• jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:53

 

 
 

PAMPLONA

Pamplona invertirá 2,3 millones en la urbanización de la II fase del parque de Aranzadi

Esta segunda fase incluye lo relativo a caminos de acceso, conexiones Este-Oeste y la intervención en el bosque de crecida.

Imagen aérea del parque de Aranzadi en Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Imagen aérea del parque de Aranzadi en Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El orden del día de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona del miércoles incluye la propuesta de adjudicación del primer lote de las obras de la segunda fase del parque de Aranzadi que conllevarán una inversión del Consistorio de 2,3 millones de euros. La segunda fase de las obras, tras la primera realizada en 2013 que se centró en la ejecución del parque, se ha dividido entre la urbanización y el lote dos que se centrará en la jardinería y el riego.

De esta forma, se intervendrá sobre 17.000 m2 del meandro de acuerdo a lo diseñado para este espacio de la ciudad por la empresa A221 Arquitectura e Ingeniería. Esta segunda fase incluye lo relativo a caminos de acceso, conexiones Este-Oeste y la intervención en el bosque de crecida.

La propuesta de adjudicación del lote uno es a favor de Apezetxea Anaiak S.L. con un importe de 2.301.254 euros, IVA incluido. El precio de licitación de ambos lotes era de 3.693.295,67 euros, de los que 1 millón de euros se aplicaría en el año 2021 y el resto, hasta cubrir el importe, en 2022.

Las actuaciones realizadas en el parque hasta el momento han consistido en la intervención sobre el vial que delimita el parque en su zona interior, la ejecución de la orla de huertas y los trabajos en el bosque de crecida, además de la ejecución de parte de los caminos del parque. Resta intervenir en los jardines centrales, y en los viales de acceso principales. El parque, en sus dos fases, sumará una superficie total de 150.000 m2 y su diseño tiene en cuenta un triple concepto en el plano técnico: el impulso a la sostenibilidad y la educación ambiental, la puesta en valor de usos tradicionales de ese espacio y el fomento de la economía circular como modelo productivo que minimice el uso de recursos naturales y energía, ha indicado el Ayuntamiento.

SE CONCLUYE UNA CALLE

En la calle de acceso y vuelta a Aranzadi se terminará la configuración, ejecutada en parte en la primera fase y con el vial en 'L', que delimita el parque en su zona interior, utilizando los mismos materiales. Se mejoran peatonalmente los accesos al parque desde la calle El Vergel: uno de los accesos es el que parte junto a la residencia el Vergel y el otro recorrido junto a las instalaciones de Aranzadi.

Se actualizarán y soterrarán las infraestructuras aéreas en todas las zonas en las que se levanta la calle actual. Además, se diseñará una calle que creará un espacio de convivencia del tráfico rodado de sentido único y el tránsito peatonal, teniendo siempre prioridad este último. En la entrada por la calle Vergel se mantendrá la acera de hormigón que ya existe, y 3 metros de asfalto, creándose una franja verde junto a la residencia del Vergel, de uno a dos metros de anchura en la que se dispondrá arbolado, plantas arbustivas y luminarias, de las mismas características a las actuales en la zona del vial en 'L'. ya ejecutado.

En la parte del vial que queda frente al hórreo, se mantendrá la sección existente de 2 metros de hormigón lavado para uso peatonal de la parte Sur y 3 metros de asfalto para el tráfico rodado. Ahí se sumarán 1,5 metros de zonas verdes junto al asfalto y otros 2 metros de hormigón lavado, creando un espacio de paseo o boulevard. En la zona de salida, junto a las instalaciones deportivas de la C.D. Aranzadi, se mantendrá un espacio continuo peatonal de 2 metros de anchura de hormigón lavado y de 3 metros de asfalto.

Dependiendo de las zonas se combinarán distintos tratamientos. Por ejemplo, junto a los edificios de entrada a las instalaciones de las piscinas se producirá un ensanchamiento de desahogo de la actividad, con un acabado de losas de hormigón blanco para poner en valor el acceso. Frente a las piscinas se habilitarán algunos espacios de aparcamiento puntual sobre losas mixtas de hormigón y verde y, junto a las vallas que delimitan la propiedad pública y privada de toda la calle, se planteará un espacio con anchura variable con un tratamiento verde a base de plantas arbustivas y arbolado. Además, en el vial-calle vuelta de Aranzadi se dispondrán bancos de madera con reposabrazos y bancos corridos con acabado de hormigón pulido. También se situarán aparcabicicletas en la entrada de las piscinas.

CAMINO DE CONEXIÓN

La segunda fase de las obras también mejorará las conexiones Este-Oeste, es decir, entre Rochapea, Aranzadi y Chantrea, creando un espacio central en el que convergerán los diferentes ejes y usos del parque. Se creará una zona de estancia que recogerá el Caqui existente, la puerta de entrada a las huertas y el hórreo, con zonas de sombra y mobiliario de descanso (bancos de pies de hormigón y asiento en madera). Se mantendrán libres de obstáculos superficies, amplias, para facilitar la implantación de ferias, mercadillos temáticos u otro tipo de eventos. Junto a la plaza central se planteará una zona de juegos basados en el uso del agua y la arena, para fomentar el carácter natural del parque.

Además, se propondrá un camino de uso peatonal que conecte la pasarela Oeste en la calle Errotazar junto al Museo de Educación Ambiental con la del Este, que desembarca en el desarrollo de Alemanes de 4,5 metros de ancho realizado en hormigón lavado, con una alineación de árboles con el fin de proveer de sombra al recorrido.

Este camino se verá interrumpido al llegar a la zona de la plaza, alrededor del hórreo, donde se colocará un pavimento a base de ARIPAQ, (terroso) que presentará una zona de descanso en la que se colocarán especies arbóreas de gran porte para la creación de espacios con sombra. En ese entorno irán colocados elementos de mobiliario urbano. El pavimento terroso se abrirá también en la zona alrededor del Caqui, que solo se verá cortado en el perímetro del mismo árbol, creando un círculo de 12 metros de diámetro en el que la tierra actual no se verá afectada.

El eje continuará por el lado Oeste con las mismas características que en el lado Este, creando un ensanchamiento en la zona de acceso de la Casa Soto, a base de pavimento de hormigón lavado. En esta zona del eje, se pueden contemplar las huertas. Para su preservación se ha decidido disponer de una franja de 2 metros de tierra vegetal y talud.

REFUERZO DE ILUMINACIÓN EN EL BOSQUE DE CRECIDA

En relación al bosque de crecida, se terminará el camino que limita el bosque de crecida por el Sur con pavimento terroso tipo ARIPAQ y se dotará de luminarias de las mismas características a las del resto del parque cada 15 metros.

Además, se repondrán algunos ejemplares en el bosque para reducir la afección de las crecidas del río Arga y se crearán dos espacios boscosos que acompañarán al camino por el Sur en su inicio y final, creando zonas de estancia en unos ámbitos que en estos momentos no cuentan con vegetación alguna.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona invertirá 2,3 millones en la urbanización de la II fase del parque de Aranzadi