• viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 10:27

 

 
 

SOCIEDAD

El nuevo punto de reparto de alimentos en Pamplona que atiende a 300 familias

Las familias beneficiarias vienen derivadas de la Fundación Banco de Alimentos.

La comisión de Asuntos Ciudadanos del Ayuntamiento visita el punto municipal de reparto de alimentos, gestionado por el Programa de Empleo Social. MIGUEL OSÉS
La comisión de Asuntos Ciudadanos del Ayuntamiento visita el punto municipal de reparto de alimentos, gestionado por el Programa de Empleo Social. MIGUEL OSÉS

Un local municipal de la calle Bartolomé de Carranza número 66 acoge desde este mes de marzo un punto de reparto de alimentos de emergencia, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Pamplona en colaboración con la Fundación Banco de Alimentos. Atiende a unas 300 familias en situación de exclusión social.

No es un punto de acceso directo y libre, sino que las familias beneficiarias vienen derivadas de la Fundación Banco de Alimentos, pues esa manutención no puede ser absorbida por su actual estructura de distribución.

La Comisión de Asuntos Ciudadanos ha visitado este mediodía el local y el servicio habilitado para ese reparto de alimentos. Lo gestiona un nuevo tajo de actividad del programa de Empleo Social Protegido, que ha supuesto la creación de tres puestos de trabajo que ocupan personas en riesgo de exclusión, además de una persona encargada y una trabajadora social.

En ese tajo se pretende formar a las personas en técnicas de almacenaje y distribución, carné de manipulación de alimentos y formación y conocimientos trasversales, para afrontar en mejores condiciones su incorporación laboral una vez finalicen su estancia en el programa, ha destacado el Consistorio pamplonés en una nota.

El tajo de Empleo Social comenzó con la gestión de este servicio el pasado 1 de febrero, aunque ha sido en ese mes de marzo cuando se ha habilitado el punto de entrega en Bartolomé de Carranza, que sustituye al del Oscus en Navarrería. Es un punto de reparto provisional hasta que se acondicione el local definitivo en el paseo de Buztintxuri.

El programa de Empleo Social Protegido es un programa municipal de empleo, subvencionado por el Gobierno de Navarra y cofinanciado por el Fondo Social Europeo, destinado a personas perceptoras de Renta Garantizada y/o en situación de exclusión social, en el que se les dota de habilidades laborales y sociopersonales para la mejora de su empleabilidad, enmarcado en un itinerario de incorporación sociolaboral y un contrato de trabajo.

Durante la crisis originada desde el año pasado por la pandemia del coronavirus, la demanda de cobertura de necesidades básicas ha aumentado de forma considerable, con una especial incidencia en demanda de alimentos.

La estructura de distribución de la Fundación Banco de Alimentos no ha podido absorber toda esa demanda y desde hace más de un año está colaborando con el Ayuntamiento de Pamplona en la búsqueda de soluciones y sobre todo de locales y organización para llevar a cabo sus repartos.

Y en abril se crearon varios puntos complementarios de reparto en los centros comunitarios de Rochapea, Ermitagaña, Milagrosa y San Jorge. En octubre, esos puntos se centralizaron en el Casco Antiguo, en el antiguo Oscus de Navarrería. Para facilitar la accesibilidad y la recogida de los productos por parte de las familias beneficiarias se ha optado por trasladar ese punto de manera provisional al local municipal de la calle Bartolomé de Carranza 66.

De forma quincenal, se reciben los alimentos que se proporcionan desde el Banco de Alimentos y se establecen los lotes para cada familia, de forma equitativa para el consumo de todo el producto recibido. Desde este mes de marzo, se ha completado esa cesta de la compra para las familias con productos de la Escuela Taller de Horticultura como lechugas, escarolas, borrajas, acelgas, guisantes o cebollas.

La Escuela Taller de Horticultura es también un recurso municipal de formación y empleo, destinado a jóvenes de 16 a 30 años, que combina actividad teórica con práctica real en los viveros municipales del parque de Aranzadi. De esta manera, el aprendizaje del alumnado cierra el ciclo con el uso solidario que se está dando a los productos que se cultivan en la Escuela. Un producto de calidad, ecológico y que satisface la denominación de 'kilómetro cero'.

El punto municipal de reparto de alimentos se concibe así como un proyecto integral entre dos entidades, como son el Ayuntamiento de Pamplona y de la Fundación Banco de Alimentos, que pivota en todo momento sobre la población más desfavorecida.

Familias y personas en situación de exclusión social, que necesitan esa ayuda para poder subsistir, no solo son receptoras de esas cestas de la compra con comida, sino que también se convierten en protagonistas del proceso, pues colaboran en el propio punto de reparto a través del Empleo Social Protegido y, en el caso de jóvenes en desempleo dentro de la Escuela Taller de Horticultura, cultivan y producen alimentos que se incluyen en esos lotes que se reparten, han destacado desde el Consistorio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El nuevo punto de reparto de alimentos en Pamplona que atiende a 300 familias