PAMPLONA

Aprender haciendo servicios a la comunidad: Pamplona se convierte en modelo para el resto de comunidades

Pamplona es elegida sede del XII Encuentro Estatal de Aprendizaje Servicio por sus iniciativas pioneras para que los escolares aprendan haciendo servicios a la comunidad

Una imagen de una persona mayor con un joven realizando una tarea. CEDIDA
Una imagen de una persona mayor con un joven realizando una tarea. CEDIDA  

Pamplona ha sido elegida sede del XII Encuentro Estatal de Aprendizaje Servicio, una cita anual que pretende poner en valor y difundir esta metodología educativa donde los participantes, alumnado y profesorado, "aprenden contenidos al trabajar en necesidades reales del entorno, con la finalidad de mejorarlo".

La capital navarra ha sido elegida sede "por sus iniciativas pioneras en este ámbito", de lo que dan cuenta los siete proyectos realizados por otros tantos centros educativos de Pamplona el pasado curso y los que se prevén poner en marcha este año.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, la presidenta de la Red Estatal de Aprendizaje-Servicio (REDAPS), Roser Batlle, y el presidente de la red navarra, Francisco Soto Alfaro, han firmado este jueves en el Salón de Recepciones de la Casa Consistorial el convenio de colaboración para la organización del XII Encuentro Estatal en Pamplona en el año 2019.

De esta forma, la capital navarra tomará el relevo a Coslada, que el próximo diciembre acoge el encuentro de este año. En dicho encuentro, se entregarán los premios del concurso estatal de aprendizaje servicio, en el que cuatro proyectos presentados desde Navarra serán galardonados. Son los centros Sagrado Corazón, Salesianos y Claret Larraona, de Pamplona, más el Colegio de Caparroso.

El aprendizaje-servicio o aprendizaje y servicio solidario es una metodología de trabajo didáctico que "integra el servicio a la comunidad en la que se encuentra enraizado el centro educativo con el aprendizaje de contenidos curriculares, habilidades y valores por parte del alumnado".

"Aúna así la intencionalidad pedagógica con la solidaria, haciendo al alumnado partícipe de su aprendizaje y responsable socialmente", ha destacado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

Esta propuesta educativa se desarrolla en un mismo y único proyecto, en el que los participantes motivados hacia determinada problemática que han conocido o detectado actúan sobre el entorno con intención de mejorarlo.

La interacción entre el aprendizaje curricular y el servicio a la comunidad "intensifica los efectos de ambos". "Por un lado, el aprendizaje mejora el servicio a la comunidad, que gana en calidad de vida y en equidad, y, por el otro, el servicio da sentido al aprendizaje, al permitir que se transfiera a la realidad en forma de acción", ha remarcado.

Así, las experiencias de aprendizaje-servicio permiten a niños y niñas, adolescentes y jóvenes aplicar sus saberes al servicio de las necesidades de su comunidad. Simultáneamente, esta acción solidaria en contextos reales "les permite aprender nuevos conocimientos y desarrollar saberes para la vida, el trabajo y la participación ciudadana".

Este tipo de experiencias permiten "realizar una contribución concreta y evaluable a la vida de una comunidad, y también mejorar la calidad e inclusividad de la oferta educativa formal y no formal", ha destacado el Consistorio.

Tal y como explica la presidenta de REDAPS, Roser Batlle, "es sencillo y es poderoso, porque aunque es una metodología de aprendizaje, no es sólo eso. También es una filosofía que reconcilia la dimensión cognitiva y la dimensión ética de la persona; una pedagogía que reconcilia calidad educativa e inclusión social y una estrategia de desarrollo comunitario porque fomenta el capital social de las poblaciones".

MÁS DE 200 ASISTENTES A LA CONFERENCIA DE ROSER BATLLE

Antes del acto de firma, Roser Batlle ha tenido un encuentro de una hora de duración con personal municipal de las Área de Cultura y Educación, Desarrollo Comunitario, Acción Social, Ecología Urbana y Movilidad Sostenible, Ciudad Habitable y Archivo Municipal, para ver ejemplos de proyectos de aprendizaje y servicio impulsados por otros ayuntamientos de otras comunidades autónomas en colaboración con sus centros educativos, que "han conseguido reducir el absentismo escolar, mejorar la seguridad de los escolares en sus desplazamientos hasta los colegios, mejorar la conservación y limpieza de los entornos escolares, o, simplemente, mejorar la convivencia en los propios colegios".

Además, esta tarde, a las 18.30 horas, y tras una reunión interna con los miembros de la Red de Navarra, la presidenta de la red estatal impartirá una charla en el salón de actos del Colegio San Francisco, dirigida fundamentalmente a docentes y representantes de entidades sociales, para la que se requería inscripción previa y que ha colgado el cartel de "aforo completo" (221 personas).

Roser explica en su blog que las claves del aprendizaje servicio "son muy sencillas porque, en primer lugar, el verdadero éxito de la educación consiste en formar buenos ciudadanos capaces de mejorar la sociedad y no sólo su currículum personal.

En segundo lugar, los niños y jóvenes no son los ciudadanos del futuro, son ya ciudadanos capaces de provocar cambios en su entorno, contribuir a hacer un mundo mejor arreglando el parque cercano a su escuela, aliviando la soledad de los abuelos o contando cuentos a niños más pequeños. Y en tercer lugar, resulta que además, hacer un servicio a la comunidad, ayudar a los otros, es uno de los métodos de aprendizaje más eficaces, porque los chicos y chicas encuentran sentido a lo que estudian cuando aplican sus conocimientos y habilidades en una práctica solidaria".

CONCURSO NACIONAL Y CONCURSO LOCAL

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha en marcha en 2017 el I Concurso de proyectos aprendizaje-servicio con el objetivo de "impulsar en la ciudad este tipo de aprendizaje dado el alto valor que genera tanto para el conjunto de la ciudad como para los mismos escolares". Debido al "éxito obtenido y al alto valor del programa", el Ayuntamiento de Pamplona ha reeditado este año el concurso y lo ha ampliado a todas las etapas educativas.

Así, ha aprobado una segunda edición del certamen para proyectos de aprendizaje servicio en centros educativos públicos y concertados de Pamplona con tres modalidades de premio: para proyectos de Educación Infantil y Primaria; para ESO y Bachiller; y para Formación Profesional. El plazo para presentar proyectos al concurso concluye el 20 de noviembre.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aprender haciendo servicios a la comunidad: Pamplona se convierte en modelo para el resto de comunidades