• jueves, 29 de septiembre de 2022
  • Actualizado 16:23
 
 

PAMPLONA

Denuncian que el programa de San Fermín chiquito vuelve a llenarse de "mensajes de apoyo a presos de ETA"

Los regionalistas han solicitado al alcalde de Pamplona (EH Bildu) que "no sea complice y no colabore en la organización de estas fiestas".

Algunas de las páginas del programa oficial de San Fermín Chiquito 2018. CEDIDAS
Algunas de las páginas del programa oficial de San Fermín Chiquito 2018. CEDIDAS

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha denunciado este martes la existencia de “mensajes de apoyo a ETA y a sus presos en el programa de San Fermín chiquito de este año” y ha exigido al Ayuntamiento que “no sea cómplice y no colabore con la organización de unas fiestas que un año más son utilizadas políticamente por el entorno de Bildu como altavoz para su discurso radical”.

También ha exigido que “no vuelva a permitirse que se llene el Casco Antiguo de carteles de apoyo a presos de ETA, tal y como ha sucedido reiteradamente en estos años de legislatura de Asirón”.

El regionalista ha recordado que “desde el inicio de la legislatura, Asirón ha permitido que las fiestas de los barrios y, en especial, las de San Fermín chiquito, sean utilizadas para la propaganda nacionalista y el apoyo a presos condenados de la banda terrorista”.

En este sentido, ha explicado que “las iniciativas de UPN contra este tipo de manipulación inmoral han sido siempre rechazadas por Bildu y Geroa Bai, además de por Aranzadi e IE”.

“Es normal que en estos años de complicidad municipal el entorno de Batasuna se haya envalentonado y este año dé el paso de llegar a denominar a los asesinos como ‘gudaris’ (soldados) y a exigir su amnistía en el programa de unas fiestas subvencionadas por todos los pamploneses”, ha criticado.

Según Maya, “es un insulto a las víctimas y a la inmensa mayoría de pamploneses del todo inadmisible” y ha recalcado que “se lleva a cabo gracias a la permisividad de Bildu y Geroa Bai, aunque en sus discursos Asirón y sus socios quieran hacer ver otra cosa”.

Por eso, el portavoz de UPN ha subrayado que “las fiestas de San Fermín chiquito deberían ser disfrutadas por todos los pamploneses, sin tener que soportar su utilización política”, por lo que ha afirmado que “la única solución para lograr unas fiestas abiertas es que sea el Ayuntamiento quien vuelva a organizarlas”. 

“No podemos, ni debemos acostumbrarnos a que se blanquee la imagen de los asesinos, ni a que se utilicen unas fiestas tan queridas por todos los pamploneses como valla publicitaria de las demandas de los radicales”, ha subrayado.

En concreto, la página 49 del programa al que se ha referido el regionalista presenta un anuncio contra la dispersión; la 56, un anuncio de ERNAI, la organización juvenil de Sortu, integrado en Bildu; la página 61 se reserva completa para los presos de ETA; y la página 64 se utiliza para promocionar un acto por la amnistía y llamar soldados a los asesinos.

Por otra parte, Enrique Maya ha explicado que “el gaztetxe ilegal del Palacio del Marqués de Rozalejo es el otro protagonista del programa, con presencia en la portada, la contraportada o el cartel infantil seleccionado (que incluye una bandera por el acercamiento de los presos de ETA)”.

Además, ha detallado que el chupinazo de las fiestas se lanzará desde uno de sus balcones el viernes por la tarde y que están previstas visitas guiadas y charlas en varios días, mientras se impide la visita de una comisión parlamentaria o la entrada a los propios inspectores municipales.

El regionalista ha calificado de “injustificable” que “una actividad ilegal, utilizada para propagar una ideología radical y que además obtiene importantes ingresos con un negocio de hostelería sin ningún tipo de licencia, garantía sanitaria y sin el pago de impuestos, sea protagonista de un programa de unas fiestas pagadas con dinero público”.

Además, ha recordado que el Ayuntamiento acordó ayer, a instancias de UPN, “tomar las medidas necesarias para impedir que se desarrollen todo tipo de actividades, especialmente las de hostelería por el riesgo que entrañan, por parte de los okupas del Palacio del Marqués de Rozalejo en las fiestas de San Fermín de Aldapa” y ha exigido a Bildu y a Geroa Bai que “cumplan con lo aprobado y eviten que nadie se lucre con una actividad ilegal, por muy amigos del alcalde que sean”.

Para Maya, “todas estas actitudes son toleradas por Barkos y Asirón porque son protagonizadas por el entorno nacionalista más radical, al que la primera no quiere enfrentarse y el segundo apoya sin ambages”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian que el programa de San Fermín chiquito vuelve a llenarse de "mensajes de apoyo a presos de ETA"