PAMPLONA

Pamplona vuelve a hacer sonar el legado de Pablo Sarasate en un sentido homenaje junto a su mausoleo

Durante el acto, en el cementerio de San José, se han interpretado dos de sus zortzikos y se ha depositado una corona de flores.

La corporación municipal de Pamplona durante el homenaje al músico Pablo Sarasate en el panteón en el que están enterrados sus restos, acto tradicional en el Día de Todos los Santos. EFE/J.P. Urdíroz
La corporación municipal de Pamplona durante el homenaje al músico Pablo Sarasate en el panteón en el que están enterrados sus restos, acto tradicional en el Día de Todos los Santos. EFE/J.P. Urdíroz  

El Ayuntamiento de Pamplona ha homenajeado este miércoles, 1 de noviembre y Día de Todos los Santos, como es tradición desde 1916, al violinista y compositor pamplonés Pablo Sarasate.

Sarasate, hijo predilecto de Pamplona desde el año 1900, tiene un panteón en el Cementerio Municipal de San José desde 1879, el mismo año en que se fundó la Orquesta Pablo Sarasate, actual Orquesta Sinfónica de Navarra Pablo Sarasate (OSN).

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, representantes de la Corporación Municipal y el gerente de Fundación Baluarte y de la OSN, Félix Palomero, han participado en un acto de homenaje en el que la parte musical ha corrido a cargo de cuatro intérpretes de la Orquesta Sinfónica de Navarra: los violines de Anna Siwek y Maite Ciriaco; la viola de Jerzy Wojtysiak y Tomasz Przylecki al violoncello.

El acto ha tenido lugar a las 12 del mediodía, ante el mausoleo de mármol, y en su desarrollo se han interpretarado los zortzikos 'Adiós montañas mías opus 37' y 'Caprice Basque opus 24'. A continuación se ha depositado una corona de flores.

'EL MAGO DEL VIOLÍN'

Pablo Sarasate, el músico llamado en su tiempo 'El mago del violín' legó a Pamplona sus partituras, cuadros, diplomas, trofeos e instrumentos.

En el acuerdo del pleno de 1 de febrero en que se le nombraba primer hijo predilecto la ciudad se establecía que este honor se acordaba "en agradecimiento a los muchos favores dispensados a Pamplona - al cariño de que siempre dio muestras por su ciudad natal y a la donación de su soberbia colección de joyas y condecoraciones para constituir un museo municipal". Ese museo hoy se puede visitar en la primera planta del Palacio de Condestable.

Pablo Sarasate está presente en la vida diaria de la ciudad con la dedicación nominativa de un paseo en la zona centro que es de las calles más transitadas de la ciudad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona vuelve a hacer sonar el legado de Pablo Sarasate en un sentido homenaje junto a su mausoleo