PREMIUM  PAMPLONA

Pamplona abre el comedor social para personas en exclusión en un nuevo local en la calle Carmen 25

Sustituye el comedor de la calle Navarrería y el Ayuntamiento ha invertido para su adecuación cerca de 190.000 euros.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Esther Cremaes visitan los nuevos comedores municipales. MIGUEL OSÉS
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Esther Cremaes visitan los nuevos comedores municipales. MIGUEL OSÉS  

Pamplona ha abierto en la calle Carmen 25 el comedor social, un recurso para personas con graves necesidades económicas y en situación de exclusión social.

Este espacio se denomina 'On Egin' (Buen provecho) y sustituye desde este jueves al comedor 'Oscus 0,50' que el Ayuntamiento tenía en la calle Navarrería. El nuevo local, además de ofrecer desayunos, comidas y cenas, cuenta con un espacio de ocio y convivencia para los usuarios.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Esther Cremaes, y la directora del Área, Idoia Saralegui, han visitado las instalaciones este jueves junto con miembros de la corporación municipal.

El Ayuntamiento de Pamplona ha invertido un total de 187.573 euros en adecuar este local municipal en desuso para albergar el comedor. Este recurso municipal se puso en marcha en el año 2010 y sirve anualmente alrededor de 49.000 desayunos, comidas y cenas.

En las obras han colaborado además otros recursos municipales. Así, el Centro de Formación para el Empleo de Landaben ha fabricado gran parte del mobiliario. Por otra parte, desde Empleo Social Protegido se han realizado limpiezas para acondicionar el local, se ha colaborado en el traslado del antiguo comedor de la calle Navarrería y se ha ayudado en la elaboración de la placa con el nombre que se ve en la fachada del nuevo local.

El local de la calle Carmen 25 era hasta ahora un espacio vacío que no había tenido ningún uso desde su construcción. El edificio en el que se encuentra se ha rehabilitado recientemente de forma integral, por lo que el local presentaba un buen estado, ha destacado el Consistorio pamplonés en una nota.

Con una superficie de 224 metros cuadrados, el Ayuntamiento de Pamplona ha llevado a cabo obras de adecuación para dotar al local de un espacio de comedor con capacidad para 50 personas (en dos turnos), otro para servir las comidas, otro para colocar la mesa del encargado, y un espacio para el lavado de la vajilla y almacenaje.

Asimismo, se han habilitado dos despachos para educadores de calle, con una pequeña sala de reuniones, y un espacio amplio que puede ser usado para la convivencia y ocio de las personas usuarias. El local no dispone de cocina, dado que todos los alimentos llegan ya cocinados en cajas y termos.

Para ofrecer este servicio, el Ayuntamiento contrata, mediante procedimiento público, la gestión del servicio. La empresa Tallunce SL es la encargada de llevar a cabo el servicio, por un importe anual de 141.970 euros.

Dentro de las propias instalaciones del comedor se ha habilitado un nuevo espacio que se destinará a Centro de Día para las personas más vulnerables de la ciudad. En este espacio, además de facilitar prensa, acceso a internet o juegos de mesa, se pretende contar con el apoyo de un educador social que realice actividades de ocio, asesore a las personas que participan en este recurso y, en ocasiones acompañe a las personas usuarias en sus gestiones o los derive a los educadores de calle.

PERFIL DEL USUARIO

Los destinatarios de este servicio son, preferentemente, personas residentes en Pamplona de entre 18 y 65 años que se encuentran en situación de grave necesidad económica y de exclusión social, afectando la carencia también a la falta de recursos para satisfacer unos mínimos alimentarios.

Además, el comedor municipal es complementario a la acción profesional de trabajo social en las unidades de barrio y/o servicios del área de Acción Social, sirviendo de apoyo en los procesos de incorporación social diseñados desde los servicios sociales municipales.

En 2017, el comedor municipal atendió a 247 personas usuarias diferentes, lo que supuso un incremento del 21,1% con respecto al año anterior. El perfil de persona usuaria es el de un varón (65,59% de hombres frente a un 34,41% de mujeres) de nacionalidad española el 50,66%, y soltero en un porcentaje de 30,77%. Casi el 42,41% de las personas adultas atendidas no perciben ningún tipo de prestación de la administración y casi un 82% están empadronadas en la ciudad.

Las personas usuarias tienen de 25 nacionalidades diferentes. El 55,87% ostentan ciudadanía de países miembros de la Unión Europea. Por nacionalidades, además de 125 personas de origen español (un 50,66%), el comedor acoge, entre otras, a 18 personas marroquíes, 8 de Ecuador, 7 de Nigeria y 7 oriundas de Rumanía. En 2017 se ofrecieron 36.374 servicios (13.758 comidas, 11.436 cenas y 11.180 desayunos). El mes que más desayunos, comidas y cenas se sirvieron ha sido diciembre y el que menos julio.

En lo que va de año (de enero a agosto de 2018), se ha atendido en el comedor municipal a 102 personas, de las que 66 son hombres y 36 mujeres, la mayoría están empadronados en Pamplona (86) y 18 son menores de edad.

Para acceder al servicio de comedor municipal es preciso hacerlo desde las unidades de barrio u otros servicios sociales municipales. En 2017, Casco Viejo, Milagrosa y Rochapea, con 44, 33 y 31 derivaciones respectivamente, fueron las unidades de barrio que más requirieron este servicio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona abre el comedor social para personas en exclusión en un nuevo local en la calle Carmen 25