• miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 10:22
 
 

PAMPLONA

Menores de 30 años de origen magrebí: el perfil de los usuarios del nuevo albergue de Pamplona

El Albergue de Jesús y María es un recurso que complementa de forma extraordinaria el Centro de Atención a personas sin Hogar de Trinitarios.

Albergue Jesús y María de Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Albergue Jesús y María de Pamplona. AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El Albergue de Jesús y María es un recurso que complementa de forma extraordinaria el Centro de Atención a personas sin Hogar de Trinitarios; entre los dos pueden acoger más de 100 personas en situación de sinhogarismo. Gracias a un convenio interadministrativo con Gobierno de Navarra que ha supuesto una aportación de 100.000 euros concepto de pago extraordinario y urgente, el Ayuntamiento de Pamplona abrió el pasado 5 de enero este espacio situado en la calle Compañía para acoger a personas que viven en la calle ante las bajas temperaturas del invierno.

Esta mañana la concejala delegada del Área de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, María Caballero, ha explicado en la Comisión de Asuntos Ciudadanos que, en estos momentos, seis días después de su apertura, la iniciativa ha sido bien acogida ya que la ocupación media de sus 50 plazas ha sido de entre 35 y 40 personas cada día. Este espacio, que funciona habitualmente como albergue turístico o de peregrinos que realizan el Camino de Santiago, se ha puesto a disposición de las personas que se encuentran en situación “de calle” en la ciudad. El perfil apreciado en estas primeras jornadas es de usuarios, menores de 30 años y en un 85% de procedencia de países del Magreb. Aunque los cuatro primeros días de forma preventiva hubo acompañamiento de Policía Municipal y DYA, en el recurso está habiendo un buen nivel de convivencia.

En estos momentos el Albergue de Jesús y María mantiene un horario de 20.30 a 8.30 horas y lleva asociadas cuatro figuras educativas de acompañamiento social y está perfilado como un recurso de baja intensidad que incluye cena, pernocta y desayuno, además de lo relativo a la higiene personal, las instalaciones disponen también de aseos y duchas.

Este recurso se abre de manera excepcional con motivo de las bajas temperaturas y complementa la oferta del albergue municipal de Trinitarios, que tiene completas sus 58 plazas. El ‘Protocolo contra el Frío’ es una de las intervenciones que se realizan desde el Ayuntamiento orientadas a las personas sin hogar y su objeto es coordinar los medios técnicos y humanos que deben utilizarse con las personas que duermen en la calle durante situaciones de emergencia provocadas por inclemencias meteorológicas. En este caso, la decisión de apertura de este albergue viene a sustituir el alojamiento excepcional que se abordaba a través de vales para pensiones u hostales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Menores de 30 años de origen magrebí: el perfil de los usuarios del nuevo albergue de Pamplona