• lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 20:48

 

 
 

PAMPLONA

Últimos retoques en una escuela de la Rochapea: "Por fuera no se ve, pero la obra interior es importante"

Las obras de adecuación en la escuela infantil Haurtzaro han costado 550.000 euros y han obligado a cerrar las instalaciones desde septiembre.

El alcalde Joseba Asirón y la comisión de Urbanismo visitan las obras de adecuación de la escuela infantil Haurtzaro de Pamplona CEDIDA 1
El alcalde Joseba Asirón y la comisión de Urbanismo visitan las obras de adecuación de la escuela infantil Haurtzaro de Pamplona. CEDIDA

Las obras de adecuación de la Escuela Infantil Haurtzaro, en el barrio pamplonés de la Rochapea, finalizarán este mes de marzo después de ocho meses de trabajo. Las obras han sido visitadas este miércoles por los miembros de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona.

El Ayuntamiento de Pamplona comenzó en septiembre unos trabajos que fueron adjudicados por un importe de 549.993,40 euros (I.V.A. incluido), a la empresa Excavaciones Fermín Osés S.L. Se trata de adapotar el centro al Decreto Foral 28/2007, que establece los requisitos y condiciones de las escuelas infantiles.

La intervención ha consistido principalmente en dos actuaciones. Por una parte, la demolición interna del ala en la que se encuentran los módulos de Caminantes, Medianos y Mayores de manera que se ha obtenido una zona del edificio totalmente renovada. Por otra parte, se ha ampliado la edificación hasta el límite de parcela en su confluencia con el paseo de los Enamorados, y se pueden distribuir dichos módulos con los renovados criterios del Decreto Foral 28/2007.

Se mantiene de este modo el espíritu de la actual Escuela Infantil, basado fundamentalmente en vivir en torno al patio cubierto que se convierte, con la actual reforma, en el corazón de los módulos al volcar todos en esta zona.

Las zonas administrativas y de servicios, así como el módulo de lactantes, solo han tenido pequeñas actuaciones correspondientes a instalaciones como megafonía, incendios y, puntualmente, abastecimiento de agua.

El propio Ayuntamiento ha reconocido en una nota de prensa que la intervención "es poco visible en el exterior e importante en el interior". Al ser una ampliación de un edificio existente que a su vez ha sufrido varias actuaciones previas, ha buscado "ser importante en el interior pero mimético en el exterior", según las explicaciones ofrecidas por el Consistorio.

Así explican que la ampliación haya pasado desapercibida, a pesar de "descubrir" unos espacios nuevos con mayor seguridad para los niños, y mejores prestaciones de temperatura, ventilación e iluminación.

La E.I. Haurtzaro, situada en el barrio de la Rochapea, permanece cerrada mientras se ejecutan las obras y el alumnado acude desde el inicio del curso a las instalaciones de la cercana E.I. Rotxapea. Ese centro acogió durante el verano una serie de trabajos para eliminar, en parte, los problemas estructurales de humedades que padecía. Está previsto que el alumnado regrese a la E.I. Haurtzaro el próximo curso.

INVERSIÓN DE 2,3 MILLONES DE EUROS EN LAS ESCUELAS INFANTILES

De esta manera, continúa el plan puesto en marcha el año pasado para adecuar todos los centros de la red municipal al Decreto Foral 28/2007, que establece los requisitos y condiciones de las escuelas infantiles.

Se trata de un plan que supone la inversión de más de 2,3 millones de euros solo en reformas para que en el curso 2020/21 las escuelas infantiles de Pamplona estén adaptadas.

Antes de la puesta en marcha del plan, de los doce centros que forman parte del organismo autónomo Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona, 4 cumplían la nueva normativa: José María Huarte, Hello Buztintxuri, Hello Azpilagaña y Printzearen Harresi. En estos momentos son ya 8, tras las adecuaciones llevadas a cabo en Izartegi, Mendillorri, Goizeder y Haurtzaro.

A final de 2018 esta cifra se elevará a 9 tras los trabajos en Egunsenti, con lo que sólo quedará acometer los proyectos de Donibane y Mendebaldea. Al final del plan de adecuación la E.I Rotxapea será reconvertida en espacio familiar y su lugar, como la duodécima escuela infantil, lo ocupará el futuro centro de Lezkairu del que este año comienza el proyecto.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Últimos retoques en una escuela de la Rochapea: "Por fuera no se ve, pero la obra interior es importante"