• jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:15

 

 
 

PAMPLONA

Así será el 'nuevo' Paseo de Sarasate: el Ayuntamiento presenta los cambios que hará

El proyecto mantiene el andén central con parterres ajardinados y las alineaciones arboladas, y generará nuevos pasos transversales.

Paseo Sarasate de Pamplona. PABLO LASAOSA
Paseo Sarasate de Pamplona. PABLO LASAOSA

El paseo de Sarasate de Pamplona cambiará de cara y "reforzará su concepto de bulevar", con una reurbanización que tiene como objetivo "poner en valor las cualidades de uno de los espacios emblemáticos de la ciudad".

El proyecto mantiene el andén central con parterres ajardinados y las alineaciones arboladas, y generará nuevos pasos transversales para dotar al espacio de "una permeabilidad más natural" entre el Casco Antiguo y el Segundo Ensanche. Puedes consultar aquí los planos del nuevo proyecto.

El desnivel entre el paseo central y la zona norte se salvará mediante gradas-escaleras, que generarán "nuevos espacios de estancia informales y nuevas rampas que mejorarán la accesibilidad de la zona".

La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la licitación del proyecto de reurbanización del paseo de Sarasate. El presupuesto asciende a 10.210.338,67 euros, que incluye también los 2,1 millones de euros del proyecto de renovación de redes de saneamiento y abastecimiento, elaborado por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, y que se ejecutará al mismo tiempo que la reurbanización, gracias al convenio suscrito entre ambas entidades.

Debido a esas obras previstas por la Mancomunidad, el ámbito se ha ampliado a las calles Alhóndiga, Vínculo, García Castañón, San Ignacio y Fernández Arenas. El plazo de ejecución de los trabajos es de 15 meses y se prevé que den comienzo en enero de 2022.

El proyecto prioriza el tránsito peatonal y unifica el diseño del paseo con pavimentaciones homogéneas que delimitarán los diferentes espacios, manteniendo el tráfico por el vial sur y estructurando el vial norte, principalmente como zona para servicios.

Entre otras intervenciones, se eliminarán los aseos subterráneos y se colocarán cabinas de aseos autolimpiables, se reforzará la jardinería, se reubicarán cuatro de las seis esculturas de los Reyes de Navarra y se significará la importancia del Monumento a los Fueros.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, han explicado en rueda de prensa los detalles de un proyecto que reurbaniza 22.675 metros cuadrados del centro de la ciudad, un 10% de ellos zonas verdes.

El alcalde de Pamplona Enrique Maya, y el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, presentan el proyecto de reurbanización del paseo de Sarasate. PABLO LASAOSA
El alcalde de Pamplona Enrique Maya, y el concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, presentan el proyecto de reurbanización del paseo de Sarasate. PABLO LASAOSA

El alcalde de Pamplona ha puesto de relieve que se trata de "la obra de mayor envergadura desde el año 2008 en el que se licitó por 14 millones la reurbanización de Navarrería". "Estamos hablando de una obra muy importante, un compromiso que está incluido en el programa de NA+. También gracias al acuerdo presupuestario con el PSN, que introdujo una enmienda, hoy se puede llevar a la práctica", ha remarcado.

Según ha expuesto Maya, se trata de "un proyecto ambicioso pero posibilista" para "mayor disfrute de los ciudadanos, ganando comodidad y calidad" y ha incidido en que se trata de un reto "muy importante".

Ha agradecido Maya el trabajo de los técnicos municipales, que han redactado el proyecto de ejecución, y también ha puesto en valor "esa colaboración con el PSN, gracias a la cual se están consiguiendo sacar adelante proyectos muy importantes para nuestra ciudad".

"Hay que recuperar el debate de las cosas que interesan a la gente, lo estamos consiguiendo y este es uno de los proyectos que más demuestran nuestro compromiso", ha resaltado.

Por su parte, el concejal Fermín Alonso ha sido el encargado de dar a conocer los detalles del proyecto, cuyas obras se prevé que comiencen en el mes de enero. En este sentido, ha remarcado que "una obra de estas características va a generar las lógicas incomodidades, que esperamos que sean las mínimas, pero el resultado va a merecer la pena", ha enfatizado.

El punto de partida del proyecto es el concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento en 2019. Se presentaron 16 propuestas y se seleccionaron tres como ganadoras. De forma previa al futuro inicio de los trabajos, se han realizado unos sondeos arqueológicos, tal y como determina la normativa del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI), de cara a conocer el subsuelo para acometer las obras de renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento.

El proyecto propone el uso peatonal como predominante, aunque se permite el paso de vehículo donde es necesario. Todo el ámbito estará regulado como zona residencial, con calles en plataforma única donde está permitido ese tráfico rodado. Esta condición favorecerá la convivencia con las bicicletas que encontrarán en el diseño urbano una guía por la que circular de manera más ordenada, con una conexión más clara con los tramos ya existentes.

El vial norte, el más cercano al Casco Antiguo, es el que recogerá el tráfico ciclista que circule desde Taconera o Plaza del Castillo, siempre con preferencia peatonal. El acceso rodado se producirá por la calle San Ignacio. El circuito de carga y descarga tendrá su acceso por la calle Comedias con los horarios limitados habituales.

Los autobuses urbanos, taxis, camiones de recogida de residuos o vehículos de residentes girarán hacia el vial sur del paseo, desde el que podrán acceder a las calles García Castañón y Alhóndiga. La calle del Vínculo quedará como en la actualidad, con acceso desde la calle Estella hacia el paseo por las rampas del estacionamiento existente.

En el vial norte se libera un espacio de posible circulación exclusiva para emergencia, servicio a comerciantes y hostelería y para residentes que deban tener acceso a su portal.

El vial sur acoge las paradas del transporte urbano comarcal, con dos marquesinas entre García Castañón y el Monumento a los Fueros; una parada de taxis frente a Correos; y las plazas reservadas precisamente para Correos, para el Parlamento de Navarra y para vehículos autorizados de personas con movilidad reducida.

La reurbanización de las calles adyacentes generará otros espacios reservados. En García Castañón se reserva espacio para cuatro plazas de movilidad reducida u otros servicios; en Fernández Arenas se pueden habilitar hasta once plazas que pueden dar servicio al Gobierno de Navarra o a la carga y descarga; y en San Ignacio, entre la rampa de acceso al aparcamiento y el paseo de Sarasate se localizará una base con 24 unidades del futuro sistema de bicicleta eléctrica pública de Pamplona. Esas calles se establecerán en plataforma única, es decir, con acera y calzada al mismo nivel.

Por otra parte, una de las cuestiones "irrenunciables" del proyecto es la conservación de las alineaciones arboladas existentes, que cuentan con un Grado 2 de protección, que dan continuidad y se enlazan con la zona de la Taconera.

Por su parte, el Monumento a los Fueros tiene un especial potencial en la trama del paseo de Sarasate por su posición y su escala. El proyecto aprobado lo destaca aún más, eliminando elementos actuales como las vallas que lo rodean o las barandillas de los aseos públicos subterráneos. Se reforzará su iluminación ornamental, con un proyecto específico que se ha encargado mediante una asistencia técnica a la Ingeniería INARQ. Asimismo, se renovará totalmente el alumbrado público del paseo.

En el otro extremo del paseo, frente al Parlamento, se está estudiando la posible colocación de un nuevo elemento escultórico para dar contrapunto a la polaridad que ejerce el Monumento a los Fueros. El Ayuntamiento solicitó una propuesta a tres escultores locales de avalada trayectoria y se está pendiente de la toma de la decisión.

Además, las seis estatuas de Reyes de Navarra del paseo de Sarasate, que datan de 1760, se desmontarán y limpiarán. Cuatro de ellas cambiarán de ubicación en el mismo paseo y las dos centrales se mantendrán en el mismo sitio.

Por otra parte, la reurbanización del paseo de Sarasate supondrá la clausura de los actuales aseos públicos subterráneos, cuya entrada no cumple la normativa de accesibilidad. Se colocarán tres nuevos aseos autolimpiables.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así será el 'nuevo' Paseo de Sarasate: el Ayuntamiento presenta los cambios que hará