• sábado, 24 de julio de 2021
  • Actualizado 19:02

PAMPLONA

Las obras para 'ultimar' la calle San Francisco de Pamplona arrancarán en mayo

Los trabajos serán similares a los de la I fase, transformando la calle por completo ya que se pavimentará acera y calzada a la misma altura.

Obras acometidas en la calle San Francisco del Casco Viejo de Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Obras acometidas en la calle San Francisco del Casco Viejo de Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona comenzará el mes que viene con la segunda fase de las obras de calle San Francisco que conllevarán la transformación total de la calle con un diseño más cómodo, amable y accesible ya que se pavimentarán acera y calzada a la misma altura, ampliando las aceras. El diseño será similar al de la primera fase. Además, se generará una nueva línea de sumideros para la recogida de pluviales y para la recogida en la red de saneamiento de las bajantes de los tejados.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación de los trabajos a Construcciones y Excavaciones Erriberri S. L. por un importe de 168.000 euros (IVA incluido.). El plazo para ejecución de esta obra será de 2,5 meses.

De esta manera, aunque la calle San Francisco permite el paso de vehículos, se ha querido darle un carácter más peatonal, eliminando las barreras arquitectónicas que suponen los escalones de los bordillos en las aceras estrechas actuales. Además, la igualdad de nivel entre calzada y acera homogeneiza la calle con el resto del Casco Antiguo (calle Nueva, Zapatería, Mayor, Jarauta…).

MÁS ACERAS Y SIN ESCALÓN

Las obras de esta segunda fase se realizarán en el tramo comprendido entre las calles Eslava y Mayor, y llegarán tras las realizadas el año pasado en la zona comprendida entre las calles Campana y Eslava. El espacio tendrá uniformidad ya que los criterios de urbanización y materiales empleados serán idénticos. Así, la pavimentación que se ejecutará será idéntica a la realizada en las calles Ansoleaga, San Francisco y Jarauta, con los mismos materiales y disposición.

La mejora consistirá en eliminar la urbanización actual, que tiene una disposición tradicional. Ahora se destina un espacio de la vía mucho mayor a la calzada rodada que al uso peatonal, con aceras estrechas (incluso de 60cm) y elevadas respecto a la parte rodada, que, además, incumplen la normativa actual de accesibilidad.

La nueva disposición permite la ampliación de las aceras actuales y elimina del escalón del bordillo. El diseño incluye un carril de circulación de aproximadamente 2,5 m que se pavimentará con hormigón bituminoso, y el resto del espacio para aceras. Estas se realizarán con losetas de 30x20 en color veteado acero y separadas de la calzada por un bordillo blanco.

PROTEGER LA MINETA DE MAMPOSTERÍA

Los trabajos comenzarán con la demolición de la pavimentación, que se realizará con las medidas de protección necesarias teniendo en cuenta que existe una mineta de mampostería, que data de 1810, a la que se derivan las redes de pluviales y las bajantes de esa zona, y que el Ayuntamiento no quiere recargar con nuevas conexiones. La existencia de esa mineta y su mantenimiento volverá a exigir una especial delicadeza en la ejecución de los trabajos con en la primera fase, sin que se utilice maquinaria pesada.

Aunque las rejillas de los sumideros de esta zona están cambiadas más recientemente que en la otra parte de la calle, se atoran fácilmente debido a una mala acometida. Por otro lado, la calle cuenta con el vertido libre de las bajantes de pluviales a la calzada, lo que genera problemas con resbalones.

Teniendo todo ello en cuenta, se dará nueva ubicación de los sumideros de recogida de aguas pluviales, que se colocarán ahora en el centro de la calle ya que se ejecutarán pendientes transversales a dos aguas. Se recogerán también las bajantes de pluviales de los edificios, construyendo una arqueta de 20x20 para facilitar las labores de limpieza, con tapa estanca. Tanto los sumideros, como las bajantes se recogerán agrupadamente en arquetas de diversos tamaños para un mejor funcionamiento y mantenimiento de redes.

SIN ESPACIO PARA MOBILIARIO

Al igual que en la disposición actual, no se señalizarán espacios para aparcamiento ni otros servicios como contenedores ya que se trata de una calle muy estrecha. Esta falta de espacio no permitirá la colocación de barandillas ni otros elementos de mobiliario urbano ni tampoco de elementos vegetales como jardineras o parterres.

Las obras se realizarán en coordinación con la zanja necesaria para la rehabilitación del edificio de las Salesas, en la que está trabajando actualmente la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. De hecho, hasta que esa zanja no esté resuelta, no podrán iniciarse las obras de reurbanización.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las obras para 'ultimar' la calle San Francisco de Pamplona arrancarán en mayo