• lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 16:51

 

 
 

PAMPLONA

El 'boom' de los patinetes eléctricos en Pamplona: normativa y multas

En la capital navarra, además de la última actualización de la normativa nacional, existe una ordenanza municipal vigente desde 2019 que regula estos vehículos de movilidad personal.

Una conduce un patinete eléctrico por Pamplona. PABLO LASAOSA
Una conduce un patinete eléctrico por Pamplona. PABLO LASAOSA

El patinete eléctrico se ha convertido en una manera más de desplazarse por la ciudad de forma sostenible.

El 'boom' de estos vehículos en España ha hecho que la normativa actual, reformada en septiembre de este mismo año, esté siendo continuamente revisada. A día de hoy, existe una legislación común en el conjunto del país; sin embargo, algunos municipios, como es el caso de Pamplona, tienen también reglas específicas.

No obstante, lo primordial a la hora de conducir un vehículo de estas características es tener sentido común y protegerse con el objetivo de no causar molestias a otros usuarios de la vía y evitar daños mayores.

La normativa general establece la velocidad máxima permitida en 25 kilómetros por hora; el casco es obligatorio; no está permitido circular por las aceras y zonas peatonales, vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías y túneles urbanos; está prohibido circular tras haber bebido alcohol o con auriculares puestos, además de ir más de una persona en el patinete

También se espera que sea obligatorio un certificado de circulación, aunque todavía no lo es y, en cuanto al seguro, actualmente es necesaria su contratación únicamente en Benidorm, Alicante y Barcelona.

Por el momento, tampoco hay que matricular el patinete, ni pagar ningún tipo de impuesto.

NORMATIVA EN PAMPLONA

En Pamplona los patinetes están regulados según la ordenanza de movilidad vigente desde agosto del 2019.

Esta ordenanza obliga a los vehículos de movilidad personal a circular por los carriles bici y por las calzadas limitadas a 30 kilómetros por hora.

"En Pamplona, aparte del casco, es obligatorio el uso de chaleco reflectante por la noche. Además, a pesar de que la normativa general no establece un mínimo de edad para utilizar un vehículo de movilidad personal, aquí solo se puede conducir a partir de los 14 años", explica Imanol Sillero Leache, agente del grupo de tráfico de la Policía Municipal de la capital navarra.

Sin embargo, este mínimo de edad establecido por la ordenanza municipal crea un "conflicto", ya que "otros municipios cercanos a la capital navarra, como puede ser Ansoáin, no están regidos por las mismas normas, por lo que por ahí pueden circular personas de cualquier edad, pero no pueden entrar a Pamplona".

El objetivo prioritario de la normativa es "procurar que los patinetes no circulen por las aceras con el fin de defender al peatón". "Un accidente con un vehículo de movilidad personal puede causar importantes lesiones tanto para el conductor como para la persona que pueda resultar atropellada", incide Sillero.

No obstante, el agente destaca que las sanciones dependen de cada momento: "Nosotros no vemos un patinete por la acera y automáticamente le denunciamos. Tenemos en cuenta qué acera es, qué situación, qué persona lo conduce... Al igual que otro tipo de infracción, se valora todo".

"De todas formas, las sanciones que se están poniendo son leves de cara a llamar la atención y que la gente vaya interiorizando que hay que salir de la acera". El hecho de circular con el patinete por un zona que no está destinada para ello, como puede ser la acera, supone una multa de 30 euros. Sin embargo, si el conductor no lleva casco, se considera una sanción grave que asciende a los 200 euros.

Desde Policía Municipal de Pamplona han querido insistir, además, en que "no por tener forma de patinete y tener un motor, es un vehículo de movilidad personal". "Hay mucha gente que compra por Internet sin informarse y cuando les llega lo que creían que era un patinete resulta ser un ciclomotor porque lleva asiento o circula a más velocidad de la permitida, y no saben que podrían estar incurriendo en un delito al ir sin carné de conducir. Hay mucho desconocimiento y creo que es importante informarse antes de comprar y cerciorarse de que realmente se está adquiriendo un vehículo de movilidad personal y no otro tipo de vehículo", afirma Sillero.

OTRAS MULTAS

Además de la obligatoriedad de ir con casco y no rebasar la velocidad permitida, está prohibido llevar un patinete eléctrico habiendo consumido alcohol o drogas (entre 500 y 1.000 euros) y negarse a realizar las pruebas; ir a más de 25 km/h (500 euros); utilizar el teléfono móvil o los auriculares mientras se conduce (200 euros); o ir dos personas sobre el patinete (100 euros).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'boom' de los patinetes eléctricos en Pamplona: normativa y multas