• lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:15

 

 
 

PAMPLONA

Pamplona prepara ayudas para minimizar los efectos de las inundaciones en edificios e inmuebles

Esta subvención se sumará a un plan de trabajo más amplio, en el que se revisará el protocolo y mejorará los entornos fluviales.

Inundaciones en Pamplona por el desbordamiento del río Arga, en su mayor crecida en 20 años. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Inundaciones en Pamplona por el desbordamiento del río Arga, en su mayor crecida en 20 años. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona está trabajando en la elaboración de una convocatoria de ayudas con carácter plurianual para adecuar los edificios de las zonas inundables de la ciudad ante posibles nuevas avenidas, de forma que se puedan evitar o minimizar los daños ocasionados por el agua.

El presupuesto total, aún sin concretar, dependerá de las necesidades detectadas en las comunidades de vecinos y del consiguiente acuerdo presupuestario, pero superaría el importe de convocatorias anteriores. El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, ha presentado hoy en rueda de prensa, las actuaciones sobre las que está trabajando el Consistorio ante futuras inundaciones.

En lo que se refiere a esta convocatoria de ayudas, estas semanas, personal técnico de las áreas de Seguridad Ciudadana y de Proyectos Estratégicos están manteniendo contactos con administradores de fincas de las zonas afectadas por la riada del pasado 10 de diciembre. El objetivo es analizar qué efectos podrían minimizarse a través de distintas acciones como la colocación de motobombas, la impermeabilización de los sótanos o la protección de las instalaciones eléctricas y cajas de ascensor entre otros elementos existentes en sótanos de los edificios. En función de esas necesidades, se redactará la convocatoria, que prevé ir en línea similares a las que ya se convocaron en 2009 y en 2014, y que estuvieron dotadas con 200.000 y 100.000 euros respectivamente.

Estas subvenciones se inscribirán dentro de un plan de trabajo más ambicioso en el que se pretende mejorar los entornos fluviales de Pamplona. Para ello, se ha creado un grupo de trabajo integrado por el Gabinete de Alcaldía y las áreas de Seguridad Ciudadana, Urbanismo, Vivienda y Sanidad, Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, y Conservación Urbana que analizará cuatro líneas distintas de actuaciones, todas con el objetivo final de minimizar los efectos de las inundaciones en la ribera del río Arga.  En este sentido, se revisará el protocolo de actuación en caso de riada, para garantizar su correcto funcionamiento tanto en las labores de prevención y aviso al vecindario afectado como en el control de acceso y vigilancia de las aguas.

DOS PROYECTOS, 8 MILLONES

Asimismo, el Ayuntamiento de Pamplona quiere impulsar dos propuestas que incidirán directamente en los cauces y entornos del río, que supondrían una inversión de más de ocho millones de euros.

Uno de ellos, desarrollado en colaboración con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, prevé destinar cuatro millones de euros en la intervención en el cauce del Arga y en los colectores de la zona. En estos momentos, ya se han encargado trabajos de topografía, que recogen un análisis en profundidad de cómo se comportó la inundación del pasado mes de diciembre. También se ha puesto en marcha la inspección y revisión de la situación de los colectores existentes y sus registros en el entorno del río Arga en los meandros de Aranzadi, Rochapea y San Jorge.

Estas medidas de refuerzo en colectores y una serie de nuevas medidas para situaciones de grandes avecinas se presentarán a la convocatoria de ayudas que ha abierto el Ministerio de la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con el objetivo de lograr financiación extra.

RUNA 2025

La cuarta actuación de este plan de trabajo incluye la mejora de los entornos fluviales de la mano del proyecto Renaturalización Urbana de Pamplona 2025 (RUNA 2025), y que el Consistorio quiere desarrollar en los próximos cuatro años, con un importe de 4.209.963 euros.  RUNA 2025 aspira a conseguir financiación europea, de la mano de las ayudas a la renaturalización y resiliencia de ciudades 2021, de la Fundación Biodiversidad que ha lanzado el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. El Ayuntamiento lanzó su candidatura el pasado 3 de enero y habrá que esperar a saber si finalmente ha sido uno de los proyectos seleccionados.

El objetivo de este proyecto es completar una red de infraestructuras verdes y azules de la ciudad, tomando los ríos (no sólo el Arga, sino también el Sadar y el Elorz) como ejes vertebradores generales. Se trata, tal y como destacan desde la Oficina Estratégica, de integrar los entornos fluviales y los parques verdes a su alrededor dentro de la ciudad, potenciando su valor natural, corrigiendo los impactos existentes y mejorando su funcionamiento hidráulico. Todo ello servirá para sentar las bases de una ciudad resiliente comprometida con el medio natural, objetivo de la Agenda Urbana de Pamplona – Estrategia 2030.

RUNA 2025 incluye diversas actuaciones, que van desde la ampliación del corredor fluvial en Beloso Bajo hasta la recuperación de una zona inundable en el entorno del polígono de Landaben, de forma que se reduzca la vulnerabilidad de ese espacio industrial. Asimismo, incluye medidas para facilitar la escala de peces en los azudes del Molino de Caparroso, el control de la inestabilidad y la erosión de la margen izquierda entre el azud de San Pedro y el azud de Santa Engracia, y un estudio para aumentar el corredor natural para una mayor resiliencia del barrio de la Rochapea frente a avenidas del río Arga.

El proyecto incluye también acciones para mejorar el control de inundaciones en la avenida San Jorge, la erradicación de flora invasora y la limpieza y mejora de la calidad del agua, además de definir una estrategia de drenaje urbano sostenible para aumentar la permeabilidad del suelo.

Las actuaciones también se extenderán al entorno del río Sadar, donde se prevé incorporar la zona verde del rectorado de la Universidad Pública de Navarra creando una senda peatonal e integrar el campus universitario de la Universidad de Navarra en un gran eje vertebrador. En lo que se refiere al río Elorz, se plantea realizar una reserva fluvial inundable de la desembocadura del río Sadar en el río Elorz y la eliminación de azudes y restos de estructuras presentes en el cauce.

El proyecto RUNA 2025 competirá con otras 98 propuestas lanzadas por distintas ciudades españolas a la convocatoria de ayudas para renaturalización y resiliencia del Ministerio. El presupuesto habilitado para estas actuaciones es de 75 millones de euros, si bien, las 99 iniciativas presentadas ascienden a 346 millones, por lo que el Ministerio calcula que sólo podrá atender el 20% de los proyectos. Está previsto que durante el mes de junio se produzca la resolución de las ayudas y se sepa qué proyectos serán los elegidos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona prepara ayudas para minimizar los efectos de las inundaciones en edificios e inmuebles