PAMPLONA

Más de 100 empleados del Ayuntamiento de Pamplona se han visto afectados por el coronavirus

En la actualidad, permanecen de baja 20 personas, de las que 14 han dado positivo y otras 6 se encuentran en aislamiento.

Un trabajador municipal del servicio de limpieza de Pamplona, durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Un trabajador municipal del servicio de limpieza de Pamplona, durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS  

Desde que se decretó el estado de alarma y hasta este lunes, un total de 104 trabajadores del Ayuntamiento de Pamplona se han visto afectados por el Covid-19 o han mostrado síntomas compatibles con la enfermedad. Esta cifra supone en torno a un 6,5% del conjunto de la plantilla, que asciende a alrededor de 1.600 personas, entre personal funcionario y contratado, según ha anunciado este martes el consistorio.

El momento más crítico en cuanto a afecciones se registró en la segunda semana del estado de alarma. Entonces se alcanzó el pico, con 55 casos entre los empleados municipales, el grueso de ellos entre agentes de la Policía Municipal y trabajadoras del Equipo Municipal de Atención Domiciliaria (EMAD). En estos momentos, el número de personas de baja por coronavirus es de 20, de las que 14 son positivos confirmados y 6 se encuentran en aislamiento.

De esos 104 casos registrados hasta la fecha entre la plantilla del Ayuntamiento, 38 corresponden a personal de la Policía Municipal. Por su parte, en el EMAD se han dado 14 casos, a los que se suman otros 12 surgidos entre la plantilla de las unidades de barrio y 4 más en los servicios sociales municipales. Entre el resto de personal municipal se han detectado 36 casos.

Tras los correspondientes análisis, de entre esos 104 casos se han confirmado 33 positivos por coronavirus, mientras que otros 27 resultaron negativos. Un total de 35 trabajadores han permanecido aislados por recomendación del Servicio Navarro de Salud, y 5 están a la espera de que se les realicen las pruebas diagnósticas.

La mayor incidencia se ha dado entre el personal masculino mayor de 41 años. En concreto, en la franja de edad de 41 a 50 años, se han dado 12 positivos confirmados en hombres, frente a 5 en mujeres. La tendencia es similar en el rango de edad inmediatamente superior, de 51 a 60 años, con 9 positivos en hombres y 3 en mujeres.

Todos estos datos han sido presentados este martes a los grupos municipales por parte de la concejala delegada de Servicios Generales del Ayuntamiento de Pamplona, María Echávarri, en la Comisión de Presidencia, donde también ha dado cuenta de las actuaciones que ha llevado a cabo el consistorio para garantizar la seguridad de sus trabajadores y reorganizar la actividad de acuerdo a las exigencias marcadas por el estado de alarma.

CHARLAS INFORMATIVAS

En este sentido, antes incluso de decretarse el confinamiento, y ante el creciente número de contagio entre la población en general, desde el Servicio de Prevención de Riesgos Labores del Ayuntamiento se llevaron a cabo en la primera semana de marzo charlas informativas sobre medidas higiénicas a los responsables y delegados de prevención del Equipo Municipal de Atención Domiciliaria y de la Policía Municipal, al tratarse de los puestos de trabajo más expuestos por su contacto directo con un amplio número de personas.

Asimismo, se ofreció información específica al personal del cementerio sobre la manipulación de féretros de personas fallecidas a causa del Covid-19. Ya el 11 de marzo se establecieron distancias de seguridad en los puestos de atención al público. Las normas higiénicas se generalizaron al conjunto de la plantilla a través de carteles y la intranet municipal.

El consistorio elaboró, además, un plan de acciones y estrategia propio, como guía de actuación ante la pandemia, que incluye distintos aspectos, desde la definición de responsabilidades y áreas sobre las que actuar, hasta los criterios que se usan en la toma de decisiones.

Como complemento a ese plan, el Ayuntamiento pamplonés hizo una primera compra de material higiénico, en concreto, geles desinfectantes hidroalcohólicos, para dotar a la plantilla de los puestos especialmente comprometidos. La adquisición de mascarillas, sin embargo, ha resultado más complicada. Este elemento de protección es básico para el Servicio de Atención Domiciliaria. De hecho, en un año habitual, usan en torno a 400 mascarillas. Ante la creciente expansión del coronavirus, ha indicado el consistorio, en un primer momento, el Ayuntamiento solicitó al Servicio Navarro de Salud entre 150 y 200 mascarillas para este servicio. La solicitud, sin embargo, no obtuvo respuesta.

ADQUISICIÓN DE EPI

Finalmente, aunque en un primer momento las compras iban a ser centralizadas por los Ejecutivos central y autonómico, ante la imposibilidad de suministrar el material, el propio consistorio se ha encargado de adquirir parte los EPI necesarios para la plantilla. En el conjunto de la plantilla municipal, el consumo de mascarillas ha sido superior a 9.000 unidades; todo ello sin contar las usadas en la Policía Municipal.

En base a un acuerdo alcanzado entre la Federación Española de Municipios y el Ministerio de Sanidad, el Ayuntamiento recibió este lunes de manos de la Delegación del Gobierno 30.000 mascarillas, destinadas a los colectivos más vulnerables de la ciudad, junto con operarios municipales de limpieza, residuos sólidos, empleados de transporte público urbano, trabajadores sociales, policías locales, bomberos, etc.

Además, el Servicio de Prevención ha posibilitado que el personal municipal pueda acceder a la realización de test rápidos de detección del coronavirus, que se realizan en las instalaciones de Refena, dependientes del Gobierno de Navarra. En un primer momento, se hicieron las pruebas al personal del Equipo Municipal de Atención a Domicilio y, posteriormente, a todos los servicios declarados como esenciales, es decir, la Policía Municipal y el área de Servicios Sociales, para poder garantizar su prestación.

Con el decreto del estado de alarma, el Ayuntamiento ha señalado que priorizó el teletrabajo entre la plantilla, en coordinación con ANIMSA, empresa encargada de dar el soporte técnico. Antes de la propagación del coronavirus, el consistorio contaba con capacidad para que 400 puestos pudieran operar en teletrabajo. La cifra, no obstante, podía ampliarse excepcionalmente si fuera necesario, "como así ha sido".

TELETRABAJO

En la actualidad, se han gestionado y activado más de 450 solicitudes de teletrabajo entre la plantilla. En aquellos puestos en los que la actividad presencial no era fundamental se ha priorizado el trabajo en remoto. Tal es el caso, por ejemplo, del servicio de atención municipal 010, para el que se elaboró un plan de respuesta y operatividad ante la crisis sanitaria.

En materia de contratación, para hacer frente a las nuevas necesidades de personal derivadas del incremento de servicios asistenciales, el consistorio ha procedido a la contratación de ocho trabajadores de Integración Social, para atender el albergue de Jesús y María, dedicado a acoger transeúntes; y para reforzar el área de Asuntos Sociales. Por el contrario, el área de Recursos Humanos acordó, dadas las dimensiones que estaba tomando la pandemia, suspender la prueba de selección de Auxiliares de Protección Civil para Sanfermines, prevista para el pasado 14 de marzo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de 100 empleados del Ayuntamiento de Pamplona se han visto afectados por el coronavirus