PREMIUM  PAMPLONA

La Rochapea se vuelve de pago: aparecen los primeros parquímetros a un mes y medio de que llegue la zona azul

Todavía falta por completar varios trabajos, como pintar las franjas de colores, pero se espera que el estacionamiento de pago comience en enero.

Parquímetro colocado ya en la Rochapea para dar servicio a la próxima zona azul de Pamplona.
Parquímetro colocado ya en la Rochapea para dar servicio a la próxima zona azul de Pamplona.  

Con la vista puesta en el próximo 1 de enero, los vecinos de la parte sur de la Rochapea se preparan para que el efecto frontera que han vivido durante años sus calles se traslade a la parte norte del barrio pamplonés.

Desde hace algunos días, la empresa adjudicataria de la zona de estacionamiento regulado en la capital navarra, Dornier, ha comenzado a instalar varios parquímetros en algunas de las calles principales de esta zona de la Rochapea.

No obstante, se encuentran bloqueados para el pago, puesto que las labores para comenzar el servicio aún no están terminadas. Todavía falta, por ejemplo, pintar las franjas de colores en las correspondientes calzadas.

Dos colores llegarán en las próximas semanas (cuando la meteorología lo permita) a estas calles de Pamplona. La mayoría de ellas, sin embargo, pertenecerán a la zona naranja, en la que (previo pago para los que no cuenten con la respectiva tarjeta de residente) se podrá aparcar durante todo el día. En la zona azul, en cambio, solo se permite el estacionamiento (también, previo pago) durante un máximo de dos horas.

Según el contrato que se aprobó durante la pasada legislatura, se implantarán 3.777 plazas de aparcamiento regulado en lo que quedará constituido como el sector 8. De ellas, 3.482 serán zona naranja y las 295 restantes, zona azul. Estas últimas se localizarán en las calles más comerciales, como Bernardino Tirapu, Artica y parte de Jozquín Beunza.

La propuesta para regular el estacionamiento entre la avenida de Marcelo Celayeta y el río Arga contaba en el momento de su salida a concurso, el pasado año, con el respaldo del 87% del vecindario del barrio, según los resultados de un estudio que el Ayuntamiento de Pamplona realizó durante la primera parte del 2018.

Además de las calles mencionadas, también se instalarán como zonas de estacionamiento regulado (en este caso, de color naranja) los dos aparcamientos disuasorios localizados junto a los Corralillos del Gas y el paseo Anelier.

Por tanto, el efecto frontera producido por las personas que dejaban en esos lugares los vehículos para subir hasta el Casco Antiguo por el ascensor de Descalzos se trasladará el próximo año a la parte norte del barrio, justo después de la avenida de Marcelo Celayeta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Rochapea se vuelve de pago: aparecen los primeros parquímetros a un mes y medio de que llegue la zona azul