos del Museo de Educación Ambiental para escolares, tanto en el propio museo, como en las aulas, con los materiales de “Maletas viajeras” o “El huerto en la escuela”.

Pero como no solo los escolares deben cuidar su entorno, el Museo también programa actividades educativas para adultos que desde el programa “Pamplona es verde”, recogen contenidos que van desde las plantas medicinales del entorno, hasta “Los secretos del Arga en familia”, pasando por el “Meandro de Aranzadi”, por acciones individuales contra el cambio climático o sobre “Aves y ciencia ciudadana”.

Además de que sus habitantes sepan reconocer y apreciar el patrimonio natural de la ciudad, el Consistorio también trabaja para facilitar su conocimiento histórico (“Conozcamos Pamplona” y visitas y programas en el Archivo Municipal, para escolares), informar sobre los edificios emblemáticos de la ciudad (visitas guiadas a la Casa Consistorial) o el patrimonio cultural mediante recorridos por el Centro de Interpretación de las Fortificaciones o las actividades en relación al Camino de Santiago (Centro Ultreia).

EDUCAR CON Y PARA LAS PERSONAS

Y, por último, es necesario citar el empeño municipal de que las familias sean protagonistas de la educación de sus hijos e hijas, ayudándoles a ser conscientes de lo compleja que puede resultar la tarea de educar a los más pequeños y de que la ciudadanía participe activamente en la vida de la ciudad.

Para ello, ha puesto en marcha dos acciones concretas: el programa de “Parentalidad positiva”, que ofrece estrategias, herramientas y espacios de encuentro para superar las dudas y los momentos difíciles que la crianza puede generar en las familias y el programa de formación para la participación ciudadana, que ofrece estrategias y herramientas prácticas para mejorar la vida asociativa y la participación en asuntos de interés general de la ciudad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud, seguridad e igualdad: el Ayuntamiento de Pamplona desarrolla 40 programas para "educar" a la ciudadanía