PAMPLONA

Pamplona apuesta por proteger y favorecer la evolución de los entornos fluviales en la estructura de la ciudad

Con un coste de 45.375 euros, las medidas se desarrollarán con coherencia urbana y ecológica en sus tiempos y formas de ejecución.

Imágen del río Arga, Pamplona. ARCHIVO
Imágen del río Arga, Pamplona. ARCHIVO

Naturalizar tramos, crear nuevos paseos fluviales, eliminar parte de las huertas, derribar algunos edificios o realizar actuaciones que permitan acceder junto a la orilla son algunas de las propuestas recogidas en el avance del modelo de planificación del río Arga y sus afluentes Elorz y Sadar que ha sido presentado esta mañana en el Consejo de Gerencia de Urbanismo.

Este avance es el resultado del análisis de la trama fluvial del término municipal de Pamplona encargado por el Ayuntamiento. Ha examinado, tramo por tramo, la situación actual de los márgenes de los ríos con todos los elementos que se encuentran en sus alrededores.

Tras el documento presentado hoy está previsto un periodo de consulta público, un desarrollo más pormenorizado de todas las acciones y la redacción de un texto definitivo. Realizado por Tenada, Proyectos y Obras de Ingeniería del Suelo y Medio Ambiental S.L., recogerá en su redacción definitiva medidas y estrategias a corto, medio y largo plazo.

Con un coste de 45.375 euros, establecerá un eje vertebrador general, con visión de futuro y presentará medidas de planificación con coherencia urbana y ecológica en sus tiempos y formas de ejecución.

El trabajo se plantea como una reflexión sobre la manera en la que se quiere afrontar la convivencia con los ríos en Pamplona apostando por la integración de los entornos fluviales en la estructura de la ciudad, manteniendo y potenciando sus valores naturales y urbanos, corrigiendo los impactos existentes y mejorando su funcionamiento hidráulico.

Para ello, propone proteger y favorecer la evolución de los entornos fluviales; hacer tratamientos y usos más adecuados del cauce, riberas y zonas de influencia; recuperar áreas degradadas; dar continuidad al tránsito peatonal; ser refugio de la fauna; compatibilizar usos como el de las huertas o minimizar el impacto de las actuaciones.

PROPUESTAS TÉCNICAS PARA LA REFLEXIÓN 

El documento de avance presentado plantea una serie de posibles actuaciones cuya conveniencia se irá depurando y concretando en fases sucesivas de elaboración del trabajo para definir la intensidad y momento adecuado de afrontación. Empezando en la entrada del río Arga a Pamplona, cerca del límite con Burlada, en el avance presentado hoy plantea la posibilidad de ampliar el corredor fluvial en Beloso Bajo con un camino de 10 metros junto a la Ciudad Deportiva Amaya.

Y para finalizar, en San Jorge, se valora la opción de la demolición de edificaciones del complejo del Molino de Ilundáin y la naturalización del espacio con nuevas plantaciones autóctonas, la creación de un camino de tres metros de ancho para dar continuidad al paseo peatonal incorporando al parque zonas de encharcamiento que permitan desarrollar hábitats de anfibios. A eso se añadiría la posible construcción de pasarela peatonal.

Por el camino, se detallan otra docena de propuestas de actuaciones que conllevan una larga lista de acciones para plantación de arbolado, limpieza de residuos y gestión de madera muerta, retirada de vallados, eliminación de huertas ilegales, demolición de construcciones, ejecución de caminos de distintas anchuras o revegetación de nuevos espacios verdes. Asimismo, plantea retirar setos, controlar vegetación de especies invasoras o prestar atención al movimiento de laderas.

Como actuaciones concretas, el documento reflexiona sobre la conveniencia de eliminar el cruce aéreo de alta tensión que accede a la estación eléctrica del Molino de Caparroso y en la zona de Rochapea plantea un análisis para atenuar inundaciones dentro de la trama urbana con la elaboración de un modelo hidráulico detallado entre el azud de San Pedro y el puente de Cuatrovientos y la restauración del azud de Santa Engracia.

En San Jorge, propone construir una defensa contra grandes avenidas en Trinitarios, la limpieza del bosque cerrado junto al puente de Miluce para evitar riesgos de incendios y el control de las captaciones ilegales de aguas para huertas.

NATURALIZAR EL RÍO EN EL CAMPUS UNIVERSITARIO DE LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

Este modelo de planificación fluvial también se centra en los ríos Sadar y Elorz y en las desembocaduras entre los tres ríos. Por ejemplo, en el Sadar, en el denominado parque fluvial Góngora, propone eliminar las naves industriales y restaurar el terreno, diseñando el parque fluvial protegido frente a inundaciones y con la recuperación de la zona de aparcamiento para espacio del río.

Más adelante, integra el campus universitario de la Universidad de Navarra en un gran eje vertebrador Sadar-Elorz. Para ello, considera conveniente recuperar la vegetación de la ripa, ejecutar varios caminos con anchuras de entre 3 y 5 metros, permitir el acceso peatonal a la margen del río y crear un paseo que conectaría con la futura reserva fluvial de la desembocadura del Sadar en el Elorz.

Esta reserva fluvial conllevaría demoliciones de edificios, casetas y vallados y la restitución del terreno vegetal. En el entorno del Sadar también incluiría la limpieza de lodos en el paseo peatonal y la mejora hidráulica bajo la avenida de Navarra con la construcción de un nuevo puente o paso inferior.

Por lo que respecta al río Elorz, propone la adecuación hidráulica del puente de la avenida de Aróstegui y del tramo de la urbanización del Grupo Urdánoz con la eliminación de algunas construcciones, la mejora ambiental de la ribera y el perfeccionamiento de las condiciones de inundación del Grupo Urdánoz frente a grandes avenidas. Asimismo, plantea una opción de convenio con la S.D.C. Echavacoiz para garantizar la accesibilidad al cauce.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona apuesta por proteger y favorecer la evolución de los entornos fluviales en la estructura de la ciudad