• viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 02:11

 

 
 

PAMPLONA

'La andaluza': la nueva tapería con 'sabor a sur' en el centro de Pamplona

Hace cinco meses que Naylan Barrientos Rodríguez, una mujer cubana, decidió abrir 'La andaluza' para ofrecer frituras típicas del sur en Pamplona.

Bar La Andaluza en la Plaza Blanca de Navarra. MIGUEL OSÉS
Bar La Andaluza en la Plaza Blanca de Navarra. MIGUEL OSÉS

A Naylan Barrientos Rodríguez el amor le hizo hacer las maletas desde Cuba para asentarse en Pamplona hace 15 años. Un viaje no exento de curvas que ahora se desarrolla en medio de freidoras y platos con sabor a sur desde el norte de España.

Ella, cubana. Su comida, andaluza; y el rincón elegido, la plaza Blanca de Navarra. Lo que a priori puede parecer el comienzo de un chiste se ha convertido en el relato vital de esta mujer de 35 años que, hace apenas 5 meses, levantó con sacrificio e incertidumbre la persiana de la tapería ‘La andaluza’.

Casada y con dos hijas, a las que llama sus tesoros, esta emprendedora todoterreno vio la oportunidad de diferenciarse del resto de establecimientos hosteleros de la ciudad en plena crisis sanitaria del coronavirus. ¿Cómo? Instalando un rinconcito de Andalucía en el centro de la capital navarra. “¿Qué mejor marketing que esto?”, ríe.

A Naylan ahora le brillan los ojos. Más que nunca. Quizá sea por esa luz que ha conseguido introducir en un local que durante años ha estado en penumbra.

“Cuando lo cogí no era nada de lo que es ahora”, reconoce. “Me gustan los retos y el local estaba muerto desde hace años”, añade esta mujer mientras habla desde el antiguo bar ‘Everest’ de Pamplona.

Poco tiene que ver con lo que es ahora. De hecho, algunas personas que pasan por aquí le comentan cómo lo ha cambiado. “Antes no era nada y ahora es mi bar”, expone con orgullo Naylan.

Aunque su primera idea fue la de ofrecer desayunos en esta zona de Pamplona, pronto se dio cuenta de que muchas cafeterías cercanas ya ofrecían este servicio.

Quería diferenciarse y que la gente dijera: “Quiero ir allí” porque, según afirma Naylan, “en los bares de Navarra casi siempre tienen los mismos tapeos”. Sin embargo, una llamada lo cambió todo.

“Me contactaron desde la franquicia ‘La andaluza’ y me gustó mucho su visión. Tienen unos precios asequibles, la cerveza es buenísima y añaden el tapeo andaluz; algo que no conocía por aquí”, destaca.

Así fue como esta mujer cubana ha acabado con un local que dispensa tapas del sur en Pamplona. No solo eso. Naylan se ha mantenido fiel a su idea inicial y también ofrece desayunos con tostadas y bocadillos que ella misma, junto a su única trabajadora, Luz; preparan en una cocina situada tras una barra fruto de una potente reforma.

Sin experiencia previa en la hostelería, esta joven de 35 años aprendió en tiempo récord, y durante el confinamiento, a ponerse manos a los fogones. “Cuando algo gusta, lo pillas rápido”, expone.

Cazón en adobo, flamenquines, boquerones o tortitas de camarón son algunas de esas tapas que hacen fuerte a este negocio. “No tenemos productos en barra porque nuestra filosofía es hacerlo al momento”, puntualiza Naylan mientras agradece la formación recibida por parte de la franquicia.

UNA TERRAZA CON SOL ‘CASI’ DEL SUR

Lanzarse a la aventura hostelera en mitad de la tempestad sanitaria del coronavirus es “complicado”, destaca Naylan. Sin embargo, esta mujer reconoce que la pandemia le ha venido bien para "empezar poco a poco”.

“Durante el confinamiento me dio tiempo a hacer las obras y hemos podido abrir paulatinamente”, añade al mismo tiempo que recuerda que "no siempre te ponen las cosas fáciles”.

Precisamente, la terraza fue uno de esos servicios que más quebraderos de cabeza le costó para ponerla en marcha. “Me llevó un montón de tiempo que me dieran los permisos”.

Por su tamaño, ‘La andaluza’ pudo abrir con cuatro mesas pero, gracias a una autorización y al negocio de al lado —que le ha cedido parte del espacio—, ha podido ampliar este rincón privilegiado. "Le da mucho sol y cuando te sientas, no quieres levantarte", sonríe.

Tampoco ha recibido ayudas. "No te lo ponen fácil y lo que te dan por un lado, te lo quitan por otro. Casi todo lo he montado con ahorros y préstamos". Por eso, por el momento, tan sólo trabajan dos personas: ella y Luz.

"Me gustó su carácter, su dinámica y sus ganas de tirar para adelante. Además quería apoyar a la juventud, que estamos un poco parados", destaca.

Naylan sabe que los inicios de un negocio siempre restan y más en una época como esta, pero mira de frente al futuro con optimismo.

Los clientes responden y se siente apoyada en su novedosa propuesta, dice. "Con el tiempo creo que mejoraremos el local con más servicios aunque manteniendo su sabor original".

Ese gusto y alegría que deja el sur a kilómetros del sur, en la casi siempre fría y abrigada Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'La andaluza': la nueva tapería con 'sabor a sur' en el centro de Pamplona