• miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 08:16

 

 
 

PAMPLONA

Paulina Fernández, churrera de La Mañueta, recibe el primer Pañuelo de Pamplona: "Lo agradezco de todo corazón"

A sus 93 años, la dueña de la célebre churrería pamplonesa ha estado acompañada por toda su familia en un emocionante reconocimiento.

"Voy a ser muy breve, porque hoy mis palabras sólo pueden ser de agradecimiento y porque además la emoción no me dejaría hablar más". Paulina Fernández, la propietaria de la Churrería La Mañueta, ha arrancado así su discurso de agradecimiento tras recibir el primer Pañuelo de Pamplona, una distinción honorífica que acaba de instaurar el Consistorio pamplonés.

A sus 93 años, Paulina ha dedicado unas sentidas palabras a su familia, que lleva regentando la célebre churrería desde 1872. "Gracias a mis padres por todo lo que me enseñaron", se ha sincerado, "a mis hijos, nueras, nietos... por querer continuar conmigo esta ilusión de ofrecer churros en las mañanas de San Fermín y los domingos de octubre".

Paulina ha reservado la parte más entrañable de su agradecimiento a sus seres queridos "que ya no están y que forman parte de nuestra historia: mi hermana Micaela, mi marido Josetxo y mi hija Mari Paula". Los que sí han podido arroparla en este homenaje han sido las más de tres decenas de amigos y familiares que han estado presentes en la Sala de Recepciones de la Casa Consistorial.

"UN HONOR QUE NO SÉ SI MEREZCO, PERO AGRADEZCO DE CORAZÓN"

Paulina Fernández también ha tenido palabras de elogio para todo el Ayuntamiento de Pamplona, que la eligió por unanimidad como la primera portadora del Pañuelo de la ciudad. "Para mí, formar parte de la historia de mi querida Pamplona es un honor que no sé si merezco, pero que agradezco de todo corazón", ha reconocido una emocionada Paulina. También ha mostrado su agradecimiento a todas las personas que han trabajado en la Churrería La Mañueta y a los clientes "que nos visitan cada mañana y esperan pacientemente".

La homenajeada ha recibido, junto al pañuelo rojo con el escudo de la ciudad bordado, una rosa y una escultura de pequeño formato de la alegoría de la Unión de los Burgos realizada por el escultor navarro Mikel Okiñena.

La entrega del Pañuelo de Pamplona ha sido el primero de los actos del Día del Privilegio de la Unión que se conmemora este 8 de septiembre. De esta manera, el Consistorio ha reconocido una figura referente en la ciudad por su legado gastronómico-cultural y por su tesón para impulsar y proteger el ‘comercio familiar de toda la vida’.

UNA VIDA ENTREGADA A LA CHURRERÍA

Paulina Fernández nació el 24 de octubre 1922. A sus 93 años, continúa el negocio junto a sus hijos e hijas y familiares. Además, es autora de dos publicaciones “Churrería la Mañueta” publicado con motivo del 125 aniversario de la apertura del establecimiento y ‘Mi calle, sus personajes y la Churrería La Mañueta’ publicado en 1998.

La Churrería La Mañueta fue fundada el 13 de diciembre de 1872 por Juan Fernández Calero, abuelo de Paulina Fernández, y ha mantenido desde entonces la misma elaboración artesanal de churros en la que se utiliza la leña de haya de Navarra y el aceite de oliva. Situada en el número 8 de la calle Mañueta, abre durante las fiestas de San Fermín de 7 al 14 de julio y los domingos de octubre. Ha sido durante décadas punto de encuentro de miles de personas y un espacio referencial de interés social. Es una de las churrerías más antiguas de España y que ha sabido mantener la tradición artesanal que ha pasado de generación en generación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Paulina Fernández, churrera de La Mañueta, recibe el primer Pañuelo de Pamplona: "Lo agradezco de todo corazón"