PAMPLONA

Bildu supedita su apoyo a un plan post-Covid conjunto en Pamplona si no conlleva ningún recorte

El principio de acuerdo de las fuerzas políticas presentes en el Ayuntamiento de Pamplona contiene cinco puntos.

Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. EFE
Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. EFE

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha vinculado su apoyo a un eventual acuerdo entre todas las fuerzas con representación en el Consistorio para un plan de inversiones tras el Covid-19 “a no acometer recortes en ninguna partida presupuestaria”.

Así lo ha comunicado en rueda de prensa su portavoz municipal, Joseba Asirón, quien ha señalado que las prioridades de su grupo para este acuerdo pasan por construir una reconstrucción social en Pamplona “que garantice que nadie se quede atrás” y con la creación de herramientas con capital público “para impulsar la creación de empleo y la economía local”.

El principio de acuerdo de las fuerzas políticas presentes en el Ayuntamiento de Pamplona contiene cinco puntos que “garantizan que nadie quedará atrás en los ámbitos competenciales del Consistorio”, ha indicado, a los que el grupo municipal de EH Bildu ha aportado modificaciones.

Ha alabado que se haya podido llegar a un principio de acuerdo entre todas las fuerzas políticas, aunque “el punto de partida no era el mejor porque el equipo de gobierno en el Ayuntamiento presentó unilateralmente un plan”.

Para afrontar los gastos adicionales que conllevará el plan de recuperación para Pamplona ha llamado a que el Consistorio recurra al endeudamiento porque “la buena situación económica en la que quedó el Ayuntamiento durante la pasada legislatura lo permite" antes de afrontar recortes.

Los puntos del plan de la recuperación social para Pamplona incluyen bonos para el impulso de la compra al comercio local, y según la propuesta de EH Bildu al plan “bonificarán parte de la compra, al tiempo que habrá un compromiso de consumo responsable con la economía local”, ha explicado el concejal Joxe Abaurrea.

Estos bonos de potenciación del comercio conllevarían una inversión “en torno al millón de euros” aunque se trata de momento de una estimación. Este punto previsiblemente “se incorporaría al acuerdo final” después de las reuniones mantenidas en los últimos días entre representantes de comerciantes y los cuatro grupos municipales.

El sistema de bonos, por su parte, “puede suponer entre 4 o 5 millones de inyección a la estructura de economía local”, ha adelantado Abaurrea, algo que supondría “un halo de esperanza y de protección para el comercio”.

También se ha apostado desde EH Bildu por ampliar en 200.000 euros para incentivar cuestiones “como el empleo social, escuelas taller o el refuerzo de algunos servicios centrales durante estos días”.

El grupo de EH Bildu ha solicitado 150.000 euros para el sector de la cultura, “muy afectado por esta situación” y en materia de personal han apostado por el teletrabajo “no solo como medida para resolver la situación actual sino que sea un sistema de organización de los servicios municipales”.

El relación con el último punto, que tiene que ver con la vivienda, han cerrado algunas cifras que incluyen “un millón y medio de ingresos, 300 viviendas de alquiler social y su reparto en un 50% para familias vulnerables y otro 50 % para jóvenes”, aunque hay otros asuntos a negociar, ha precisado Abaurrea.

Por su parte, Asirón ha tildado de “buenísima noticia” que se haya realizado un acuerdo con todas las fuerzas políticas, después de que se dijera que el equipo de gobierno “no se iba a sentar a trabajar con EH Bildu”. Asirón ha señalado que es una “muestra de respeto a todas aquellas personas que votaron” a la fuerza abertzale.

Ha considerado que, con este preacuerdo, se ha demostrado que “cuando se quieren buscar soluciones sí que hay margen para trabajar y llegar a acuerdos”.

Por último, ha añadido que se trata de un momento “en que hay que apoyar” las decisiones del Ayuntamiento, entre ellas la suspensión de los Sanfermines, aunque ha tildado de “falta de liderazgo” la actitud de Enrique Maya.

Ha recordado que EH Bildu pidió que se convocara la Mesa de Sanfermines, “mientras que Maya no lo hizo y al final tuvo que hacerlo, pero tarde”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu supedita su apoyo a un plan post-Covid conjunto en Pamplona si no conlleva ningún recorte