• miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 14:35
 
 

PAMPLONA

Pamplona tendrá un nuevo gran paseo peatonal gracias a la unión de dos calles

Respecto al transporte urbano comarcal, las dos paradas de villavesa se trasladarán unos pocos metros.

Vista de la calle peatonal Irunlarrea en el barrio pamplonés de Mendebaldea. GOOGLE MAPS
Vista de la calle peatonal Irunlarrea en el barrio pamplonés de Mendebaldea. GOOGLE MAPS

El Ayuntamiento de Pamplona va a construir un gran paso de cebra elevado en la intersección de la calle Irunlarrea con el bulevar de Premín de Iruña, que sustituirá los dos pasos existentes, para mejorar la conectividad.

De esta manera, Pamplona contará con un nuevo gran paseo peatonal en el barrio de Mendebaldea gracias a la unión de estas dos calles, cerradas al tráfico desde su creación pero que siempre habían estado separadas por una carretera.

Se trata de una decisión para mejorar la conectividad entre los dos espacios peatonales, en una carretera en la que se han registrado numerosos atropellos en los últimos años. Asimismo, se ampliará la acera en ese tramo punto, ocupando las actuales paradas de villavesa. Para naturalizar la nueva acera se colocarán cuatro parterres. Esta actuación supondrá también reordenar las plazas de aparcamiento y reubicar contenedores.

Respecto al transporte urbano comarcal, las dos paradas ubicadas en la calle Irunlarrea con Premín de Iruña se trasladan unos pocos metros, manteniéndose junto al paso de peatones. Se ejecutarán nuevas plataformas avanzadas.

También se modificará la parada de la avenida de Barañáin antes de la rotonda de intersección con la calle Irunlarrea. El carril bici ocupará la actual parada que se ubicará en uno de los dos carriles de circulación, justo después del paso de peatones. Estas actuaciones conllevarán la construcción de nuevos sistemas de recogida de aguas pluviales en los puntos en que los que sea necesario.

Todas estas medidas de mejora de la movilidad en la avenida de Barañáin y su entorno implicarán una reducción de la anchura de los carriles para el tráfico rodado y una reducción también de la velocidad de circulación por esa vía. Además, la implantación del carril bici obliga a que la anchura del anillo de circulación de la rotonda de la intersección con la calle Irunlarrea también disminuya, con el consiguiente calmado del tráfico, ha concluido el Ayuntamiento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona tendrá un nuevo gran paseo peatonal gracias a la unión de dos calles