• miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 21:58
 
 
Últimas noticias

PAMPLONA

Pasadizo de la Jacoba en Pamplona: el origen de este popular paso entre dos calles

La Policía Municipal lo abre cada día en torno a las 7 horas, una hora más tarde los días festivos.

El pasadizo de la Jacoba en Pamplona. Navarra.com
El pasadizo de la Jacoba en Pamplona. Navarra.com

El denominado oficialmente como 'pasadizo de la Jacoba' es uno de los pocos pasajes situado en los bajos de un edificio que tienen acceso a dos calles, donde el suelo y las escaleras pertenecen al Ayuntamiento de Pamplona desde hace más de un siglo.

El pasadizo o pasaje une la esquina del número 43 de la Plaza del Castillo con los portales 17 y 18 de la calle Zapatería en el casco viejo desde tiempo inmemorial. Durante tiempos los problemas de suciedad y abandono fueron habituales, pero desde hace un tiempo el consistorio mejoró su imagen y la llegada de un negocio de hostelería le ha aportado 'nueva vida' a este espacio de la ciudad. 

El número 19 de la calle Zapatería, el que alberga en su parte baja el popular pasadizo de la Jacoba, permite llegar a la Plaza del Castillo por debajo de los inmuebles.

El ‘Pasaje de la Jacoba’, como el ‘Pasaje de Seminario’, es abierto cada mañana por la Policía Municipal en torno a las 7 horas, una hora más tarde los días festivos, y permanece transitable hasta la noche.

El Ayuntamiento de Pamplona adquirió todo el solar en 1891 y aprobó el derribo del edificio que había en él para habilitar un pasaje público que uniera la entonces denominada Plaza de la Constitución con la calle Zapatería.

Interior del pasadizo de la Jacoba en Pamplona. Navarra.com.
Interior del pasadizo de la Jacoba en Pamplona. Navarra.com.

El edificio actual es obra de Florencio Ansoleaga, que lo diseñó en 1892 para Jacoba San Miguel Murillo, viuda de Bernardo Machiñena, que había adquirido una parte del solar.

Hasta entonces allí había existido otra casa y un pasaje, aunque algo menor que el actual, denominado ‘La Marina’, en atención al establecimiento comercial que había en su planta baja.

Jacoba abrió en 1894 el comercio textil ‘Casa Machiñena’ que alcanzó mucha fama en la capital. El comercio de los Machiñena estuvo en funcionamiento hasta los años 40. El 28 de junio de 1945 le tomó el relevo la camisería Arrizabalaga.

Tras el cese de los negocios, el pasadizo estuvo durante años en un muy mal estado de conservación, con goteras, techos y paredes rotos, malos olores y abundante suciedad. Durante el día solía acoger a vagabundos y por las noches permanecía cerrado.

Para evitar este deterioro, el Ayuntamiento de Pamplona destinó 100.000 euros del presupuesto de 2009 para rehabilitarlo con la colaboración de la comunidad de vecinos, ya que ellos son los propietarios y, por tanto, responsables del pasadizo.

En 2010, el arquitecto Juan Miguel Otxotorena elaboró un anteproyecto para la rehabilitación del pasadizo. El nuevo diseño incluía una plataforma elevadora para favorecer la accesibilidad entre las dos alturas.

El consistorio invirtió 197.344 euros en los arreglos del pasadizo, que es propiedad municipal, mientras que los propietarios del inmueble se comprometieron a rehabilitar las fachadas y la cubierta en un plazo de 36 meses.

Después de años de abandono, en 2014 el pasadizo de la Jacoba recobró su actividad de antaño con una cafetería y restaurante que lleva el mismo nombre de pasaje. El proyecto, de los arquitectos Enrique Kahle y Michel Arauzo, adecuó el local que antes fue zapatería y anteriormente camisería, como una cafetería con una amplia fachada hacia el propio pasaje, en su mayor parte acristalada.

Entrada al pasadizo de la Jacoba desde la calle Zapatería en Pamplona. navarra.com.
Entrada al pasadizo de la Jacoba desde la calle Zapatería en Pamplona. Navarra.com

Jacoba San Miguel Murillo

Jacoba San Miguel Murillo nació en Lizoáin el 25 de julio de 1836. Se casó con don Bernardo Machiñena a los 21 años de edad. Enviudó a los 47 años de edad en 1883.

Era hija de Francisco San Miguel y Marcelina Murillo Lecumberri en una familia de fuertes creencias religiosas. Doña Jacoba tuvo un hermano sacerdote, Justo, párroco de Lizarraga durante 50 años, un sobrino Joaquín que fue ecónomo en Burgui y un sobrino nieto, Jesús, que fue durante muchos años capellán del hospital de Navarra.

Su hijo Clemente llegó a ser vocal del consejo de administración de la sociedad de seguros La Vasconia, miembro destacado de la junta directiva de la Cámara de Comercio, y prior de la Hermandad de la Pasión.

Doña Jacoba compró el solar del pasadizo el 13 de octubre de 1892. Dos años después estrenó una nueva casa y comerció con el título ‘Casa Machiñena’. Al pasadizo se le comenzó a llamar de Sarasate, pero pronto se le cambió por el de Doña Jacoba, que murió en Pamplona en 1923 a los 87 años de edad.

Catalogado en el plan municipal del casco viejo

Según el catálogo del plan municipal del casco viejo, éstas son las características del inmueble: La fachada del edificio en la articulación de la calle Zapatería con la calle Pozoblanco se desarrolla en base a tres huecos y tres plantas sobre la de planta baja que a su vez presenta una entreplanta.

El edificio resuelve en su planta baja la relación peatonal entre la Plaza del Castillo y la trama propia del casco viejo dando lugar a un rincón, para algunos, "castizo".

La fachada de planta baja, equivocadamente "pelada", presenta un estado deplorable, con la estructura metálica a la vista, desfigurando la imagen global de la fachada. La fachada se ordena en base a las pilastras laterales, llagueadas y las líneas molduradas de cornisas e impostas.

Los huecos laterales se cierran con miradores de carpintería de madera y decoración de chapa estampada de cinc en cubierta y zócalos. El balcón central presenta recercado moldurado, con clave remarcada lisa en el centro del dintel curvo. Sobre la línea de alero de canes tallados asoma una barandilla correspondientes a la terraza plana del ático.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pasadizo de la Jacoba en Pamplona: el origen de este popular paso entre dos calles