PREMIUM  PAMPLONA

La oposición lamenta el daño causado a las familias de las escuelas infantiles de Pamplona y exigen dimisiones

Enrique Maya ha pedido la dimisión de Maider Beloki mientras que PSN hará lo propio con el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón. 

Enrique Maya, portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona.
Enrique Maya, portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona.  

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Pamplona han lamentado este martes el daño causado a las familias de las escuelas infantiles de Pamplona y han pedido distintas dimisiones dentro del consistorio pamplonés.

Mientras que UPN ha pedido que dimita la concejala de Educación, Maider Beloki, PSN ha asegurado que hará lo propio con el primer edil del consistorio, Joseba Asirón, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra haya confirmado la sentencia que rechazó los cambios de modelo en euskera introducidos por el Ayuntamiento de Pamplona en dos escuelas infantiles.

Estas han sido las distintas posturas de la oposición:

UPN: "LA CHAPUZA DE BELOKI"

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha exigido la dimisión de la concejala de Educación, Maider Beloki, por su "chapuza" en los cambios de modelo lingüístico en varias escuelas infantiles, cuyo rechazo por el TSJN debería llevar al alcalde a "reconocer públicamente el error".

Así lo ha señalado Maya tras conocer la sentencia del TSJN, ante la que el Ayuntamiento debe "retirarse, dar marcha atrás, volver a estudiar el sistema de modelo educativo bien y empezar" de nuevo, y no recurrir en casación ante el Tribunal Supremo, porque el alto tribunal "no va a entrar al fondo del asunto, sobre si el modelo euskera-castellano es el correcto".

"Hoy han dicho los jueces que el modelo es incorrecto, porque el modelo lo tiene que aprobar el Gobierno y no el Ayuntamiento, porque es el Gobierno el que tiene las competencias en Educación", ha indicado el portavoz regionalista, para quien la sentencia confirma que "es nulo todo lo que se ha hecho y en principio hay que dar marcha atrás en todo eso".

Tras subrayar que "los que de verdad han sufrido todo son los padres y madres", Maya ha denunciado que el Ayuntamiento de Pamplona "ha jugado absolutamente con todos" y ha trabajado para "imponer un modelo sin intentar dialogarlo, hablarlo bien, con más tiempo".

Al respecto, ha recordado que UPN propuso en su día una "transición" a un nuevo modelo lingüístico en estos centros 0-3, pero "nunca quisieron nada, nunca aceptaron nada, fueron a la trágala y ahora va el juez y dice que lo han hecho todo mal".

Maya ha aseverado que la responsabilidad política en este tema "es enorme", sobre todo por parte de la concejala de educación y del alcalde, por lo que ha instado a la primera a que dimita, por "poner en un brete" a los padres y a los niños. "Estamos hablando de educación, y eso es terrible", ha resaltado.

Si Beloki no dimite, "el alcalde debería cesarla, porque es una auténtica chapuza", ha agregado Maya, quien ha instado a Asiron a pedir disculpas a las familias afectadas y reconocer los errores cometidos. "Es lo mínimo que debería hacer un alcalde ante semejante chapuza", ha manifestado.
 

PSN: "LA JUSTICIA HA DADO LA RAZÓN A LAS FAMILIAS"

Por su parte, el PSN ha señalado "cómo nuevamente la justicia ha dado la razón a las familias afectadas y a quienes criticamos en su día los irresponsables, atropellados e ilegales cambios lingüísticos adoptados en las escuelas infantiles de Pamplona por el alcalde Asiron y la concejala Beloki, con el consentimiento y apoyo de los grupos del cuatripartito municipal, que ahora el TSJN ha rechazado", alegan desde el grupo socialista, donde piden la dimisión del alcalde. 

Los socialistas han recordado este martes que vienen alertando "contra las políticas del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra y los Ayuntamientos gobernados por las formaciones que le apoyan y que están siguiendo los mismos parámetros de actuación".

El PSN cree "llegada la hora de que acabe la inseguridad jurídica, la incertidumbre constante y la política educativa que prioriza lo lingüístico sobre la calidad de la oferta y la demanda de la ciudadanía".

Por otro lado, los socialistas han manifestado que "la cuestión es qué va a pasar ahora con todas esas familias a las que se causó un perjuicio y hasta cuándo va a tener que soportar la ciudadanía que gobiernos municipales y el Gobierno de Navarra actúen mirando solo por una minoría".

PPN: "HA SIDO SECTARISMO PURO Y DURO"

El PPN ha afirmado que "ha quedado demostrado que el cambio de modelo a euskera en dos escuelas infantiles fue sectarismo puro y duro". "Desde el principio denunciamos que el alcalde de Pamplona y su equipo cometían un grave atropello, guiados única y exclusivamente por una ciega devoción al euskera capaz de barrer con todo", ha manifestado el PPN a través de un comunicado.

Igualmente, los populares han remarcado que "lo único que quería Asiron era introducir esta lengua a toda cosa, y por eso lo hizo de un día para otro y sin estudios que avalaran una decisión. "Poco le importó el grave perjuicio que causaba a decenas de padres que se vieron obligados a cambiar de escuela infantil", han apostillado.

"Ahora, el señor Asiron ha vuelto a recibir otro varapalo después de que la justicia ya se hubiera pronunciado en favor de los padres y en contra de su gestión irresponsable", han añadido.

Así pues, los populares han señalado que "es alarmante contar con un Ayuntamiento que sólo mira por sus intereses identitarios, llevándose por delante a los ciudadanos a quienes representa y desafiando a la Justicia si es necesario, como ya ha demostró colocando la ikurriña de forma ilegal o negándose a reponer el retrato del Rey y los símbolos oficiales en un lugar preferente del Salón de Plenos".

CIUDADANOS: "LA DERROTA ANUNCIADA DE BILDU"

Fernando Sesma, coordinador de Ciudadanos (Cs) en Pamplona, ha afirmado que “la sentencia sobre las escuelas infantiles de Pamplona es una derrota anunciada para la estrategia impositiva de EH Bildu y sus socios de gobierno".

Según Sesma, “los tribunales solo han tenido que confirmar la sentencia sobre algo que toda la ciudadanía de Pamplona ya conocía, un cambio injusto de modelo basado en la imposición de un consistorio capaz de expulsar a decenas de familias de sus escuelas sin reparos” .

En este sentido, Sesma ha insistido en que el Ayuntamiento de Pamplona, su alcalde y la concejala de Educación “deberían dar ahora explicaciones públicas acerca de su empeño en implantar un modelo lingüístico que las familias rechazaban y que a todas luces no gozaba de ningún apoyo ni legitimidad”.

"En ninguna de las reuniones celebradas con las familias a toda prisa se facilitó ningún dato que justificara el cambio de modelo. Tampoco hubo ningún empeño en responder a las preguntas de familias desesperadas ante un desalojo inminente. ¿De verdad no van a dar la cara para pedir perdón por el daño causado?", se ha preguntado Sesma.

En este sentido, el coordinador de Cs ha expresado que “desde Ciudadanos se trabajará por implementar un modelo educativo en el que ni castellano, ni euskera, ni inglés tengan que ser impuestos ni sentirse desprotegidos, sabiendo que las familias y el modelo educativo que han elegido debe ser respetado, jamás impuesto". Asimismo, Sesma ha felicitado a las familias afectadas por el cambio de modelo por "su perseverancia, trabajo y lucha en la defensa de sus derechos y de la educación de sus hijos e hijas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La oposición lamenta el daño causado a las familias de las escuelas infantiles de Pamplona y exigen dimisiones