PAMPLONA

Una mayoría amplia del pleno de Pamplona da el visto bueno al cambio en los servicios preventivos de los barrios

Navarra Suma y PSN han apoyado la modificación, mientras que Bildu y Geroa Bai se ha mostrado a favor de mantener el sistema actual. 

Manifestación en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona en contra del cierre de los centros de barrios. PABLO LASAOSA
Manifestación en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona en contra del cierre de los centros de barrios. PABLO LASAOSA

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado este jueves, con los votos a favor de Navarra Suma (13) y PSN (5) y la oposición de EH Bildu (7) y Geroa Bai (2), la modificación de la forma de gestión del servicio de prevención de situaciones de desprotección y conflicto social en el Programa de Atención a la Infancia y Familia.

No ha prosperado una enmienda presentada por EH Bildu y Geroa Bai que planteaba "paralizar el expediente de restricción de los contratos con los Servicios de Acción Preventiva Comunitaria (SAPC) para, en su lugar, iniciar un proceso de valoración de estos servicios, incluyendo su modelo, funcionamiento y financiación". Ha sido rechazada con los votos en contra de Navarra Suma y PSN.

La concejala de Servicios Sociales y Acción Comunitaria, María Caballero (NA+), ha defendido que esta modificación de la gestión del servicio se lleva a cabo con el objetivo de que este se preste "de manera directa, con medios propios, incluyendo todas las prestaciones garantizadas por la Cartera de Servicios Sociales". Ha asegurado que se trata de una "decisión meditada" y se ha mostrado convencida de que la prestación de este nuevo servicio va a suponer "una mejora en la atención a la infancia, la adolescencia y las familias".

La edil ha afirmado que se trata de una "apuesta por reforzar los servicios sociales" y por "mejorar este servicio" porque "en la actualidad no llegamos a todo Pamplona y no se incluyen todas las prestaciones que se tendrían que cumplir". En este sentido, ha indicado que "tenemos un servicio fraccionado en ocho barrios, que deja a cinco barrios sin atención" y que se dedica "fundamentalmente a acciones de ocio y tiempo libre".

Según ha explicado, una vez se ponga en marcha el nuevo servicio el 1 de enero de 2021, se creará una nueva unidad de prevención en el Ayuntamiento de Pamplona que contará con cinco profesionales, dos de Acción Comunitaria, un pedagogo, un psicólogo y un coordinador, que estarán apoyados por 14 profesionales a nivel de calle".

María Caballero ha remarcado que "nadie está eliminando nada" y "no se acaba con lo comunitario sino que las asociaciones tiene la posibilidad de trabajar en los barrios pero vía subvención". Y ha pedido que "no se engañe a la gente, que no se manipule a los niños que van a poder seguir participando de las actividades infantiles". Asimismo, ha criticado la "actitud" de algunos grupos municipales que "hacen una defensa de lo público y, en un tema tan sensible como la infancia y la prevención de situaciones de vulnerabilidad, prefieren la privatización".

Por su parte, la portavoz del PSN, Maite Esporrín, ha asegurado que con el nuevo modelo de gestión "no se trata de acabar con ningún servicio existente en la actualidad sino de ampliarlo y mejorarlo".

La socialista ha afirmado que la propuesta del Consistorio "quiere hacer una apuesta decidida" para "evitar que los menores puedan llegar a encontrarse en situación de desprotección". Y ha opinado que la gestión directa del servicio es la forma "más adecuada para atender a las personas más vulnerables" y "amplía la garantía de universalidad, integralidad y eficiencia de la gestión pública".

Igualmente, ha opinado que con el nuevo modelo "se logrará una mejor atención a las familias porque se plantearán objetivos globales para toda la ciudad" y supondrá una "eficiencia mayor al coordinar los recursos municipales dedicados a la infancia y la adolescencia que hasta ahora se trabajaban en distintos programas y áreas municipales".

No obstante, ha indicado que "no podemos desechar la experiencia y el buen trabajo que se ha llevado a cabo en algunos barrios" y ha abogado por que "se trabaje con los profesionales y voluntarios que han ejercido hasta ahora esta competencia".

Por el contrario, el representante de EH Bildu, Joseba Asiron, ha enmarcado este cambio de modelo a una "venganza por el revés judicial del pasado verano cuando quiso forzar de manera ilegal la voluntad de los equipos y de los técnicos municipales" y a la "aversión de la derecha a todo lo que suene a carácter popular y vecinal". Y ha asegurado que es "la continuación del histórico de agresiones a estos equipos que arranca con los recortes de 2011 sobre los recursos a la infancia".

Ha calificado la medida como una "chapuza", con un expediente realizado "a espaldas de los técnicos", que "no cuenta con ningún aval técnico y jurídico" y que "transgrede de manera flagrante" el primer Plan de Infancia del Consistorio. Un plan, ha subrayado, que establece la extensión del actual servicio "a todos los barrios" y no "suprimir lo que existe para parir un engendro". Ha acusado, además, al equipo de gobierno de mentir al decir este nuevo modelo cuenta con el aval de Unicef.

Así, ha considerado que "modificar la plantilla orgánica antes del 1 de enero, seleccionar y contratar profesionales y pretender, no ya formarlo, sino que tracen un conocimiento mínimo de la problemática de los barrios, sin que ello suponga una ruptura de lo que se está haciendo, en plena pandemia y en medio de una crisis económica, es simplemente una quimera". Igualmente, ha afirmado que "pretender hacernos creer que 19 profesionales van a hacer, sin solución de continuidad, lo que hacen 24 profesionales que conocen los barrios y con experiencia de décadas en algunos casos, no es más que un burdo engaño".

En la misma línea, el portavoz de Geroa Bai, Patxi Leuza, ha asegurado que era objetivo del actual gobierno municipal objetivo "acabar con los servicios preventivos" porque "no les gustaba los que estaban".

Ha criticado que el modelo que defiende UPN "es asistencial" y se dedica a "programar actividades para mantener entretenidos a la chavalería". Ha afirmado que la labor preventiva "va de otra cosa" ya que es un trabajo "que parte de la base social y comunitaria con agentes que tienen arraigo en la zona que tejen redes con todos los actores socio-vecinales y que cuesta mucho tiempo desarrollar". "Todo este trabajo se manda a la basura porque el actual gobierno no comparte esta forma de trabajar", ha censurado.

"En mitad de una situación muy complicada van y se cargan algo que funciona" y "van a dejar colgado un trabajo que se realizaba con normalidad" para ofrecer "absolutamente nada", ha reprochado el edil de Geroa Bai.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una mayoría amplia del pleno de Pamplona da el visto bueno al cambio en los servicios preventivos de los barrios