PREMIUM  PAMPLONA

Asirón y sus portavoces plantan a la tradicional Función del Voto de las Cinco Llagas en Pamplona

El Gobierno municipal que alardea de representar a todos los pamploneses, vuelve a ausentarse en la celebración de una de las tradiciones de la ciudad.

Voto de las Cinco Llagas con la corporación Municipal en desfile hasta San Agustín con el oficio religioso. PABLO LASAOSA 02
Voto de las Cinco Llagas con la corporación Municipal en desfile hasta San Agustín con el oficio religioso. PABLO LASAOSA 02  

Ya lo había anunciado y así ha sucedido: Joseba Asirón y sus portavoces han plantado a la tradicional Función del Voto de las Cinco Llagas, que como cada Jueves Santo se celebra en Pamplona. El alcalde, que sí participó el año pasado, ha delegado en esta ocasión la representación en el concejal Iñaki Cabasés, de Geroa Bai, que no pertenece a la Junta de Gobierno.

Con esta nueva ausencia, el Gobierno Municipal que alardea de gobernar para todos los pamploneses ha vuelto a dejar en evidencia su rechazo por las tradiciones culturales y religiosas de la ciudad. Ya dio plantón a San Fermín en la misa del 7 de julio y a San Saturnino en su día grande.

Este acto institucional tiene como objetivo renovar el voto de la ciudad instaurado el año 1600 en agradecimiento a que cesara la epidemia de peste.

Esta tarde se ha vuelto a repetir en el interior de la Iglesia de San Agustín con la asistencia de concejales de UPN, Geroa Bai y PSN, vestidos de gala, según señala el protocolo. Ninguno de los ediles de Bildu, Aranzadi e Izquierda-Ezerra han acudido. Durante el acto ha tenido lugar la procesión en la que se porta en andas el paso municipal con la efigie de las Cinco Llagas precedida por una bandera negra en señal de luto.

En esta Función religiosa, que cuenta con la Capilla de Música de la Catedral, también participan los miembros de la Hermandad de la Pasión y el Cabildo Catedralicio.

DESFILE CON MEDALLAS CORPORATIVAS

Antes, la Corporación ha desfilado desde la plaza Consistorial por las calles Mercaderes, Curia y Calderería acompañada de maceros, clarineros y agentes de la Policía Municipal en traje de gala, el mismo recorrido que realizan para regresar al Ayuntamiento.

Este es el único acto de la Semana Santa pamplonesa al que los ediles acuden en Cuerpo de ciudad y el único del año en el que en sus trajes lucen la medallas corporativas por el lado que representa la imagen de las Cinco Llagas, que es también el reverso de la bandera de la ciudad.

Ya para las ocho de la tarde está prevista la procesión de Jueves Santo, en la que la Hermandad se traslada hasta el palacio arzobispal para rezar a sus puertas una oración.

En este acto, que recorre Dormitalería, Javier, Merced, Juan de Labrit y Plaza Santa María la Real, para regresar por las mismas calles, participa la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de la Flagelación de Logroño.

CRÍTICAS DESDE UPN

Los regionalistas que, como cada año, han acudido a este acto, han criticado la ausencia del alcalde y de toda la Junta de Gobierno de Pamplona, además de los portavoces del cuatripartito. Así, se han preguntado por qué no se ha justificado la ausencia del primer edil, ni por qué no se ha delegado en los tenientes de alcalde, como es habitual cuando el alcalde deja la ciudad o sufre una baja médica.

UPN ha subrayado que “más allá de tratarse de un acto muy querido por los pamploneses, en este caso es, además, una de las sólo seis fechas oficiales a las que tiene la responsabilidad de asistir por Reglamento”.

Asimismo, ha apuntado que "el problema es la alergia de los concejales de Bildu y de otros miembros del cuatripartito a muchas de las tradiciones de nuestra ciudad, aunque estas sean muy apreciadas por muchísimas personas”. En este sentido, han recordado las ausencias del alcalde en la Misa de San Fermín, "a la que no acude por irse a almorzar tras participar justo detrás del arzobispo en su Procesión", además de en otros actos del día de San Saturnino o del Privilegio de la Unión.

Según UPN, “queda claro que el alcalde y sus concejales cada día están más encerrados en sus círculos más cercanos, que se sienten a gusto corriendo ikurriña en mano en la Korrika, pero son incapaces de cumplir con sus obligaciones de representación en actos oficiales”.

PARTICIPAR Y FOMENTAR LAS TRADICIONES

De ahí que, para los regionalistas, “el alcalde se haya tenido que ir hasta el cuarto concejal de los cinco que tiene el tercer grupo del Ayuntamiento para encontrar quién le sustituya”.

Asimismo, han afirmado que “las tradiciones forman parte del patrimonio inmaterial de nuestra ciudad y, tengan el origen que tengan, su arraigo y celebración a lo largo de siglos las han convertido en actos populares queridos por la inmensa mayoría de pamploneses, independientemente de su credo”, han afirmado.

Por eso, en palabras de UPN, “un alcalde que quisiera serlo de toda la ciudad debería participar y fomentar estas tradiciones, representando también a todos los que no le votaron, no sólo a su 15%, y no tratar de crear también división a su alrededor”.

UNA TRADICIÓN DESDE EL SIGLO XVII

Este acto se remonta a 1599 cuando Pamplona sufrió una epidemia de peste bubónica que se cobró al menos 300 vidas y un fraile franciscano, que vivía en un convento fuera-puertas de la ciudad, tuvo la comunicación divina que transmitió al obispo.

El remedio a la peste pasaba por imprimir tantos papeles como habitantes había en Pamplona los que se debían representar las llagas de Cristo y su corona de espinas.

Se trataba de llevarlos durante 15 días fijados al pecho, descubierto este, y transcurrido este tiempo se celebraría una procesión para dejar estas estampas en la Iglesia de San Agustín.

Así se hizo y, según cuentan las crónicas, "milagrosamente" la epidemia de peste remitió el 27 de noviembre de aquel mismo año de forma radical.

Por eso, en 1600 el Ayuntamiento hizo voto de procesionar una vez al año para conmemorar el milagro y además, desde el 2 de septiembre, las llagas de Cristo y la corona de espinas son además el anverso de la medalla de la ciudad, en cuyo reverso está el león de Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón y sus portavoces plantan a la tradicional Función del Voto de las Cinco Llagas en Pamplona