PREMIUM  PAMPLONA

No más okupaciones: refuerzan el cierre de Rozalejo tras los ataques durante los últimos altercados

El propio alcalde de Pamplona se ha acercado a Navarrería para supervisar los trabajos que se han llevado a cabo bajo custodia policial.

El alcalde de Pamplona Joseba Asirón visita las obras del cierre del Palacio Marqués de Rozalejo, okupado durante más de un año. MIGUEL OSÉS
El alcalde de Pamplona Joseba Asirón visita las obras del cierre del Palacio Marqués de Rozalejo, okupado durante más de un año. MIGUEL OSÉS  

No más 'okupaciones'. Los operarios han regresado este viernes a la plaza de Navarrería para reforzar los cierres del Palacio de Marqués de Rozalejo después de que los okupas trataron de tomar por la fuerza de nuevo el edificio público en los incidentes del jueves.

Un grupo de operarios se ha encargado de reparar el muro de hormigón sellado que los jóvenes radicales trataron de romper durante las protestas para 'okupar' de nuevo el inmueble.

Los trabajos han consistido en recolocar algunos ladrillos rotos y se ha decidido recubrir las puertas con estructuras de metal para evitar que se rompa el muero de hormigón y ladrillo.

Durante la mañana de este viernes, los operarios han trabajado con normalidad y sin que produjeran incidentes. Para evitar contratiempos, dos furgones de la Policía Foral y una decena de agentes han velado por la seguridad de las obras.

El propio alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu), ha visitado las obras de refuerzo del cierre acompañado por parte de los concejales de su equipo de gobierno municipal. A pesar de supervisar los trabajos, el primer edil ha insistido de nuevo en su obsesión por ceder locales públicos al colectivo okupa.

"Hemos vuelto a una situación en la cual Pamplona cuenta con un edificio vacío y sin uso y donde sigue al 100% la problemática inicial de la juventud del Casco Viejo", tal y como se ha referido a los jóvenes que ocuparon por la fuerza el inmueble y sobre quienes dice que padecen una "carencia endémica de espacios autogestionados".

Su formación, Bildu, se ha manifestado este mismo viernes en contra de la actuación de la Policía Foral para controlar las concentraciones vandálicas que los okupas están llevando a cabo desde que la madrugada del lunes al martes se produjera el desalojo.

Bildu, que fue quien precisamente propuso a la responsable de Interior y de la actuación policial María José Beaumont, ha calificado de "violenta" la actuación de los agentes a pesar de que dependen en última instancia de su consejera.

Tanto la presencia policial ordenada por el Gobierno del cuatripartito como los trabajos de refuerzo del cierre se están llevando a cabo para en última instancia evitar una 'reokupación' del edificio como la que se registró tras el desalojo del pasado mes de agosto.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
No más okupaciones: refuerzan el cierre de Rozalejo tras los ataques durante los últimos altercados