PREMIUM  PAMPLONA

Bildu 'monta un circo' y pide explicaciones a Maya tras cancelar la actuación de los payasos que apoyan a etarras

'Pirritx, Porrotx eta Marimotots', encarnados por antiguos concejales de Euskal Herritarrok,  iban a actuar el próximo 29 de noviembre en Baluarte.

Presentación del espectáculo que Pirritx, Porrotx eta Marimotots realizará en Baluarte el próximo en noviembre. IÑIGO ALZUGARAY
Presentación del espectáculo que Pirritx, Porrotx eta Marimotots realizará en Baluarte el próximo en noviembre. IÑIGO ALZUGARAY  

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, María García-Barberena, ha confirmado la suspensión del contrato que, de forma "irregular", había firmado su predecesora Maider Beloki, quien defiende su validez, con los payasos "Pirritx, Porrotx y Marimotots" para su actuación en euskera el próximo 29 de noviembre en Baluarte.

Preguntada al respecto en una conferencia de prensa para presentar un programa de actos, García Barberena ha asegurado que la suspensión obedece a una "revisión de oficio" realizada por ella, tras encontrar "en un cajón" un contrato con el grupo firmado por Beloki (EH Bildu) en el que "no existe un expediente", trámite obligado que debería contener informes de un técnico, de un letrado, de Intervención, de un secretario técnico y una resolución de adjudicación.

"El problema es que aquí lo único que había es un contrato firmado el 12 de junio por la señora Maider Beloki, en un papel que ni siquiera tiene el membrete del Ayuntamiento, ni pone dónde está firmado, sin un secretario que pueda dar fe de ese contrato. Se salta absolutamente todo el procedimiento, que es el garante de que las cosas se hacen confirme a derecho y bien", ha subrayado.

Ha advertido de que se trata de un contrato que "podría haber hecho para que los payasos actuasen en su casa, pero no para un Ayuntamiento", ya que es "absolutamente irregular" y ha obligado a incoar una "revisión de oficio" que está ya tramitada ante el Consejo de Navarra, "que es el que debe resolver si procede o no la anulación".

Por su parte, la edil de EH Bildu y anterior responsable del área de Cultura Maider Beloki, ha defendido ante los periodistas que la actuación en euskera del grupo de payasos tenía "un contrato absolutamente legal, como se han hecho muchísimos en el área".

"Es una contratación artística, que la ley recoge que hay una especificidad artística en un artículo y se ha hecho como se han venido haciendo todos los contratos de contratación y de programación en el área de Cultura", ha defendido.

Por ello ha achacado a la "euskarafobia" del equipo de Gobierno de Navarra Suma, que en esta ocasión actúa contra "una dinámica cultural dirigida al público infantil, enmarcada dentro de las actividades de la semana del euskera y que tenían un encaje" en el grupo Pirritx, Porrotx eta Marimotots.

También ha denunciado Beloki la "censura a la que volvemos y el retroceso en ese sentido en las libertades", especialmente de "la libertad de expresión y la libertad de expresión artística. Está claro que esto viene precedido del odio que tienen al euskera, y el final es que se censure a un grupo que no les gusta por temas eminentemente ideológicos".

Por otro lado, ha denunciado además la "falta de transparencia" del equipo de Gobierno del Ayuntamiento con respecto a este expediente de contratación, ya que desde hace más de un mes, cuando se publicó la incoación de oficio del contrato, EH Bildu ha estado preguntando al respecto y "hoy es el día en que no hemos tenido información alguna, nos han estado mareando para no entregar esa información".

Por su parte, el grupo "Pirritx, Porrotx eta Marimotots" ha convocado para este próximo lunes una rueda de prensa en la que ofrecerá su versión de la situación, que en la convocatoria define como una "censura" por parte del Ayuntamiento de Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu 'monta un circo' y pide explicaciones a Maya tras cancelar la actuación de los payasos que apoyan a etarras