PREMIUM  PAMPLONA

Los padres de Donibane plantan cara a Asirón, se quedan en su escuela y exigen seguir en castellano

"Nos quedamos, pero con nuestro equipo de educadoras y con su proyecto. Pedir el traslado supondría asumir la imposición lingüística", mantienen. 

Padres y madres protestan a las puertas del centro Donibane antes de la reunion con Joxe Abaurrea y Maider Beloki por la imposicion del euskera. PABLO LASAOSA 1
Padres y madres protestan a las puertas del centro Donibane antes de la reunion con Joxe Abaurrea y Maider Beloki por la imposicion del euskera. PABLO LASAOSA 1  

Los padres de la Escuela Infantil Donibane han decidido plantar cara a la cacicada de Bildu y Joseba Asirón para tratar de echarlos de su colegio. 

Sin ningún tipo de explicación, la formación abertzale, con el apoyo de Geroa Bai, Podemos e I-E, ha impuesto el euskera en este centro para forzar su expulsión, pero se han encontrado con la fuerte oposición de los padres, que quieren que sus hijos terminen en su centro educativo con sus profesoras. 

Los padres han decidido mantener su matrícula en el centro para forzar así al Ayuntamiento a permitir que sus hijos concluyan su educación en castellano que sus padres escogieron para ellos. De momento el consistorio, sólo les permitiría seguir cambiado de modelo lingüístico. 

Lo hace por ese motivo y, según explican, para no quitar plazas en otros centros a otros niños, que ni siquiera les garantizan. 

"Como afectados por el cambio las familias de Donibane hemos decidido quedarnos, pero manteniendo el modelo educativo y lingüístico actual. Es decir, nos quedamos, pero con nuestro equipo de educadoras y su proyecto. Hemos confirmado plaza porque nuestros hijos tienen derecho a terminar la escolarización en los mismos términos en los que accedieron al servicio. Queremos continuar recibiendo la prestación comprometida por el Ayuntamiento en todo el ciclo 0-3 años", señalan en un comunicado. 

Y mantienen de manera firma: "Pedir el traslado supondría asumir la derrota ante una imposición lingüística que atenta contra nuestra libertad. Además, nadie nos asegura la plaza en otros centros y no estamos dispuestos a quitarle el sitio a otros niños", mantiene con su firma los padres de Donibane. 

"Nuestra decisión exige una reversión inmediata al modelo educativo vigente. Está en juego la educación de nuestros hijos", exigen al consistorio en una carta abierta firmada por los siguientes padres. 

Ramón y Laura, padres de Manuel.

Leo y Maribel, padres de Leo.

Arantza y Alfonso, padres de Jaime;

Sara y Koldo, padres de Aitor.

Elena y Pablo, padres de Héctor y Gabriel.

Natalia y Javier, padres de Leo.

Luis y Marta, padres de Manuel.

Alberto y Aurora, padres de Carla.

Roberto y Desire, padres de Iciar.

Tomás y Marta, padres de Tomás.

Maite y Joseba, padres de Aitor.

María y Álvaro, padres de Álvaro.  

Pablo y Laura, padres de Mateo.

Isabel y Roberto, padres de Juan.

Eduardo y Ana, padres de Lola y Teresa.

Santiago y Mercedes, padres de Gabriela.

Sergio y Montse, padres de Martín.

Iñigo y Laura, padres de Ion.

Javier y Julia, padres de Ángel.

Iñaki y Silvia, padres de Mikel.

Óscar y Maite, padres de Olaia.

Y otras firmas que se suman a esta carta. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los padres de Donibane plantan cara a Asirón, se quedan en su escuela y exigen seguir en castellano