• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 06:24

 

 
 

PAMPLONA

Un refugio del valle de Echauri: así es el belén del despacho del alcalde de Pamplona

Dentro del refugio se pueden apreciar las figuras de Jesús, María y José, acompañadas en el resto del paisaje por algunos pastores que siguen sus rutinas, y otros que acuden al Portal.

Belén del despacho del alcalde de Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Belén del despacho del alcalde de Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El despacho del alcalde de la Ayuntamiento de Pamplona ya cuenta con su tradicional belén de Navidad, que este año se ambienta en una típica construcción de refugio conocida desde la prehistoria en la zona del valle de Echauri, concretamente de la localidad de Bidaurreta.

Como viene siendo habitual, ha sido elaborado por los miembros de la Asociación de Belenistas de Pamplona, que también han creado el nacimiento y la representación de la ciudad que se puede visitar estos días en el zaguán del Ayuntamiento.

El presidente de la Asociación de Belenistas de Pamplona, Pedro Javier Martinez, y la artista que este año ha dirigido los trabajos de elaboración del pequeño nacimiento del despacho del alcalde, Ana Urra, se han encargado de colocarlo en la sala de trabajo del primer edil.

Sus pequeñas dimensiones, adaptadas al espacio con el que cuentan, han hecho que los trabajos no les hayan llevado más de unos minutos. Posteriormente han podido explicar al alcalde Enrique Maya los detalles de elaboración y el lugar elegido para su representación.

El tipo de refugio representado en este belén es conocido desde la prehistoria. Dentro se pueden apreciar las figuras de Jesús, María y José, acompañadas en el resto del paisaje por algunos pastores que siguen sus rutinas, y otros que acuden al Portal. Las figuras con las que se ha elaborado este nacimiento han sido elaboradas por uno de los talleres más reconocidos en este ámbito en los últimos años, el de los artesanos Germans Castells de Barcelona.

La representación de la Pamplona de los años 50, en el zaguán

El otro belén que se encuentra en la Casa Consistorial, y que ya se puede visitar de manera gratuita todos los días, se ubica, como cada año, en el zaguán. En esta ocasión, la Asociación de Belenistas de Pamplona se ha basado en una escena de la Pamplona de los años 50 ambientada en la plaza de la Virgen de la O presidida por la antigua ermita con esa advocación.

Sus artífices son Ángel Garayoa (77 años) y Jesús Rezusta (41 años), tío y sobrino, que llevan meses trabajando nueve horas semanales en los locales de la asociación y otras muchas en sus casas.

Las 35 figuras humanas que componen la escena han emergido de las manos y los recuerdos de Garayoa que ha modelado el barro del que están hechas, lo ha cocido y pintado, una tarea a la que dedicó su confinamiento. Entre los personajes castañeras, bomberos, policías locales o afiladores como los que él veía en su infancia en el barrio de San Pedro, entonces llamado Capuchinos extramuros. También hay un pequeño homenaje a Osasuna. Sus figuras, ciudadanía de los años 50, también miran un Nacimiento en un espacio público.

De las manos de Jesús Rezusta, a partir del 15 de enero de este año, han ido saliendo las 16.500 tejas talladas una a una en porexpan y que ha montado con cola blanca para la parte superior de los edificios de la plaza, el convento de Carmelitas y la antigua ermita reconstruida a escala para estos días.

También se puede apreciar en el entorno la pared del convento de Recoletas y, presidiendo la escena desde su punto más alto (1,60 m.), el cimborrio y la aguja de la Iglesia de San Lorenzo. Para ajustarse a la realidad y a la historia, ambos han consultado fotografías publicadas en libros sobre la ciudad, además de hacer las suyas propias del estado actual de la plaza de la Virgen de la O.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un refugio del valle de Echauri: así es el belén del despacho del alcalde de Pamplona