• miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 10:53
 
 

PAMPLONA

El nuevo carril bici y camino peatonal que unirá Pamplona con una localidad de la Comarca

Estos 650 metros se suman a los 13,5 kilómetros de carriles bicis segregados construidos en los últimos tres años.

El nuevo carril bici enlazará con el de las calles Sadar y Tajonar inaugurados hace unos meses. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
El nuevo carril bici enlazará con el de las calles Sadar y Tajonar inaugurados hace unos meses. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

La red de carriles bici de Pamplona y Mutilva quedarán enlazadas en los próximos meses gracias a la firma de un convenio para llevar a cabo el proyecto de “conexión ciclable y peatonal entre el colegio Luis Amigó y el nudo de las calles Tajonar y Sadar”.

Las obras, tras su licitación, se ejecutarán sobre un tramo de aproximadamente 650 metros de longitud uniendo el carril bici Tajonar-Sadar inaugurado en agosto, con el que termina al final de la parcela, y que pasará por el pabellón Polideportivo de la UPNA, requiriendo la realización de algunas expropiaciones en la margen este de la carretera.


Esta nueva infraestructura conllevará una inversión de 949.746 euros, de los que el 85% serán aportados por el Gobierno de Navarra a través de Fondos Europeos Next Generation, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, y un 15% por el Ayuntamiento de Pamplona. Esta mañana Fermín Alonso, concejal delegado del Área de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad del Consistorio y Berta Miranda, directora general de Transportes y Movilidad Sostenible del Departamento de Cohesión Territorial de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra han firmado el convenio que hará posible el proceso.

El proyecto plantea el desarrollo de una conexión peatonal y ciclable en la margen este de la calle Tajonar (lado izquierdo de la vía en sentido Pamplona – Mutilva) donde se dispondrá una acera peatonal de 3 metros de anchura y un carril bici bidireccional de 2,5 metros de anchura, con una protección de 0,50 metros hacía la calzada, que conectará el carril bici de las calles Tajonar-Sadar en la rotonda de El Sario, con el tramo de carril bici que ya existe frente al colegio Luis Amigó (Pamplona) y que conecta, a su vez, con el carril bici en el polígono industrial de Mutilva.


Según lo acordado por las dos instituciones, Gobierno de Navarra se ha encargado de la redacción del proyecto, un documento ya terminado, y ofrecerá asistencia técnica normativa, ambiental y de coordinación al Consistorio. El Ayuntamiento de Pamplona, por su parte, se encargará del procedimiento de expropiación, de licitar y ejecutar las obras y de la contratación de las direcciones de obra, así como de la gestión y el mantenimiento de la infraestructura, una vez acabada.

Todas estas actuaciones se enmarcan en la estrategia Go Green Pamplona, que engloba las acciones que se desarrollan en la ciudad en materia de cambio climático y transición energética. El cambio hacia un modelo de movilidad más sostenible es parte del esfuerzo que está realizando Pamplona frente al cambio climático.

Estos 650 metros se suman a los 13,5 kilómetros de carriles bicis segregados construidos en los últimos tres años y numerosas actuaciones de mejora del espacio peatonal, reafirmando la apuesta del Consistorio por la movilidad activa, saludable y sostenible. 

De igual modo, cabe recordar que el Gobierno de Navarra está impulsando la “Navarra Green” o estrategia de transformación ecológica, con decenas de acciones alineadas con el Pacto Verde de la Unión Europea. En este marco se está llevando a cabo numerosas acciones para fomentar, la movilidad sostenible a través de la ejecución y mejora de una veintena de carriles bici por toda Navarra, y de manera especial en la Comarca de Pamplona gracias a la llegada de 12,5 millones de euros de fondos europeos Next Generation”, destinados a establecer una red de carriles ciclables y peatonales que conecten de una manera segura, saludable y sostenible el conjunto de la comarca.


Además, se ha impulsado el uso de la bicicleta con deducciones fiscales de hasta el 35% por la compra de bicis eléctricas. Se han lanzado tres convocatorias de ayudas a la reparación y mantenimiento, que han contado con una inversión de 250.000 euros y han permitido reparar más de 5.000 bicicletas. Estas ayudas se han complementado con la campaña de comunicación “No aparques tu bici, reactívala” para fomentar el uso habitual de este medio de transporte.

Asimismo, el Ejecutivo ha publicado este año una novedosa herramienta que recoge por primera vez 700 kilómetros de carriles bici, rutas e itinerarios disponibles en Navarra, así como la ubicación de aparcamientos de bicicletas o señalizaciones, entre otros datos. 


Con esta firma el Ayuntamiento de Pamplona sigue ampliando la red de trazados disponibles para quienes usan la bicicleta como medio de transporte. En agosto el Consistorio puso en funcionamiento los 1,7 kilómetros de carril bidireccional segregado que conectan Milagrosa y Soto de Lezkairu con una zona de importantes equipamientos, entre ellos los campus de la Universidad Pública de Navarra y la Universidad Nacional de Educación a Distancia, pero también grandes infraestructuras como el estadio del Sadar, el Pabellón Reino Arena o el, polideportivo de la UPNA. Ahora el convenio permite prolongar esa infraestructura 650 metros para crear un recorrido continuo que una los términos municipales de Pamplona y Mutilva.

En la parte central del tramo de actuación existe una glorieta que sirve de acceso a las instalaciones de la UPNA, que se sitúan a ambos lados, al oeste, la finca de prácticas agropecuarias y al este, los campos deportivos precedidos de un gran aparcamiento en superficie. El tramo inicial comprendido entre el colegio y la glorieta discurre entre parcelas rústicas y el tramo desde dicha glorieta y la que une las calles Tajonar y Sadar junto al edificio de la UNED actualmente se encuentra urbanizado, pero con características de carretera, con una calzada de doble sentido que se desdobla para realizar el giro hacia el aparcamiento y arcén a ambos lados.


El nuevo proyecto dotará al trazado de una mejor urbanización, prolongando la iluminación y arreglando la actual cuneta de tierra y zona verde que, en conjunto, se convertirán en una cuneta verde, diseñada como sistema de drenaje urbano sostenible (SUD), que será capaz de recoger el agua de lluvia, filtrarla y limpiarla de contaminantes antes de ser absorbida por el terreno o recogida en el río Sadar, sumando, a la actuación de fomento de la movilidad sostenible una segunda estrategia de mejora ambiental y paisajística.

Todo ello transformará la zona en un lugar más propio de una zona urbana y el trazado en un itinerario mucho más seguro para caminantes y ciclistas. Igualmente se mejorará la seguridad vial al implantar soluciones de calmado de tráfico en ese tramo, incluyendo la eliminación de los giros por el cambio de los accesos al aparcamiento de la UPNA, el estrechamiento de los carriles motorizados incluyendo una mediana y la ejecución de badenes en las entradas a las glorietas. 

En el proyecto se ha optado por una conexión peatonal y ciclable en toda la longitud del tramo de actuación dando continuidad a la solución existente frente al colegio Luis Amigó, a cota de acera, pero modificando la sección siguiendo el actual criterio actual del Ayuntamiento de Pamplona respecto al ancho de carril bici y la necesaria banda de protección hacia la calzada, discurriendo por la margen este de la carretera (lado derecho). El resultado tras la ejecución de las obras será una acera peatonal de 3 metros de anchura y carril bici de 2,50 y un carril de circulación por cada sentido de 3,25 m, con una mediana central de 0,50 m de anchura en todo el tramo. El trazado del carril bici y la acera peatonal contigua del lado derecho de la carretera será continuación de la línea marcada por la urbanización ya ejecutada junto al colegio Luis Amigó.

De esta forma entre el colegio Luis Amigó y el edificio de investigación agrícola de la UPNA, habrá acera y carril bici en la margen derecha, con una mediana central marcada mediante señalización horizontal (pintura); y entre ese edificio y la glorieta de la intersección entre las calles Tajonar y Sadar, acera y carril bici continuarán por la derecha con una mediana central realizada mediante la colocación de 2 bordillos pisables.

La acera se realizará en baldosa hidráulica colocada con mortero sobre losa de hormigón y el carril bici dispondrá de un firme compuesto de 15 cm de base granular y 18 cm de losa de hormigón, con una terminación de pavimento de hormigón coloreado. Acera y carril bici irán rematadas con bordillo de hormigón hacia la calzada y superficies de aglomerado (aparcamiento) y un bordillo-jardín hacia el exterior en las zonas sin urbanizar. Y entre el carril bici y la acera se dispondrá una fila de baldosas con acabado podotáctil para ayudar a las personas con problemas de visión a orientarse y segregar el espacio de las bicicletas del espacio de los viandantes. 

El proyecto prevé la modificación de colectores de pluviales y en la zona comprendida entre glorietas se ha proyectado un sistema de drenaje sostenible de grandes dimensiones, una ‘cuneta verde’. Los accesos a fincas y parcelas agrícolas se mantendrán mediante pasos rebajados en aglomerado y se reordenarán los accesos al aparcamiento situado frente a la UNED. A lo largo de la acera peatonal discurrirá la canalización de alumbrado con farolas LED que iluminarán la acera y carril bici y la calzada, y se sustituirán las 12 luminarias de vapor de sodio que ya están colocadas en la zona urbanizada en la acera del colegio Luis Amigó, para dar coherencia al conjunto del itinerario. Todo el espacio se rematará con señalización horizontal y balizamiento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El nuevo carril bici y camino peatonal que unirá Pamplona con una localidad de la Comarca