PAMPLONA

Bildu reconoce que se saltó la legalidad para primar el euskera en Pamplona, pero no actuará de oficio

Las convocatorias de letrado del Ayuntamiento de Pamplona llegaban a valorar el euskera hasta un 29%, cuando el máximo legal está en un 10%.

Los concejales de EH Bildu, Maider Beloki, Aritz Romeo y Patricia Perales, junto al alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, en un pleno del Ayuntamiento de Pamplona. NAVARRA.COM
Los concejales de EH Bildu, Maider Beloki, Aritz Romeo y Patricia Perales, junto al alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, en un pleno del Ayuntamiento de Pamplona. NAVARRA.COM  

EH Bildu ha reconocido que se saltó la legalidad a la hora de primar la valoración del euskera en la convocatoria de puestos de letrado para el Ayuntamiento de Pamplona, pero aún así se niega a actuar de oficio para solventar esta discriminación.

La concejala de Bildu, Patricia Perales, ha reconocido este lunes que las últimas convocatorias de aspirantes al desempeño del puesto de trabajo de licenciado en Derecho no cumplen la ordenanza municipal del euskera al otorgar puntuaciones de hasta el 29% por conocimiento de esta lengua, cuando el máximo legal debe situarse en el 10%.

La edil abertzale ha acabado reconociendo la ilegalidad ante las preguntas del PSN, que han exigido rechazar esta convocatoria durante la Comisión de Presidencia celebrada en el Consistorio pamplonés y ya han presentado un recurso ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN).

"Aquí ha habido un error", se ha limitado a asegurar la concejala Perales, mano derecha del alcalde Joseba Asirón. Lo cierto es que en la anterior convocatoria para letrados en el Ayuntamiento de Pamplona se elaboraron dos pruebas valoradas con 50 y 40 puntos respectivamente, mientras que los 10 puntos restantes se dedicaron a valorar el euskera.

En la convocatoria publicada a principios de mes para realizar listas de aspirantes a la formación y a la contratación temporal de letrados se ha mantenido una prueba valorada en 50 puntos y 10 puntos para el euskera, suprimiendo la segunda prueba y por tanto elevando considerablemente el peso del conocimiento de la lengua vasca en esta baremación.

La concejala de Bildu simplemente ha asegurado que se trata de un "error" debido a las prisas con la que se pretendía acelerar el proceso de la convocatoria pública de empleo. "Quitaron la segunda prueba para acelerar el proceso y no se dieron cuenta que había que recalcular el porcentaje del euskera", ha sostenido Perales.

Aún así, la edil abertzale se ha limitado a asegurar que "consta que hay un recurso", aludiendo así a la queja formal presentada por el PSN ante los tribunales administrativos, y que el departamento esperará a su resolución para solventar esta situación.

Dos semanas después de que el PSN denunciase esta desproporción a favor del euskera, Bildu ha reconocido en público haberse saltado la ordenanza municipal. "Fuimos conscientes del error, pero desde el área ya no se podía paralizar", ha tratado de justificarse.

Desde el grupo socialista han criticado que el equipo de gobierno de Joseba Asirón conociese este supuesto error, no haya actuado hasta ahora y no piense actuar de oficio inmediatamente, esperando a que los tribunales tengan que exigir la rectificación.

PSN A BILDU: "ERAN PLENAMENTE CONSCIENTES"

"Hasta ahora no han abierto la boca", ha asegurado el concejal socialista Eduardo Vall, "eran plenamente conscientes y como saben que es un escándalo de dimensión mayúscula no les queda otra que rectificar".

Vall ha puesto en evidencia que el 10% legal de puntuación al euskera que regula ordenanza municipal se disparaba en estas convocatorias de letrado a porcentajes de entre el 16 y el 29% en función de la nota alcanzada.

"La ordenanza municipal nunca ha hecho referencia a valorar el euskera de forma indiscriminada en todas las plazas", ha recordado el concejal del PSN, que también ha puesto de manifiesto cómo los servicios municipales han reconocido órdenes durante esta legislatura para primar el euskera hasta el máximo.

"La ordenanza busca reconocer la máxima puntuación del euskera en aquellas plazas en contacto con el público, para que puedan ser atendidos en castellano y en euskera; es lo que busca la ordenanza, pero no es la imposición artificial que se está produciendo", ha remarcado Vall.

Desde UPN también han exigido al gobierno municipal que actúe de oficio "sin esperar a recurso alguno" y han insistido en valorar el euskera como patrimonio de Navarra, "pero no para usarlo como construcción nacional".

El concejal regionalista Fermín Alonso ha lamentado que se busque favorecer al 2,9% de la población pamplonesa que habla euskera sobre el 98,1% de ciudadanos que no la utilizan, según un estudio de Soziolinguistika Klusterra.

"Es obsceno", ha llegado a calificar Alonso, que ha defendido que los ciudadanos "estén cargados de motivos" para participar este próximo sábado 2 de junio en la manifestación convocada en Pamplona para protestar por la imposición lingüística del Gobierno de Navarra del cuatripartito.

"Valoramos el euskera como patrimonio de esta tierra, pero no compartimos su supremacismo cultural", ha apostillado el concejal de UPN, que ha afeado al gobierno municipal de Asirón que imponga un perfil lingüístico "que no tiene nada que ver con la realidad social de esta tierra".

I-E TAMBIÉN EXIGE ACTUAR DE OFICIO

Desde el propio cuatripartito, la concejal de Izquierda-Ezkerra, Edurne Eguino, ha reclamado a Bildu que actúe de oficio para corregir el desequilibrio a favor del euskera en las dos convocatorias de formación y contratación temporal de letrados en el Consistorio.

"Hay que asumir el error y modificarlo de oficio", ha expresado Eguino, que aún así se ha mostrado de acuerdo a que el euskera se valora un 10%: "No nos parece discriminación ni imposición".

De hecho, la declaración socialista que busca que el Ayuntamiento exprese "su rechazo a la baremación adjudicada al euskera en la convocatoria de 2 de mayo pasado para aspirantes al desempeño del puesto de trabajo de licenciado en derecho, una para la formación y otra para la contratación temporal", ha sido aprobada con los votos a favor del PSN, UPN e I-E, los votos en contra de Bildu y las abstenciones de Geroa Bai y Aranzadi..

A pesar de abstenerse, en Geroa Bai, no ha mostrado ni un ápice de autocrítica como parte del gobierno cuatripartito y han acusado al PSN de "mentir y tergiversar la realidad de este Ayuntamiento", según las palabras de Mikel Armendariz, y de "hacer demagogia sobre el euskera".

Desde Aranzadi, la concejala Laura Berro ha ido más allá y ha considerado que, una vez "asumido" el supuesto error para sobrevalorar el euskera, el PSN debería haber retirado de la votación la propuesta que ha permitido que Bildu reconozca dos semanas después de lanzar una convocatoria pública que ha incurrido en una ilegalidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu reconoce que se saltó la legalidad para primar el euskera en Pamplona, pero no actuará de oficio