PAMPLONA

Pocas realidades y muchos deseos en la Pamplona de Asirón: las placas en recuerdo de las víctimas de ETA se pondrán en 2017

El alcalde de Pamplona ha asegurado que su "prioridad absoluta" son las políticas sociales, aunque también ha desglosado otras líneas maestras de su proyecto para la ciudad.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, durante el octavo debate sobre el estado de la ciudad. IÑIGO ALZUGARAY
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, durante el octavo debate sobre el estado de la ciudad. IÑIGO ALZUGARAY  

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha desglosado durante el debate sobre el estado de la ciudad que se ha celebrado este jueves las líneas maestras de su gobierno municipal y algunos retos a futuro, de los que ha subrayado que las "políticas sociales siguen siendo eje principal y prioridad absoluta".

En materia de contratación la apuesta es "poner fin a la opacidad, norma común durante mucho tiempo", al tiempo que se introducen aspectos medioambientales y sociales en ella.

"Queremos construir la ciudad desde los barrios recogiendo las aportaciones del vecindario", y el plan de este año dispone de 1,3 millones para esa finalidad.

Hacer una ciudad sostenible y eficiente es otro de los objetivos del equipo de gobierno de Pamplona, que para ello ha adoptado sucesivas medidas enumeradas por el alcalde, como también la movilidad, "la mayor transformación física y una de las mayores apuestas de este equipo, que heredó una ciudad diseñada y entregada al trafico".

Para Joseba Asirón los procesos de acreditación urbana integral son otra referencia de su gestión, donde ha hecho especial mención al barrio de la Milagrosa y también al de la Chantrea.

Y todo sin olvidar la recuperación y el impulso de espacios verdes y parques, donde ha puesto en valor el "jardín de la galaxia" ya inaugurado tras la participación de miles de personas.

Más allá de la gestión de las áreas municipales tradicionales, el alcalde ha incidido en la participación ciudadana con más de una docena de procesos, entre ellos los que se realizan por barrios, la cogestión de algunos edificios como el 'gaztetxe' de Mendillorri, y el futuro "libro blanco de los sanfermines".

La cultura es asimismo una línea maestra para Asirón, que además ha aludido al cambio de gestión en los civivox para aumentar su rentabilidad incrementando la cesión de espacios de forma tanto permanente como puntual.

En materia de memoria y convivencia "cuatro actuaciones han situado a Pamplona como punta de lanza en el Estado", y según ha precisado estas son la exhumación de Mola y Sanjurjo, la querella municipal contra los crímenes del franquismo, la creación de un red de municipios contra estos crímenes, y el concurso de ideas para el destino final de Los Caídos, pero además, antes de terminar el año, se colocarán placas en memoria de la víctimas de ETA.

El cambio de modelo de Policía Municipal, con el agente de enlace como funcionario de referencia por su cercanía y conocimiento del barrio, y con la creación de equipos específicos para combatir la violencia machista y favorecer la integración de la pluralidad, ha sido el último aspecto que Joseba Asirón ha puesto de relieve.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pocas realidades y muchos deseos en la Pamplona de Asirón: las placas en recuerdo de las víctimas de ETA se pondrán en 2017